Última actualización: miércoles, 24 de febrero de 2010 - 06:10 GMT

Un viaje al interior del terremoto en Haití

Entrevistados por la BBC en Leogane

Cuatro entrevistados hablaron de lo que pasó y lo que pasará en Leogane.

Algunos medios de comunicación la llamaron "la ciudad más cercana al epicentro del terremoto" de Haití, otros recurrieron a las declaraciones de un representante de las Naciones Unidas -que estimaba una destrucción de entre el 80 y el 90% de la infraestructura local- para hablar de la "región más destruida".

En las palabras elegidas para describir a Leogane el "más" parece repetirse incansablemente: "más derrumbes, más desolación, más ruinas, más miseria".

BBC Mundo viajó a esta ciudad ubicada a unos 20 kilómetros al oeste de Puerto Príncipe para saber cómo era su realidad más de 30 días después de que el sismo del pasado 12 de enero destruyera casi por completo los edificios, el cementerio, las escuelas y afectara para siempre la vida de unas 130.000 personas.

A partir del testimonio de cuatro personas -un médico cubano, una enfermera haitiana, el director de un orfanato local y una funcionaria de UNICEF- reconstruimos los momentos posteriores al sismo.

El doctor Jorge Balseiro, Frances, Gesner Cledo Nozil y la doctora Andrea Helena Oess también relataron a BBC Mundo las condiciones en que vive actualmente la comunidad de Leogane y analizaron la vida que les espera a sus habitantes en los próximos meses, marcados por la amenaza de la temporada de lluvias, la inexistencia de escuelas y las enfermedades propias del período que sigue a una tragedia de esta naturaleza.

El pasado

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Reproduzca el contenido en Real Player o Windows Media

En Leogane comprobamos que lo que una vez fue un estadio de fútbol, una auténtica pasión local según recuerdan sus habitantes, hoy es un enorme campo de refugiados cuya magnitud sólo puede apreciarse si uno sube las gradas del antiguo club, una de las pocas estructuras que se mantuvo en pie en toda la ciudad.

El centro urbano ha quedado reducido a escombros y piedras que todos los días retiran camiones para volcar en un terreno aledaño, cedido para tal fin tras un acuerdo entre las organizaciones internacionales y la alcaldía local.

Las carpas de la UNICEF (la Organización de la ONU para la Infancia) y de la OCHA (la Oficina para la Coordinación de la Ayuda Humanitaria de la ONU) son ahora el centro de referencia donde orbitan los vendedores locales, los soldados canadienses, los funcionarios extranjeros y los niños que juegan con los bloques de concreto que aún no han sido desalojados.

El presente

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Reproduzca el contenido en Real Player o Windows Media

Además de filmar en la ciudad y sus alrededores, BBC Mundo ingresó con la Cruz Roja colombiana al interior de Leogane, una zona rural donde la ausencia de grandes estructuras hizo que la tasa de mortalidad fuera menor, pero cuyos precarios caminos y natural aislamiento hacen que la ayuda humanitaria tampoco llegue con tanta facilidad.

"Ustedes son la primera ayuda que vemos llegar. Necesitamos comida, carpas, refugios, agua purificada. Hemos estado aquí esperando por ayuda, mirando pasar los aviones, escuchando la radio, viendo la televisión, sin recibir nada", nos dijo Roosvelt Bal, uno de los habitantes de un pequeño poblado ubicado a unos tres kilómetros del camino principal.

Pero incluso a pocas cuadras del centro de la ciudad encontramos gente viviendo en campos de refugiados improvisados que dicen no haber recibido ninguna clase de asistencia.

"Nadie cuida de nosotros. Necesitamos todo. Comida, algo de ropa. Usted puede ver, no tenemos nada. Todo los días vamos a pedir cosas y nadie nos da nada", señaló a BBC Mundo Rodrigue Lezarre, otro de los habitantes de Leogane que perdió todo en el sismo.

El futuro

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Reproduzca el contenido en Real Player o Windows Media

Sin casas, ni escuelas ni algunos de los servicios básicos, los habitantes de esta región haitiana -como los de varias zonas de la nación caribeña- se preparan para enfrentar la temporada de lluvias, el verano inclemente y el tiempo de los huracanes.

Sea en el centro de Leogane o en la zonas aledañas, los próximos meses están plagados de otros tantos "más", como "más incertidumbre", "más angustia" y "más dolor".

Aunque tras hablar con su gente y con la gente que trabaja en Leogane, uno puede incluir en las crónicas periodísticas otros "más" no tan negativos y condenatorios.

Como el de no renunciar a esperar "más del futuro" y no dejar que la vida "tiemble más de lo que ya tembló un 12 de enero", cuando todo se convirtió en "menos".

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.