Buenos Aires protesta por exploración en las Malvinas

Vista de la isla de Falklands
Image caption Isla de Falklands, donde se está llevando a cabo la explotación de carburos.

El inicio de actividades de perforación de hidrocarburos en las islas Falklands/Malvinas recrudeció las tensiones entre el Reino Unido y Argentina, que en 1982 se enfrentaron militarmente por la soberanía del territorio.

Esa guerra concluyó con la derrota argentina y un saldo de 650 soldados argentinos y 270 militares británicos muertos.

El reclamo del país sudamericano por el archipiélago ubicado al sur del Océano Atlántico lleva más de 170 años y aún se mantiene.

En una nota enviada a la cancillería británica, el gobierno argentino expresó su "más enérgica protesta" por los planes de explotación.

"Argentina advierte nuevamente al Reino Unido sobre la ilegalidad y consecuencias de este nuevo acto unilateral, así como a todos los actores privados involucrados, que serán pasibles de futuras demandas judiciales en los máximos tribunales por la potencial exploración y explotación de recursos argentinos", le señaló una alta fuente de la cancillería argentina a BBC Mundo.

Esta semana el gobierno argentino también frenó un embarque de la empresa argentina Techint, por sostener que "el buque habría sido utilizado para el abastecimiento de insumos vinculados con las actividades de la industria petrolera promovidas ilegítimamente por el Reino Unido en las islas Malvinas".

Techint rechazó la acusación y negó haber enviado tubos petroleros con destino a las islas en disputa.

El canciller argentino, Jorge Taiana, señaló este jueves que Buenos Aires incluirá las denuncias por la explotación petrolera en la presentación que realizará en junio ante el Comité de Descolonización de las Naciones Unidas.

No más cooperación

Image caption Argentina condena "acto unilateral" del Reino Unido.

Según la diplomacia argentina, fueron "acciones unilaterales británicas", como la autorización a llevar a cabo la explotación de hidrocarburos, las que llevaron a Buenos Aires a poner fin al acuerdo de colaboración que mantenían ambos países, desde 1995.

En marzo de 2007 el gobierno argentino dio por terminada la Declaración Conjunta argentino-británica que proponía una cooperación sobre “actividades costa afuera en el Atlántico sudoccidental”.

El gobierno británico lamentó la decisión argentina. En un comunicado lo consideró “un paso atrás” en la relación.

"Aunque ha habido poca actividad conjunta bajo ese acuerdo de 1995 (…) la declaración estaba diseñada a permitir la cooperación sobre asuntos prácticos de beneficio mutuo en la explotación de recursos de hidrocarburo", destacó la misiva oficial.

A fines de 2009 el Congreso argentino también sancionó una ley que le da a la sureña provincia de Tierra del Fuego jurisdicción sobre las islas del Atlántico Sur, entre ellas las Malvinas/Falklands, las Georgias y las Sandwich del Sur, disputadas con el Reino Unido.

El gobierno de Gordon Brown rechazó la nueva ley y envió a Argentina una nota de protesta para expresar su disconformidad.

Lea: Londres: legítimo explorar en las Falklands.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.