Ecuador: ¿un diario popular para el gobierno?

Presidente de Ecuador, Rafael Correa
Image caption El gobierno ecuatoriano planea lanzar un diario de corte popular.

El gobierno ecuatoriano define la creación de un nuevo periódico estatal de corte popular, que se sumaría a la veintena de medios de comunicación que se encuentran en manos del Estado, incluyendo aquellos medios incautados a ex banqueros enjuiciados tras la crisis bancaria de fines de los noventa.

Aunque funcionarios del gobierno que promueven la iniciativa no han precisado los "contenidos populares" y el nombre que tendría el nuevo diario, el secretario de Comunicación, Fernando Alvarado, ha señalado que en Ecuador "hay un consumo popular de lectoría" que el periódico en proyecto buscaría atender, y ha mencionado como ejemplo a diarios privados del país donde resaltan las noticias de farándula, crónica roja y espectáculos.

Lea: Correa le ganó a Chávez con las cadenas

La iniciativa busca aprovechar la estructura del diario estatal El Telégrafo, un periódico de larga tradición que en 2002 fue incautado al ex banquero Fernando Aspiazu. De allí que la decisión final sobre el lanzamiento del diario popular la debe adoptar la Junta de Accionistas de El Telégrafo, cuyo socio mayoritario es el Ministerio de Telecomunicaciones.

Jorge Glass, ministro de Telecomunicaciones, dijo este miércoles que aún no está tomada una resolución final sobre el diario popular, pese a que la propuesta ha sido elaborada desde noviembre del año pasado.

El funcionario señaló que el nuevo periódico "debe que ser sustentable" y tener una mayor circulación que El Telégrafo, diario que ha arrastrado pérdidas económicas desde años atrás y que ha requerido altas inversiones del Estado.

Debate sobre medios públicos

La idea de un periódico popular estatal ha generado debate en el país, incluso en el propio diario El Telégrafo, donde su director, Rubén Montoya, ha rechazado que el nuevo diario cuente para su desarrollo con parte del presupuesto y las instalaciones del medio del que es responsable.

Montoya, en declaraciones a varios medios de comunicación, ha dicho que si bien considera "legítimo" el proyecto del gobierno de un diario popular, "de corte propagandístico", está opuesto a una "convivencia" entre un medio público, como lo considera a El Telégrafo, y uno gubernamental, que sería el nuevo diario popular. Tal convivencia, señaló Montoya al canal Ecuavisa, "puede complicar la necesaria autonomía que un medio público debe tener".

Pero la existencia en el país de medios públicos es un tema aún en discusión. El editor de Información y columnista del diario El Comercio, Rubén Darío Buitrón, fue enfático en señalar a BBC Mundo que en Ecuador no hay medios públicos en su real sentido.

"No existe en Ecuador un medio público. Hay medios que se atribuyen esa etiqueta, pero están muy lejos de ser un medio público, que por esencia tiene que ser independiente de todos los poderes, y fundamentalmente del gobierno de turno", manifestó Buitrón.

El columnista afirmó que la creación por parte del gobierno de un diario popular no se justifica porque "ningún gobierno tiene el derecho de usar los recursos de todos los ciudadanos para producir medios de comunicación que le sirvan como propaganda".

Tal iniciativa, sostuvo Buitrón, significa una contradicción del gobierno, pues "un periódico sensacionalista tiene líneas editoriales que exactamente contradicen todo el discurso del oficialismo de crítica a los medios por su forma de hacer periodismo".

Desconocimiento

El Centro Internacional de Estudios Superiores de Comunicación para América Latina (Ciespal) efectuó en 2009 un estudio que determinó que un promedio de 43% de personas consultadas en Quito y Guayaquil nunca vieron, escucharon o leyeron los medios llamados públicos, como son Ecuador TV, Radio Pública y El Telégrafo.

El estudio registró además que de esos tres medios, el más conocido es Ecuador TV, del cual un 25% dijo verlo todos los días.

Alexandra Ayala, investigadora de Ciespal a cargo de este estudio, señaló a BBC Mundo que aún falta posicionar en el país el concepto de medio público.

En ese sentido, la investigadora manifestó que el gobierno debe precisar de mejor manera la idea del nuevo diario popular, y calificó de "peligroso" el que el concepto de dicho diario esté ligado al sensacionalismo informativo.

Lea también: medios de comunicación vs. gobiernos

Ayala dijo que aunque "un gobierno tiene derecho de crear sus medios", debe "decir con precisión éste es un medio gubernamental, y estos son públicos, y no pretender que los medios públicos se conviertan en gubernamentales".

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.