Paraguay pide extradición a Brasil

El gobierno paraguayo solicitó a su par brasileño la cancelación del estatus de "refugiados políticos" de tres personas a quienes acusa de secuestro y de tener vínculos con un grupo guerrillero.

Image caption El gobierno paraguayo quiere extraditar a tres activistas de izquierda asilados en Brasil.

El viceministro de Relaciones Exteriores de Paraguay, Manuel María Cáceres, entregó este viernes en Brasilia la solicitud oficial para que Juan Arrom, Anuncio Martí y Víctor Colmán puedan ser procesados por la justicia paraguaya.

Arrom, Martí y Colmán, que están acusados de secuestrar a la esposa de un empresario en 2001, tienen el estatus de refugiados y cuentan con la protección del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para Refugiados (ACNUR) y del Estado brasileño.

El presidente Fernando Lugo aprobó, en una reunión de ministros realizada el lunes último, solicitar el fin del refugio político de los tres hombres.

Arrom, Martí y Colmán, que en 2001 dirigían un pequeño partido de izquierda, Partido Patria Libre, son vinculados al grupo guerrillero Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), a quien se le atribuye el reciente caso de secuestro del ganadero Fidel Zavala.

El gobierno sostiene que los miembros del EPP son adiestrados por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Según la solicitud planteada por la cancillería de Paraguay "existen sobrados motivos para señalar que se debe aplicar la cancelación o revocación del estatus de refugiados de estas personas" pues no deberían haber recibido la protección internacional.

Lea: Paraguay: crece el escándalo

Secuestradores secuestrados

Tras haber sido imputados por el Ministerio Público como presuntos secuestradores, Juan Arrom y Anuncio Martí fueron secuestrados en enero de 2002 por agentes de la Policía Nacional y de la entonces Policía Judicial.

Image caption Lugo aprobó el lunes la solicitud de extradición.

Luego de 15 días de intensa búsqueda, familiares de Arrom los encontraron en la casa de un comisario con rastros visibles de haber sido sometidos a tortura.

Alegando una supuesta falta de garantías para someterse a juicio, los tres dirigentes izquierdistas abandonaron el país en 2003 y obtuvieron refugio político del Estado brasileño, bajo protección del ACNUR y de Caritas Internacional.

Este caso contra el Estado paraguayo fue presentado ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de la OEA, quien lo admitió en 2008. El Estado paraguayo está acusado y debe responder por delitos de lesa humanidad.

Lea: Paraguay: "excesos" contra guerrilla

Pocas probabilidades

En el año 2006, Paraguay presentó un último pedido de extradición de los tres procesados, solicitud que fue rechazada por Brasil debido a que los requeridos contaban con el estatus de refugiados.

"Somos conscientes que la política en cuanto a refugio que sostiene Brasil es bastante intransigente", dijo a la prensa el ministro de Justicia, Humberto Blasco, dejando entrever la posibilidad de que sea rechazada la solicitud.

Por su parte, para el defensor de los derechos humanos, el abogado paraguayo Martín Almada, la cancillería hará un "papelón" al enviar a Brasil la solicitud de cambio de status de Arrom, Martí y Colmán.

"Será papelón histórico porque anteriormente ya fue rechazado un pedido extradición y la presente solicitud no aporta nada nuevo", le dijo Almada a BBC Mundo.

"Lo que se debe hacer es una revisión total del expediente porque todo se hizo mal y hay muchas cosas ocultas en este caso", manifestó Almada.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.