Venezuela: multas por alto consumo de agua

Grifo de agua. Foto de archivo
Image caption En la capital ya opera, desde hace varios meses, un racionamiento programado de dos días por semana.

Un esquema de multas, similar al que funciona para el servicio de electricidad, se aplicará a quienes consuman agua en exceso, anunció este miércoles el gobierno de Venezuela.

El ministro de Ambiente, Alejandro Hitcher, dijo en una entrevista con la prensa local que el nivel de los embalses "sigue crítico", por lo que se impone no sólo un ahorro en energía eléctrica (generada principalmente por agua).

Esto a pesar de que aseguró que en la ciudad de Caracas "hay reservas para 370 días, aunque no cayera ni una gota de agua". Pero eso "no significa que se pueda hacer uso irracional del servicio", afirmó el alto funcionario.

En la capital ya opera, desde hace varios meses, un racionamiento programado, a razón de dos días por semana para las diferentes zonas.

Límites y multas

El límite máximo que se permitirá al sector residencial sin incurrir en sanciones será de 40 metros cúbicos al mes, que se cobrarán a razón de US$0,23 por unidad. El precio será incrementado progresivamente hasta un monto de US$1,16 por encima de los 100 metros cúbicos.

En aquellos casos en que el usuario reincida en consumir de más, le será suspendido el servicio temporalmente.

"Como con la electricidad, se trata de un aumento de tarifas", le dijo a BBC Mundo el presidente de la Asociación de Usuarios y Consumidores (Anauco), Roberto León Parilli.

"Hubiera sido más transparente y hubiera tenido un menor rechazo entre la población, si en vez de castigar se hubiera decretado un incremento general de tarifas junto con un incentivo en la forma de descuentos para quienes reduzcan su consumo", añadió.

Para León Parilli, el caso de la electricidad y del agua evidencian la implementación de una "línea dura desde el punto de vista de las políticas públicas", que podría repetirse en otras áreas, como los alimentos.

Ofertas extranjeras

Image caption En enero pasado el gobierno levantó en menos de 24 horas un esquema de cortes eléctricos en Caracas.

Mientras tanto, las informaciones siguieron yendo y viniendo este miércoles en relación con la situación de suministro eléctrico, que atraviesa una crisis atribuida por el gobierno venezolano a una fuerte sequía que afecta la principal central hidroeléctrica del país.

La oficial Agencia Bolivariana de Noticias anunció que un nuevo plan de racionamiento sería implementado a partir de la medianoche de este miércoles. La noticia fue luego retirada de internet y la versión negada por fuentes consultadas por medios locales.

En enero pasado el gobierno levantó en menos de 24 horas un esquema de cortes en Caracas por considerar que generó "efectos no deseados".

Por otro lado, está en el tapete una oferta de Colombia de venderle electricidad a Venezuela. Primero el vicepresidente y jefe del "alto mando" de electricidad, Elías Jaua, descartó esa posibilidad; luego el ministro de Energía, Alí Rodríguez, dijo que analizarían la propuesta y poco después el mismo Rodríguez consideró que había motivaciones políticas detrás de la misma, lo que la hacía poco clara.

De acuerdo con portavoces oficiales colombianos, será este jueves cuando Bogotá formalice su oferta.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.