Sede inflable para el gobierno haitiano

El primer ministro de Canadá, Stephen Harper, junto al presidente de Haití, René Preval
Image caption Canadá es el segundo país del mundo que más dinero dona al país caribeño, detrás de Estados Unidos.

El gobierno de Canadá anunció este lunes que colaborará en la construcción de sedes temporales para el gobierno de Haití, después de que un terremoto destruyera la mayoría de los edificios institucionales del país, incluyendo el palacio presidencial y la Asamblea Nacional.

El primer ministro canadiense, Stephen Harper, dijo que su país pagará US$12 millones para levantar un campamento de ministerios, en el que podrían trabajar los funcionarios gubernamentales durante un año.

Su construcción comenzará tan pronto como el gobierno local confirme el lugar en el que será levantado, dijeron portavoces canadienses tras el encuentro entre Harper y el presidente René Preval.

Cuando el sismo destruyó o dejó inutilizables muchos edificios del Estado hace más de un mes, el gobierno de Haití tuvo que buscar oficinas improvisadas en lugares como estaciones de policía.

Ministerios prefabricados

Ahora, la llamada Base Administrativa Gubernamental Temporal estará compuesta por módulos prefabricados y estructuras inflables que albergarán las oficinas de los gabinetes principales del gobierno haitiano.

Canadá —el segundo país del mundo que más dinero dona al país caribeño, detrás de Estados Unidos— también proveerá de equipos informáticos, escritorios y material de oficina estos despachos.

Image caption Muchos edificios estatales se vinieron abajo con el sismo, incluyendo el Palacio Nacional.

Harper, que se encuentra en Haití en una visita de dos días, dijo que igualmente se ocuparán del suministro de electricidad, agua y sistemas de refrigeración y sanitarios.

Se estima que pasarán años antes de que la infraestructura del país sea recuperada.

"La escala del desastre es masiva, harán falta más de cinco años para que la población vuelva a ponerse en pie", dijo a BBC Mundo Harjeet Singh, representante de la ONG Action Aid Internacional.

Derrumbe en escuela

El terremoto del pasado 12 de enero mató al menos a 230.000 personas, incluyendo 31 canadienses, según cifras oficiales.

También este lunes murieron al menos tres niños cuando parte de su escuela se vino abajo en la ciudad de Cap-Haitien, en el norte del país.

La agencia de noticias AFP aseguró que un deslave producido por las lluvias de los últimos días provocó el derrumbe del edificio.

El gobierno de Haití permitió a comienzos de mes que las escuelas en las zonas menos afectadas por el sismo reabrieran sus puertas.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.