Suspenden ley de medios en Argentina

Congreso de Argentina
Image caption La justicia cuestionó la tramitación parlamentaria de la ley de medios.

Una jueza argentina notificó este jueves la suspensión de la ley de medios audiovisuales que el oficialismo aprobó en octubre tras largos y acalorados debates en el Congreso.

La medida se produce tras aceptarse una acción de amparo que fue presentada el año pasado en la provincia de Mendoza por un diputado de la oposición.

La magistrada Olga Pura de Arrabal suspendió la vigencia de la polémica ley por considerar que su tramitación parlamentaria y posterior aprobación no cumplió con los requisitos debidos.

Así lo habían denunciado los opositores al gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, quienes alegaron irregularidades durante el paso del proyecto de ley por la Cámara de Diputados.

A pesar de que el anteproyecto había recibido más de 200 modificaciones durante su tratamiento en tres comisiones de Diputados, el oficialismo convocó una sesión especial de la Cámara Baja para debatirla apenas horas después de esos cambios, y no esperó los siete días reglamentarios.

Esa situación fue invocada por los legisladores de la oposición para retirarse del recinto antes de la votación en la Cámara Baja. No obstante, la ley fue aprobada por los diputados oficialistas, que tenían quórum propio.

Claves de la ley de medios

Controvertida ley

La ley, que luego fue sancionada por el Senado en octubre, divide el espacio radioeléctrico en tres partes iguales entre el Estado, el sector privado y las organizaciones sin fines de lucro.

Image caption El grupo Clarín es uno de los más afectados por la ley de medios audiovisuales.

También crea un nuevo ente regulador y obliga a las empresas a renovar sus licencias cada dos años.

Asimismo, prohíbe a una empresa poseer señales de televisión abierta y por cable simultáneamente.

Uno de los artículos más controvertidos es el que reduce de 24 a 10 los servicios abiertos de radio y televisión en poder de un solo dueño.

Según el gobierno, la nueva legislación busca "desmonopolizar" el mercado de los medios, actualmente concentrado en pocas manos.

Sin embargo, la norma que obliga a los grupos mediáticos que superen el nuevo cupo a vender los medios excedentes en el plazo de un año, generó airadas críticas de la oposición y de la prensa, que lo considera una forma de presión por parte del gobierno.

Analistas consultados por BBC Mundo coinciden en que el principal afectado por esta disposición es el Grupo Clarín, el más grande conglomerado argentino de empresas mediáticas, que mantiene un duro enfrentamiento con la mandataria Fernández y su marido, el ex presidente Néstor Kirchner (2003-2007).

Lea: Medios y gobiernos en pie de guerra

Otros fallos

Esta no es la primera resolución judicial en contra de la nueva ley de medios.

Un juez federal en Buenos Aires ya había suspendido el plazo de un año para que el Grupo Clarín se deshaga de sus medios excedentes.

El magistrado Edmundo Carbone consideró que la cláusula altera los derechos adquiridos de la empresa, cuyas licencias fueron renovadas por diez años en 2005 por el propio Néstor Kirchner.

Otro juez federal en la norteña provincia de Salta también había suspendido la aplicación de ese artículo y el de los referidos a la multiplicidad de licencias.

A pesar de estas trabas legales, el gobierno avanzó en la aplicación de la legislación, y ya nombró a las autoridades del nuevo ente regulatorio.

Se da por sentado que el oficialismo también apelará las decisiones judiciales adversas.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.