Colombia: llevan a juicio a primo de Uribe

Mario Uribe
Image caption Mario Uribe es primo y aliado político del presidente colombiano.

El ex senador Mario Uribe, primo y principal aliado político del presidente colombiano Álvaro Uribe durante varios años, fue capturado por segunda vez y llamado a juicio por presuntos nexos con grupos paramilitares.

Uribe ya había estado preso durante cinco meses por el mismo caso, pero la Fiscalía lo dejó en libertad, aunque lo mantuvo vinculado a la investigación, que fue retomada recientemente por la Corte Suprema de Justicia.

En contra de Mario Uribe hay testimonios de al menos dos ex paramilitares, entre ellos el máximo jefe de las Autodefensas Unidas de Colombia, AUC, Salvatore Mancuso, quien fue extraditado a Estados Unidos.

Sin embargo, Mario Uribe siempre rechazó los señalamientos y negó tener vínculos con esos grupos armados.

Duro golpe

La detención se considera como un duro golpe al presidente Uribe, según observadores consultados por BBC Mundo en Bogotá y Medellín, la ciudad donde se produjo la detención del ex congresista.

Image caption Álvaro Uribe contempla la posibilidad de presentarse a una nueva reelección.

"Mario Uribe ha sido más cercano en lo político de Álvaro Uribe que en lo familiar, pues ellos son primos en segundo grado y han hecho política juntos durante muchos años", declaró a BBC Mundo el columnista opositor Ramiro Bejarano.

Desde Medellín hubo voces de apoyo a Mario Uribe, quien presidió el Congreso de Colombia en los años 90.

Jaime Jaramillo Panesso, miembro de la comisión de paz de Antioquia, cuya capital es Medellín, le dijo a BBC Mundo que desde hace años conoce al ex congresista "como un caballero" y calificó la decisión de la Corte Suprema como "lamentable".

"Intereses políticos"

"Tengo la impresión de que no sólo hay razones de carácter jurídico, sino también intereses políticos. En este país hay muchos resentimientos", añadió Jaramillo.

En cambio, también desde Medellín, un abogado que pidió la reserva de su nombre, declaró a BBC Mundo: "Estoy feliz, por todo lo que esto representa y porque la Corte Suprema de Justicia reafirma su independencia frente al gobierno".

En entrevista con BBC Mundo, el analista político Jaime Castro sostuvo que la decisión de encarcelar a Mario Uribe por segunda vez "demuestra que la investigación por la para-política (como se conoce el escándalo por los nexos entre paramilitares y políticos) no está muerta".

"Que la Corte suprema lo detenga y lo llame a juicio significa, en la práctica, que Mario Uribe ya tiene media condena asegurada", añadió Castro.

La Corte Suprema juzga en única instancia a varios funcionarios en Colombia, entre ellos los miembros del Congreso.

A pesar de su renuncia

Aunque Mario Uribe renunció a su investidura de Senador, para no ser procesado por la Corte, el tribunal cambió su jurisprudencia y retomó varias investigaciones, entre ellas la del primo del presidente.

Cuando se produjo la primera detención del ex congresista, hubo un sonado choque entre el presidente Uribe y el entonces presidente de la Corte Suprema de Justicia.

Según Jaime Castro, "la detención de Mario Uribe le genera inmensa preocupación política y personal al presidente, e internacionalmente va a tener una lectura devastadora".

Por el momento, el presidente Uribe no ha hecho ninguna declaración sobre la decisión adoptada por la Corte, que ha procesado a más de medio centenar de congresistas y ex congresistas por vínculos con los paramilitares, la gran mayoría de los cuales hacen parte de la coalición de gobierno.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.