Londres: legítimo explorar en las Falklands

Plataforma petrolera Ocean Guardian
Image caption Desire Petroleum contrató la plataforma petrolera Ocean Guardian.

Las operaciones de exploración y explotación de hidrocarburos en la cuenca norte del archipiélago de las Islas Falklands o Malvinas comienzan tras años de preparación y en medio de temores de una escalada de tensiones entre el Reino Unido y Argentina.

Contratada por la compañía británica Desire Petroleum, la plataforma petrolera Ocean Guardian inicia trabajos de exploración petrolera y gasífera que, de resultar exitosos, podrían transformar radicalmente la economía de las islas e incluso ocasionar lo que medios de prensa han bautizado como una "fiebre del oro negro".

Y, aunque las expectativas son altas y consultores de la industria de hidrocarburos sostienen que podría haber más de 3.000 millones de barriles de crudo bajo las aguas, Londres pide cautela.

Consultado por BBC Mundo, un portavoz del Ministerio británico de Relaciones Exteriores reconoció que "los hidrocarburos podrían jugar un papel significativo en lograr un mayor desarrollo económico sustentable en las islas", pero a la vez remarcó: "Debemos esperar los resultados de la exploración".

Del mismo modo, como dijo el periodista de la BBC Jon Cronin, geólogos que han trabajado en los últimos años en determinar el potencial de crudo de la zona han pedido no precipitarse a pesar de que en la industria petrolífera se ha venido especulando con que los isleños podrían llegar formar parte del club de "los más ricos del mundo".

La economía del archipiélago del Atlántico Sur de unos 3.000 habitantes, que llevó al Reino Unido y a Argentina a la guerra en 1982, cuenta con la pesca y la ganadería ovina como sus principales rubros.

"Legítimo"

El comienzo de las actividades a unos 160 kilómetros al norte del archipiélago ha generado nuevos cruces en la arena diplomática. Según Buenos Aires, las operaciones constituyen una violación del derecho internacional y podrían dar lugar a demandas judiciales en el futuro, como señalaron corresponsales de la BBC en Argentina.

En respuesta, el vocero de la cancillería británica contactado por BBC Mundo expresó: "Como reaccionen los argentinos es algo que les compete a ellos. Estamos absolutamente claros de que se trata de un asunto legítimo en las aguas de las Islas Falklands".

La cancillería le confirmó a BBC Mundo que el 2 de febrero pasado, Buenos Aires llamó a consultas al Encargado de Negocios de la embajada británica, al que le entregó una carta de protesta.

"Continuaremos reiterando nuestra posición de que no tenemos dudas acerca de nuestra soberanía sobre las Islas Falklands y las áreas marítimas circundantes", agregó el portavoz británico.

A la vez reiteró que "Argentina es un socio importante para el Reino Unido. Tenemos una relación cercana y productiva en una gama de temas bilaterales y multilaterales, que incluyen la situación económica global (particularmente en el G20), los derechos humanos, el cambio climático" y otros.

En aguas británicas

Aunque la plataforma petrolera es contratada por la compañía Desire Petroleum, otras tres firmas británicas -Rockhopper, BHP Billiton y Falklands Oil and Gas- tienen contratos para efectuar exploraciones utilizando la Ocean Guardian.

Image caption La protección del ecosistema es asunto clave.

Según le dijo a BBC Mundo el vocero de la cancillería británica, el gobierno de las Falklands, en coordinación con las autoridades del Reino Unido, y las empresas comerciales involucradas en el proyecto, han estado trabajando para "asegurarse de que todas las perforaciones exploratorias se adhieran a los requerimientos internacionales establecidos para esas prácticas".

Además, de acuerdo con la misma fuente, "las compañías que están perforando bajo las aguas de las Islas Falklands tienen que cumplir con los mismos requerimientos medioambientales y otros requisitos igual que si estuvieran perforando bajo las aguas del Reino Unido".

Y es que, según sostiene Jon Cronin de la BBC, la protección del "impecable ecosistema" del archipiélago, en caso de que despeguen las actividades comerciales relacionadas con el crudo, constituye un aspecto clave que a ninguna de las partes le interesa descuidar.

Lea: Buenos Aires protesta

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.