Detenido gobernador de Brasilia

El gobernador del Distrito Federal de Brasilia se entregó este jueves ante las autoridades tras una orden de detención preventiva emitida por el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) en medio de acusaciones de corrupción en su administración de la capital del país y un presunto intento de sobornar a un periodista.

Image caption El TSJ investiga una supuesta red de corrupción en el gobierno de la capital brasileña.

El gobernador del Distrito Federal, José Roberto Arruda, decidió entregarse a la policía este jueves momentos después de que su prisión fuera decretada por el TSJ”, señaló desde Brasilia la periodista de BBC Brasil, Fabrícia Peixoto.

El escándalo se hizo público en noviembre del año pasado. Arruda llegó a la superintendencia de la Policía Federal en Brasilia con un escolta de varios agentes de seguridad que viajaban en seis vehículos.

“Por 14 votos contra dos, los ministros de la Corte Especial del TSJ decidieron decretar la detención y determinar su remoción del cargo por considerar que si estuviera en libertad el gobernador podría obstruir la investigación del caso”, agregó Peixoto.

El procurador general de la República, Roberto Gurgel, igualmente señaló en la tarde del jueves que presentaría ante el TSF una solicitud para intervenir el gobierno del Distrito Federal, con lo cual podría sacar del gobierno a todos los funcionarios que han trabajado con Arruda.

Lea: Escándalo político sacude a Brasil

Nuevos videos

La decisión judicial fue tomada tras conocerse nuevos videos difundidos por la Policía Federal en los cuales Arruda supuestamente intentaba sobornar al periodista Edson dos Santos, uno de los principales testigos en la investigación de una red de corrupción en la administración de la capital brasileña.

Image caption El caso de Arruda podría influir en las próximas elecciones presidenciales.

Los abogados defensores del gobernador ya presentaron una solicitud de hábeas corpus ante el TSF, que deberá ser analizada por el juez Marco Aurélio Mello.

La alta corte también decretó la detención preventiva de otras cinco personas supuestamente involucradas en el escándalo.

“Con la remoción de Arruda, el puesto pasa a ser ocupado por su vicegobernador, el empresario Paulo Octavio”, dijo Peixoto.

“Sin embargo, Paulo Octavio también ha sido nombrado en el auto de acusación de la investigación del supuesto esquema de corrupción en la capital del país”, agregó.

El escándalo podría manchar la imagen del Partido Democratas (DEM) de Arruda, de tendencia de derecha, de cara a las elecciones generales del 3 de octubre.

Su agrupación está aliada con el principal candidato presidencial de la oposición, el gobernador del estado de Sao Paulo, José Serra, del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB).

Lea: brasileños piden elecciones "limpias"

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.