México: denuncian ataques a indocumentados

Hombre y cerca (foto de archivo)
Image caption Las autoridades mexicanas se comprometieron a investigar el caso de los salvadoreños asesinados.

En el sureste de México las agresiones hacia indocumentados centroamericanos no se detienen, según denuncian organizaciones civiles. El clima de violencia llega a tal nivel, que la cancillería de El Salvador demandó al gobierno mexicano que garantice el respeto a los derechos humanos de los migrantes de ese país.

Recientemente cuatro salvadoreños fueron asesinados en la frontera sur de México. Además, dos mujeres sufrieron abuso sexual.

El caso fue denunciado por el viceministro para Salvadoreños en el Exterior, Juan José García, ante el Ministerio de Relaciones Exteriores de México.

En la agresión hay policías federales involucrados, señaló Alejandro Solalinde, responsable de la Pastoral de Movilidad Humana de la Iglesia Católica en el sureste de México.

"Lo hemos denunciado varias veces, pero los ataques y robos a los migrantes siguen todos los días", dijo en conversación con BBC Mundo.

Más violencia

Las autoridades mexicanas se comprometieron a investigar el caso de los salvadoreños asesinados y detener el clima de violencia hacia indocumentados centroamericanos, informó Salvador Beltrán, subsecretario para América Latina y el Caribe de la cancillería.

Organizaciones civiles han dicho que el compromiso debe acompañarse de acciones concretas.

Los abusos contra centroamericanos ocurren diariamente, sobre todo en poblaciones de la frontera entre México y Guatemala, señaló la organización Sin Fronteras, que defiende los derechos de los indocumentados.

El sitio con más denuncias es la zona de Arriaga, Chiapas, en el sureste, de donde parte una línea de ferrocarril hacia la frontera con Estados Unidos. Miles de centroamericanos utilizan el tren para cruzar el país.

La violencia en esta población alcanza niveles críticos, e incluso el gobierno de El Salvador abrió un consulado en la zona para atender denuncias de ataques a sus ciudadanos.

Secuestros

Uno de los problemas más graves es el secuestro de migrantes, sobre todo por bandas vinculadas a la delincuencia organizada, según documentó la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

De acuerdo con el organismo, en 2009, unos 20.000 centroamericanos fueron secuestrados en el país.

El 18% de las víctimas fueron migrantes de El Salvador. La mayoría eran hondureños, informó la CNDH.

Los abusos sexuales contra mujeres indocumentadas también son frecuentes, dijo Solalinde.

"Son pocas las que escapan de una violación o un abuso. La mayoría no denuncia, prefieren seguir su viaje a Estados Unidos".

Además, la violencia hacia los migrantes causa otros problemas.

Autoridades sanitarias de algunas ciudades fronterizas de Chiapas, como Tapachula, reconocieron que los hospitales no pueden atender a todos los indocumentados heridos que necesitan atención médica.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.