Terremoto en Chile: testimonios en primera persona

Sismo en Chile
Image caption Afectados por el terremoto en Chile cuenta en primera persona cómo han vivido la tragedia.

El terremoto de 8,8 de magnitud sacudió a Chile el sábado 27 de febrero. Los lectores chilenos de BBC Mundo nos cuentan qué ocurrió y sigue ocurriendo en sus localidades. Lea los testimonios de primera mano.

En primera persona

Esa noche dormía junto a mi pequeña hija, en el piso siete. Desperté y se movía todo, sentía ruidos subterráneos mezclados con quebrazón de cosas. Abracé a mi hija fuertemente, hasta que se detuvo. En ese momento comencé a dimensionar lo que pasaba, miré por mi ventana y se veía claramente la ciudad de Concepción oscura, llena de fogatas y ruidos. Con calma, decidí bajar, antes preparé la leche y cambié pañales. Bajé y me pude comunicar con mi mamá y hermanas. Desde ahí, no he parado de moverme.

Karin Espinoza, Concepción, Chile

Soy de la zona en donde se produjo el epicentro del terremoto, les cuento que para todos nosotros que vivimos el terremoto fue algo tan inmensamente terrible que no me gustaría que le pasara a nadie, afortunadamente (…) logramos salir de casa antes que se produjera el maremoto que nos afectó luego del terremoto, pero les contaré que Talcahuano, mi hermoso puerto, ya no existe.

Ingrid Araneda Echeverria, Talcahuano, Chile

He vivido dos terremotos en mi vida, el del 1985 (17 AÑOS) y este 2010 (42) pero este a sido muy terrible no se si cuando uno es mas joven es mas temeroso, o cuando uno es padre de familia teme por lo que le puede pasar a los suyos, ya que esa noche cuando tenia abrazada a mi familia y el sismo nos movía para todos lados le pedía a Dios que nos protegiera, no importa que caiga mi casa pero estando todos bien la reconstrucción se realizara con mas fuerza.

Hernan Pinto Martinez, Lo Miranda Rancagua, Chile

Dormíamos y de pronto mi esposa me despierta "Patricio, las niñas, está temblando". Frase nocturna que había escuchado en el pasado (en Chile tiembla a menudo). Esta vez era diferente. Desperté con el recuerdo del terremoto del 85. Tomé "de un ala" a mi hija mayor (6 años) y la Cecy hizo lo propio con Matilde de 2. Nos agachamos los 4 en la zona de seguridad, mientras les decía "tranquilas, ya va a pasar. Ya va a pasar", al tiempo que comprendía que estábamos experimentando un cataclismo

Patricio Avila, Talca, Chile

El terremoto pasado del 27 de febrero lo pasé en mi hospital de urgencias en santiago. Soy enfermero lo sentimos muy fuerte, creo sentir la muerte cerca, fue horrible después la cantidad de heridos que recibimos toda la noche... pero nos mantuvimos en pie atendiendo heridos y salvando la mayor cantidad de vidas.

Marco darby, santiago

Yo estaba durmiendo con mi familia cuando empezó todo. Es indescriptible como se movía la casa en ese momento, como la tierra nos sacudía de un lado hacia otro, de arriba hacia abajo. Luego fuimos a un cerro cercano y ahí pasamos toda la noche. Pero los bomberos pasaron diciendo que volvieran a sus casas las personas, y los que volvieron a sus hogares lamentablemente se encontraron con el mar que se venía encima. Hay mucha gente desaparecida que aún los rescatistas no pueden encontrar.

Francisca Rebolledo, Talcahuano, Chile

Estábamos veraneando en Los Ángeles cuando en la noche todos dormíamos y mi madre me despierta para que habramos la puerta por que estaba temblando. Cuando salíamos se me cayó un mueble de cocina en la espalda y nos arrastró a la orilla del lavaplatos. De ahí me dijeron que mi primo chico estaba durmiendo solo. Lo fui a buscar y me di cuenta que tenía todos los dedos cortados con vidrios. El piso de la casa de abrió. Todos teniamos ganas de vomitar.

Camilo Gómez, Los Ángeles, VIII Región, Chile

Fue una experiencia terrible, lo pasé en el segundo piso de mi casa con mis niños y el ruido era horrible. Parece que estabas dentro de una licuadora. No podías sostenerte en pie, fue eterno. Se escuchaba la quebrazón de cosas, mucho miedo. Las réplicas han sido muy fuertes, incluso alcanzando 6,8 grados Richter. Fue devastador en la costa central y sur. Pueblos enteros han sido arrasados, da mucha pena y va a costar mucho reconstruir.

Jorge Rojas, Santiago - Chile

Por suerte mi hijo de siete años se quedó dormido en mi cama, estaba despierta cuando comienza el terremoto, lo abracé y él a su mascota. No fui capaz de pararme de la cama. Todo se caía, el ruido era insoportable. Lo único que hacía era orar. Mi niño me tranquilizaba diciéndome 'ya mamá, va a pasar', mientras el perro se orinaba. Cuando termino no podía hablar, mi hijo me ayudó bajar al primer piso. Estoy asustada y sensible, pero lo que vivi no fue nada frente al dolor de otros.

Zoila Peralta Arancibia, Quillota, V Región, Chile

Image caption “Este viernes se realizará la teletón ‘Chile ayuda a chile’”, escribió Daniela Álvarez cuando envió esta foto de Valdivia.

Sufrí el terremoto de primera mano. Fue un sismo gigantesco y de larga duración (alrededor de 5 minutos). En nuestra ciudad (Tomé), la mayoría de las viviendas resistieron, salvo algunos edificios antiguos. Las constantes réplicas y los saqueos del primer día han tenido atemorizada a toda la población. Sin embargo, la llegada de militares ha puesto orden a la situación y lentamente se están restableciendo los servicios. Lo peor lo vivieron las localidades afectadas por el tsunami. ¡¡Fuerza Chile!!

Felipe Rodriguez Rojas, Concepción, Chile

El, 5 de marzo, después de seis días, desde el terremoto, tuvimos una noche relativamente tranquila. Pero nos despertamos con un gran estruendo y fuerte movimiento. Un sismo con epicentro más cercano a Concepción. Su intensidad 6.3 (escala Richter). Pasado el susto, no pudimos conciliar el sueño nuevamente. No sé si era las 8:00 u 8:30 hrs., pero un nuevo y fuerte sismo, de mayor intensidad y con mucho ruido, nos volvió a alterar el ánimo. Ví como los muros ondulaban y escuché como una muralla cayó.

Marcos Solar, Concepción

Soy de San Carlos, VIII Región, y una de las más afectadas tras el terremoto el epicentro cerca de aquí y aunque ya pasaron seis días hoy (viernes) hubo otra réplica y la más fuerte de 6,8. Estamos muy asustados no podemos dormir. Cuando me acuesto siento que todo se mueve. Los minutos que duró el terremoto fueron los más largos de toda mi vida, junto con la noche ya que no aclaraba nunca y un frío vino después y a todo esto se suma el miedo de los delincuentes que escaparon de Chillán que llegaron aquí también.

Ivonne Mendez, San Carlos, Chile

Aún están en mi cabeza los recuerdos de esa noche de terror, bajando por las escaleras del edificio con mi polola, sintiendo crujir la estructura, pensando en mi padre y con el ímpetu de salir del edificio. Corrimos hasta sentirnos seguros. Compatriotas no nos dejemos vencer en estos momentos. Demostremos de qué temple estamos hechos los CHILENOS con nuestra frente en alto y la convicción de que una nación fortalecida saldrá desde los escombros. ¡¡VIVA CHILE CARAJO!!!

Juan Manuel Benavides Díaz, Santiago, Chile

Hola, estoy en búsqueda de Norma Marchese que es de Milipillas, Chile. Por favor si alguien la conoce, ¡avisenle que acá en la Argentina están preguntando! Por su ahijado y por ella.

Florencia, Argentina

Lo viví en Linares y pude salir a ver la ciudad y vine a ver a mis hijos a Curicó. Creo sin ser experto, que Curicó tiene mas de un 70% de daños que Linares. Carabineros debe informar a la gente que debe viajar por la carretera desde Linares a Curicó, que existe una gran congestión vehicular entre ambas ciudades. No hay buena información al respecto. Se gasta el doble de bencina y se demora el triple del tiempo normal. Viajen con cuidado.

Miguel Angel Mora Quiñones, Linares, Chile

Hola, soy Maira, soy chilena, vivo en la capital de chile Santiago, y quería comentarles lo que vivimos el día 27 de febrero a las 3:34 a.m. Fue horrible, el ruido, vidrio por todos lados paredes en el suelo, sin luz, sin agua, y las replicas que no paraban, susto, incertidumbre, pena es lo que nos embarga en estos momentos. Hay gente sufriendo, pueblos devastados. En fin siendo las 12:38 de la noche otra replica fuerte sacudió mi país, no sé qué grados fue y en dónde fue el epicentro. Saludos desde Chile.

<strong>Maira Alfaro, Santiago, Chile</strong><br/>

Me gustaría destacar, que a pesar de la situación terrible que estamos viviendo, en la que muchos han perdido sus hogares, hemos perdido amigos, algunos han perdido familiares. A pesar de todo hemos sido capaces de unirnos y no hemos abandonado la esperanza de que a pesar de todo nos levantaremos, y nos ha ayudado a volver nuestras miradas y corazón a lo que realmente no tiene precio y es el amor por la vida, el amor fraternal y la solidaridad.

<strong>MIRTA ESCALONA, CHILE, CURICÓ</strong><br/>

Estuve en el epicentro del gran terremoto, este duró 2 minutos 45 segundos y es la experiencia más cercana a la muerte que he vivido, sin embargo eso no es lo más terrible, es el día después y ver la magnitud de destrucción que este dejó. En estos momentos queda la reflección sobre lo frágiles y desamparados que estamos ante la fuerza de la naturaleza.

<strong>Yuri Guajardo, Curicó Chile</strong><br/>

Pasamos un susto terrible y no terminaba nunca, muy largo, no fue sólo 1 minuto como dice la nota, sino que 3 minutos, mi edificio resistió, pero creí que moriríamos porque no paraba y seguía cada vez más fuerte, quedamos tiritando del miedo y del pavor. Fue impresionante vivirlo, yo viví el del 85 también, pero no se compara para nada en cuanto a la intensidad. Mi departamento que queda en un tercer piso, quedó con fisuras y grietas de 1/2cm. pero al parecer sin daño estructural.

<strong>Sara, Santiago, Chile</strong><br/>

Viví el terremoto en mi ciudad de Rancagua, 8.8 grados...Fue lejos lo peor que me ha tocado vivir... Estaba en un bar a las 3.35 a.m. de la madrugada del sábado y no sé cómo logré escapar del lugar que terminó derrumbado...Mucha fuerza a todo Chile...Esta catástrofe no hubiera sido tanto si no hubiera venido luego un tsunami que terminó de derrumbar las esperanzas de mi querido Chile... Muchos amigos desaparecidos aún...pero nos pondremos de pie...FUERZA CHILE <strong>Chris López, Rancagua, Chile</strong><br/>

Desde la madrugada del sábado, no ha dejado de moverse la tierra, pero somos un pueblo que cada vez que sufre se fortalece, sí, hay sujetos que roban y abusan del dolor del hermano caído, pero muchos más chilenos estamos buscando desaparecidos, removiendo escombros, compartiendo alimentos, cuidando los bienes del vecino, y saliendo a trabajar, en las ciudades que se puede trabajar. Somos más que un gobierno o una bandera, somos chilenos y con Dios a nuestro lado nos pondremos de pie. Viva chile!!

<strong>Pedro Oliva, Santiago Chile</strong><br/>

Era interminable... Nos habíamos acostado hacía unos 20 minutos porque estábamos viendo el Festival de Viña del Mar por televisión. No me podía quedar dormida, de repente pasadas las 3 de la madrugada escuché un ruido y luego comenzó a temblar. No me asusté porque aquí siempre pasan temblores y estamos acostumbrados, pero el tiempo pasaba y la tierra crujía y luego se puso más fuerte. Las cosas comenzaron a sonar, sonaban y sonaban, el tiempo pasaba, no paraba, estaba temblando, con miedo.

<strong>Angelica, Santiago, Chile</strong><br/>

Fue espantoso a eso de las 03:35 a.m. El sismo duró cerca de 2 minutos. Además de los 799 muertos que se han confirmado hasta el día de hoy, los saqueos a lo largo de Chile se hacen presente, con tal magnitud que se ha declarado toque de queda en Concepción, donde la fuerza militar se hace presente. En el día hoy se han registrado 2 sismos uno de 6 grados en donde la gente de Concepcion arranca asustada por rumores de tsunami y otro de 3 grados en la escala de Mercalli.

<strong>María José Santiago, Chile</strong><br/>

Esto es horrible. Nada más falta que hubiesen grabado esto y le ganamos a la película de EE.UU., 2012. Yo tengo 13 años, y con mi mamá hemos tenido que recorrer caminos intransitables en búsqueda de agua, incluso, para agua del tanque del WC hemos sacado con los contenedores de basura, agua de la laguna de 5 cuadras más atrás de mi casa. Acá uno se enferma del estómago, no de suciedad, sino de nervios. Situación que no deseas a enemigos. Nunca se sabe si vendrá uno más fuerte que el otro <strong>Francisca Valentina Barría Concha, Concepción, Chile</strong><br/>

Estimados,

Mi nombre es Alejandro, tengo 24 años y viví el terremoto en mi trabajo en la ciudad de Las Condes en el piso 21 del edificio "las industrias". Acá arriba se sintió muy fuerte, el crujir del concreto en el edificio y los cortes momentáneos de luz creaban un ambiente de intranquilidad e inseguridad. Las edificaciones son muy buenas y gracias a eso no pasó a mayores.

<strong>Alejandro, Santiago</strong><br/>

Es la peor experiencia vivida en los últimos tiempos, doy gracias a Dios de estar con vida, el terremoto dejó en el suelo a mi ciudad natal. Necesitamos mucha ayuda y apoyo de nuestros países hermanos....Gracias por este espacio de comunicación que nos han dado.

<strong>Roxana Alarcón , Chile</strong><br/>

Una pena que el terremoto pase a segundo plano frente a los saqueos, que han sido más devastadores que el sismo grado 8.8 que vivimos. Falta absoluta de autoridades, los habitantes de Concepción nos sentimos totalmente abandonados por nuestras autoridades. A mí se me cayó parte de mi casa y como yo no soy ni delincuente ni saqueador, no he recibido nada de nada, ni siquiera un grano de arroz.

<strong>Pedro Glaria Baines, Concepcion, Chile</strong><br/>

Vivo en el piso 15 de un edificio, se sacudió entero, no se podía estar de pié, las paredes se sacudían, el piso tenía movimientos oscilatorios... Se cortó la luz y no se veía nada, fue demasiado largo, no paraba nunca de temblar. Al tratar de salir choqué con muebles y cosas esparcidas en el suelo. La gente entró en pánico. Arrancamos del edificio por miedo a que hubiese sufrido daños. Gracias a Dios no pasó nada, pero puedo decir que fue extremadamente fuerte.

<strong>Verónica Mendel, Santiago</strong><br/>

El epicentro del terremoto no fue en la region del Bío Bío, sino que fue en la región del Maule <strong>Claudio Fuenzalida, Talca, Chile</strong><br/>

Vivo en un séptimo piso, por la ventana de mi dormitorio veo todo el centro de Santiago y el cerro San Cristóbal. Relámpagos caían sobre la ciudad, fue una visión impactante, Santiago se veía cubierto de un haz de luz violeta, luego oscuridad total, mientras continuaba el terremoto.

<strong>Alejandra, Santiago, Chile</strong><br/>

Yo soy un niño de 12 años y les tengo que contar a la gente que necesita saber de Bulnes o Chillán les voy a decir que no hay muertos las casas han resistido bien, las de adobe cayeron. La gente está muy unida, se ayuda una con otra, los reos que se escaparon de Chillán los han atrapado a un poco más de la mitad y hay toque de queda. Les quería decir que estén tranquilos que chile va a salir a delante VIVA CHILE.

<strong>Rodrigo Andres Pino Muños, Chile</strong><br/>

Este desastre natural nos ha dejado muchas lecciones, pérdidas y sorpresas.

Fue un terremoto muy duro, de una duración de 2 minutos. Además, hasta hoy (72 horas después) siguen réplicas día y noche. Algunas de más de 4º.

Concepción (donde estoy) ha resistido bien considerando el nivel del terremoto. Ya se restituyen los servicios básicos e incluso Internet.

También la miseria humana se ha visto con saqueos y robos, a tiendas y casas. Además, el Gobierno ha sido lento e ineficiente.

<strong>Jorge Pacheco, Concepción, Chile</strong><br/>

Quiero dirigirme a todas las zonas afectadas para darles unas palabras de aliento decirles que con mucha fuerza mucho animo saldremos adelante, nos pondremos de pie porque somos un pueblo hermanable solidario. A mí me toco vivirlo terrible mis papas se me cayeron y luego pasamos toda la noche a la intemperie sentados afuera en el patio, los cuatro juntos bien arropados con frazadas y con nuestras mentes puestas en los nuestros orando para que todos estuvieran bien, gracias a Dios. Fuerza chile.

<strong>Rebeca, Talca, Chile</strong><br/>

Soy chilena y lo que ocurrió es lo peor que me a ocurrido en la vida muchos pesamos que se trataba de el fin de nuestros día. Estoy desesperada y necesito saber si hay probabilidad de otro terremoto a corto plazo luego de este....

<strong>Carla Ceron Cabrera, Santiago de Chile</strong><br/>

Por Favor den las gracias a nuestros hermanos Argentinos que fueron las únicas radios que quedaron al aire minutos después del terremoto, por ellos nos enteramos de la real magnitud del movimiento y fue una compañía toda la noche.

<strong>Carlos Anderle Flores, San Felipe, Quinta region de chile</strong><br/>

Es un desastre, lentísima reacción del gobierno, el saqueo pudo haber sido evitado <strong>Leonardo, Concepcion, Chile</strong><br/>

El Terremoto, es algo que jamás se borrará de la mente de los chilenos, más aun el tsunami, el miedo, nos mantiene como zombis, desesperados por las familias que aún no aparecen sin saber si viven o no, la falta de agua electricidad, alimentos, pero también doy gracias a todos los pueblos hermanos del planeta que nos ayudan, y se solidarizan con Chile. Los chilenos somos fuertes y sabemos saldremos una vez más adelante, y se reconstruirá el país, en este momento todo es color negro ya saldrá el sol

<strong>Magdalena Vidal M., Chile </strong><br/>

Duermo en un segundo piso, y el movimiento fue horrible, me pare en el marco de la puerta de mi habitación y lo que vi hacia el centro de Santiago, parecía un verdadero bombardeo, yo pensé, ¿es un terremoto o una guerra? ahora ya a cuatro días del "gran terremoto" recuerdo las imágenes que quedaron grabadas en mi cabeza, y es algo increíble, horroroso...

<strong>Roberth, Santiago, Chile</strong><br/>

Chile se caracteriza por ser un país solidario, así que volveremos a reconstruir nuestro chilito lindo y será mejor de lo que fue hasta el 28 de febrero del 2010 reconstruyámoslo con nuestros propios recursos, la madera.

<strong>Elizabeth, Santiago de Chile</strong><br/>

Hoy en la madrugada mi hermano Marcelo Navarro, su cuñado Alexander Vásquez y mi amigo Alberto Salva, partieron en un viaje con cámaras a ayudar a la gente de Cauquenes y Parral, debido a que unos familiares llamaron pidiendo ayuda desde allá. Llevaron frazadas, abrigo, comida, etc, espero que ya hayan llegado y este todo bien, y las autoridades tomen cartas en ese asunto ya que es muy peligroso que civiles sin experiencia este haciendo esta labor.

<strong>Claudia, Santiago, comuna de la Florida, Chile</strong><br/>

Dentro de todo lo que ya se sabe del terremoto, lo que más recuerdo es cuando todo quedó en silencio después del terremoto, y supimos con alegría que nuestras familias estaban bien, una voz de un atemorizado locutor de radio paloma en Talca, cuyo nombre es Ricardo Fernández, emergía en medio de toda la oscuridad, empezó a transmitir a partir de las 4 AM y aun no para luego de 4 días. Además la radio ha canalizado toda la información y la ayuda de los particulares(del estado poco y muy lento).

<strong>Alfonso Rodríguez, Talca, Chile</strong><br/>

Ya han pasado 4 dias desde que el terremoto afectó nuestro país y aún no logró tener la tranquilidad necesaria para seguir con mi vida normal, es que fue terrible, no podíamos sacar a nuestros hijos, rebotábamos contra la pared del pasillo mientras tratábamos de avanzar para salir a la calle y finalmente terminamos de rodilla en el comedor orando hasta que paro y logramos salir, pero te queda esa sensación de que pudiste morir, no se lo deseo a nadie. Dios nos salvo de algo peor.

<strong>Christian Verdugo, Santiago, Chile</strong><br/>

Estoy en la Comuna de Talca, capital de la Región del Maule. La Ciudad está en el piso, los daños son evidentes y los relatos de algunos conciudadanos horribles.

Los suministros básicos (agua y luz) se han dispensado por zonas y de manera gradual. Mi casa sufrió daños menores (fisuras y fracturas en paredes laterales), pero ningún daño estructural.

Por mi parte, he intentado ser de ayuda a familiares, amigos y vecinos, y ahora me preparo para viajar a Curicó.

¡Oren por nosotros! (Salmo 46)

<strong>Álvaro Arriagada C, Talca, Chile</strong><br/>

Tengo mi familia en concepción y Curicó...han sido días muy difíciles y siguen siendo...

Curicó me duele porque crecí allí y mi diversión era admirar hermosa plaza con muchos y grandes árboles. Un par de cedros del Líbano que se veían a muchos kilómetros y los hermosos edificios que le rodeaban, soñaba para ser arquitecto por ello.

Sus iglesias eran un lujo para la ciudad, lo que más me apena ahora es perder la iglesia de san Francisco...centro del barrio donde creció mi madre y mi abuela...

<strong>Gabriel Reyes, Santiago, Chile</strong><br/>

Era como que nos sacudían nuestro departamento de un lado a otro en el segundo piso y que no podía abrir la puerta ya que se había trancado. Desperté de mi estado de shock cuando una mi hija comenzó a rezar, entonce mi di cuenta de lo que estamos viendo y que podía morir. Siempre escuché del terremoto del 60, grado 9.5. Decían mis abuelos que la tierra se mueve como el mar, se abre la tierra y los animales corren y caen. Vivirlo es otra cosa. Saldremos de este trauma.

<strong>Leonor, Santiago, Chile</strong><br/>

El terremoto fue increíble, mi casa se movía como gelatina de lado a lado haciendo imposible caminar derecho. Fue tan fuerte que fue imposible poder bajar las escaleras desde el segundo piso. Fue espantoso, más aún con 5 niños.

<strong>Francisco, Santiago</strong><br/>

Si bien es cierto nos azotó un terrible terremoto, nuestro país saldrá adelante, hay zonas muy afectadas, pero la capital se ve y se respira casi con normalidad. Considerando lo fuerte del sismo, la mayoría de las construcciones habitacionales siguen en pie y hoy Lunes trabajé normalmente, solo noté muchos vehículos cargando combustible, algo raro en día lunes. Ya retornó la energía eléctrica en gran parte del país y el suministro de agua potable está casi normal.

<strong>Juan Sanchez M., Santiago de Chile</strong><br/>

Hola mi nombre en Denis y soy de chile, les cuento que acá en Santiago esta casi todo normal pero tengo un familiar en el sur que aún no puede volver a Santiago ya que no hay combustible y las carrteras están totalmente destruidas... Las replicas son constantes y hay mucho pánico en la ciudad y sobre todo en el país.

Por medio de este noticiario me gustaría avisarle a mi familia VASQUEZ ARAYA que esta en argentina BS, que estamos bien gracias a DIOS, no nos falta nada.

gracias denis vasquez.

<strong>Denis, Santiago</strong><br/>

Casualmente me había quedado dormido con ropa sobre la cama, a la hora 03:34 del sábado, sentí pequeñas oscilaciones de corta amplitud, interminables, muy comunes en nuestro país, pero esta no se detenían, al contrario, fueron creciendo en intensidad, me puse en alerta mientras el movimiento seguía creciendo cada vez mas... Me levanto de la cama mientras escucho los gritos de mi mujer y el estruendo de los vidrios que se empiezan a quebrar, la tomo la abrazo y nos apegamos al dintel de la puerta <strong>jose elias, valparaíso, chile</strong><br/>

Que terrible lo acontecido este sábado. Yo tengo 68 años y este es mi cuarto terremoto, el año 1965 en el norte (Ovalle), el 1971 en el Puerto de San Antonio, el 85, en Santiago y este en Valparaíso., pero, lejos ha sido el más fuerte y prolongado. Me causa admiración que las casas y edificios, en su gran mayoría, hayan resistido tanta violencia.-Me avergüenza lo que esta ocurriendo en Concepción: robos, incendios provocados, etc.-Debe aplicarse toda la fuerza necesaria para poner fin a esos desmanes <strong>Guillermo Díaz, Valparaíso, Chile.-</strong><br/>

Yo el sábado por la tarde me estaba copeteando con mi nieto, pero no sabía que había sido tan grave el terremoto. Soy un abuelito de casi 80 años y estoy muy triste.

<strong>Guillermo Bazaes, Lo Espejo Santiago Chile</strong><br/>

Me tomo el terremoto en Chillán en la 8va región, fueron los minutos más largos pensé que moría, la casa parecía tren, sin luz, sin agua, pensé que se acababa éste mundo, sin poder comunicarnos con ningún familiar, pero gracias a Dios todo está más calmado, con replicas fuertes, pero estamos con vida, y sabemos que saldremos adelante somos fuertes en Dios

<strong>Maria Elena, Chillán Chile</strong><br/>

Al principio no me alerte, pero ya cuando no paraba tome a mi bebe de 2 meses en mis brazos y salí del dormitorio con mi esposo, pero el movimiento era tan fuerte que el tomo a nuestra hija y bajo las escaleras, yo apenas podía mantenerme en pie, nos quedamos en el patio de nuestra casa, abrazados, esperando que pasara. Ahora con cada replica y movimiento recuerdo la angustia que sentí en esos 3 largos minutos.

<strong>Paula, Melipilla</strong><br/>

Todo nuestro país se estremeció en santiago la intensidad fue de 8.8 grados en la escala de Richter pero en Concepción alcanzó los 9.5 grados pero lo que causo aun mas daño fue los tsunamis en las diferentes playas Dichato, Llolleo, Peyehue, Tlacahuano, Constitucion, etc..pueblos arrazados enteros, el sismo duró alrededor de 3 minutos alcanzado rápidamente gran intensidad, no dando tiempo para huir.

<strong>Augusto Morales Gonzalez, Santiago de Chile</strong><br/>

Ya es el tercer día desde el terremoto, recién empezamos laboralmente, y aún hay incertidumbre e impotencia por nuestros compatriotas en desgracia.

Hay muchos lugares pequeños, pintorescos, humildes, que no aparecen en los mapas, y sabemos que recién está llegando la ayuda. ¿Que cantidad de victimas falta por encontrar? ¿Cuanta gente habrá aún por salvar? Ojala la autoridad organice bien las tareas de rescate y ayuda, con una buena distribución de los medios y mano fuerte contra el delito <strong>Hector Antinopai, Valparaíso, Chile</strong><br/>

Esto es un infierno,tenemos miedo,turbas armadas se meten a saquear nuestros hogares,mil militares para un millón es una burla <strong>Macarena, Concepción,Chile</strong><br/>

Fue como estar viviendo una pesadilla. Yo, mi esposo y mis dos hijos dormíamos en un segundo piso recién costruido del cual no pudimos bajar. Se cortó la luz y empezó rapidamente a sentirse cada vez más fuerte y no parar nunca. Los cuatro con mi familia nos habrazamos y yo en lo personal pensé que el día final llegaba. Fue espantosa, horrible, una experiencia que nunca olvidaré y que cada vez que se produzca cualquier sismo me hara revivir el pánico que viví esa noche. Al final de mi relato estoy llorando <strong>Verónica, Santiago de Chile</strong><br/>

Estamos a 3 días casi del terremoto, el peor día de mi vida, esa sensación de que te vas a morir, los segundos pasando lentamente, el ruido de la casa, mi mami gritando y luego rezando y todo moviéndose, todo oscuro. Al final ya pensaba que hasta aquí llegábamos, estábamos bajo el umbral de una puerta, uno termina entregándose a lo que venga.Hasta el momento, este terremoto ha matado a 708 personas y un perrito, le cayó una pared encima de su casa, la destruyó completamente, agonizó 3 horas :( <strong>Ricardo C., Santiago Chile</strong><br/>

Hola, yo me encuentro cerca del epicentro del terremoto y puedo certificar que la duración de este sobrepasó los 3 minutos, cuando alcanzo la magnitud de los 8 grados richter comenzó un movimiento oscilatorio que impedía mantenerse de pies y golpeaba con mucha fuerza hacia los lados, esto acompañado de un ruido subterráneo aterrador. No se lo desearía ni a mi peor enemigo, una experiencia que solo hay que vivirla para saber y al que no la haya vivido no podría saberlo ni en su peor pesadilla <strong>Wilfredo Vera Villablanca, San Fernando</strong><br/>

Soy de Chillán, hubicada en la VIII región. En mi ciudad el sismo fue de 8,7 grados. En pocas palabras, fue estremecedor. Un ruido ensordecedor nos alertaba del terremoto que comenzaba, el cual fue realmente interminable. Una vez finalizado, nos percatamos de lo devastador que fue. Lo peor fue la fuga de reos de la cárcel, más de 200 de ellos por las calles, los supermercados saqueados y las bencineras colapsadas. Muchas playas de la VIII región ya no existen. Hay toque de queda y temor a réplica. <strong>Catalina Cueto, Chillán, Chile</strong><br/>

Me había acostado hacia unos 5 minutos, al lado de mi esposa, mi hijo veia television, en un segundo se corta la Luz: y comienza el infierno, utedes no se imaginan, el Ruido ensordecedor de la tierra y los movimientos terribles que nos sacudian como un metro de lado a lado, no podias mantenete en pie, me levante junte a toda mi familia en el umbral de mi casa y a esperar solo el desenlace fatal, pense yo, y le decia a mi esposa e hijo que los amaba, esperando el final, en el cielo se veia luz. <strong>Hugo Castro, Santiago de Chile</strong><br/>

Les cuento que en Temuco se sintió muy fuerte el sismo, era un movimiento horizontal a ratos que impedía poder caminar, parecía que nunca iba a terminar. Al salir a la calle se veía un polvo espeso en la atmósfera. El casco antiguo de la ciudad se vió afectado y el centro tiene destruídas las vitrinas, pero en general no hay grandes daños estructurales, ya que las construcciones son de buena calidad. En general, la ciudad se mantiene tranquila y funcionando casi normal. <strong>Daniela Garrido-Henríquez, Temuco, Chile</strong><br/>

El terremoto fue muy fuerte, a esa hora yo estaba despierto asi que fui al segundo piso, desperté a mi esposa y mis dos hijos de 6 y 2 años. La casa se movía para todos lados, nos resguardamos bajo la puerta de acceso y veíamos como las casa del frente serpenteaban, parecía que estaban sobre una gelatina. Posteriormente me trasladé al hospital donde trabajo. El edificio de 5 pisos colapsó por completo al ver los pilares de urgencia destruidos, literamlente se reventaron... muros rotos, un desastre <strong>Andres Carvajal, Curicó, Chile</strong><br/>

La situación es dramática. En Concepción, una de la ciudades más afectadas acaba de comenzar el toque de queda por los constantes saqueos a supermercados. En Santiago la policia ha tenido que repeler varios intentos de pillaje a tiendas comerciales. El mayor problema en estos momentos es la falta de informacion y la poca conectividad en la octava y novena región. Los pueblos costeros como Iloca, entre otros, han desaparecido casi por completo. Autoridades no activarón plan de maremoto. <strong>Alejandro Nuñez, Santiago, Chile</strong><br/>

En Melipilla lo que quedaba del casco histórico, sobreviviente del terremoto del año 85, todo se cayó interiormente. Se puede ver en las calles los escombros, además no hay energéa eléctrica en algunas zona y el suministro de agua potable está cortado. Qué manera de sentir la sensación de la naturaleza, el ruido , el movimiento y todo destrozándose y uno sin poder hacer nada, solo esperar a que termine pronto. <strong>Fernando Martínez, Melipilla, Chile</strong><br/>

En Santiago la gente sigue inquieta. Hay problemas de conectividad, y parte de la ciudad permanece sin electricidad, agua y gas. Crece la preocupación por la información que estamos recibiendo de los efectos de los tsunamis y maremotos en la costa de las regiones del Maule y Bío Bío. Eran los últimos días de vacaciones y había mucha gente de todas partes en los balnearios. En esas regiones hubo mucha destrucción, por el efecto inesperado del mar y por la antigüedad de las construcciones.<strong>Rodrigo Soto, Santiago, Chile</strong><br/>

Temuco resisitió bien el terremoto, no hay grandes daños, salvo el casco histórico de la ciudad, piscina municipal entre otros. En gran parte de la ciudad no hay agua y luz, aunque paulatinamente esto se va solucionando. Comenzaron algunos "saqueos" a supermercados aunque no hay desabastecimiento. En todas la bencineras hay colas de autos y en algunas solo queda petróleo. Siguen las réplicas de mediana intensidad, a nivel nacional se confirman 708 muertos. Fuerza Chilenos!! <strong>Javier L., Temuco, Chile</strong><br/>

Cuando vuelven las réplicas, todos nos quedamos en silencio y mirándonos por si aumenta su intensidad. Hay algunas calles cortadas debido al deslizamiento del pavimento. El metro (subterráneo), ferrocarriles y algunos semáforos aún no funcionan, y hace más de 15 horas que no podemos comunicarnos con nuestros familiares en Concepción (epicentro). Mi iglesia (ULA 325) tiene mas de 35 años y no le pasó nada! En mi casa no se cayó ni una pared, ya está restaurada la luz y nunca se cortó el agua. Myriam Herrera, Santiago, Chile

La ciudad de Melipilla, ubicada a 60km hacia la costa de Santiago, presenta graves daños en su infraestructura, ya que parte de la ciudad es de adobe y la parte nueva es reconstrucción del terremoto del 85. El destrozo dentro de las casa es impresionante ya que todo se movió bastante y muchas cosas se cayeron y se destrozaron. José Tomás, Melipilla, Chile

Toda mi familia esta en Constitución, donde el daño fue tremendo. Se salió el mar y además del río Maule. Hay mucha gente desaparecida por la celebración de la Noche Veneciana. Muchos acampaban en la isla Orrego y río la arrasó completa. No queda nada de los restaurantes del borde costero, hay camiones destruidos, madera por todos lados y el centro de la cuidad completamente inundado y con casas destruidas. Hay grupos de personas en lo alto del cruce Viñales y el los cerros de la Villa Copihue. Viviana , Arica, Chile

En Santiago se ven las cosas bien. Las calles están bien y es posible abastecerse. La mayor parte de las casas se ven en buen estado, sólo estructuras viejas se han caído. A lo visto por mi, lo visto en televisión es más grave de lo que en general se ve y siente. Los servicios básicos son aún intermitentes. Pero el nerviosismo de la gente se siente fuerte. En poblaciones abren los grifos, lo que reduce la reposición del agua potable y cosas así. Juan Guillermo, Santiago, Chile

Al momento del terremoto estaba durmiendo junto a mi marido e hijo de un año, en un segundo piso. Él abrazó muy fuerte a nuestro bebé y los tres nos pusimos bajo el umbral de una puerta abrazados, hasta que terminó. Más de 12 horas después en algunos sectores no hay electricidad ni agua, se reestablece gradualmente. Las réplicas son muy fuertes y no sabemos que pasará. Estamos expectantes. Gracias a Dios que somos un pueblo acostumbrado a estos accidentes de la naturaleza. Maria, Santiago, Chile

Fui al centro a comprar. Casi todo el comercio está cerrado (supermercados, grandes tiendas, cines, etc.) Sólo abrieron algunos. Se ven filas de gente tratando de comprar pan. Movilización no hay mucha. Hay bastantes fachadas de edificios caídos, cornisas, etc. Los bomberos están botando los más peligrosos. La gente no se ve muy nerviosa. Los que veraneaban se fueron raudos a sus lugares de origen. El muelle de lanchas quedó con daño. El puerto esta cerrado al tráfico de naves. Juan Lizama Molinelli, Valparaíso, Chile

Sólo hace unos momentos (alrededor de las 5 de la tarde) pude contactarme con familia en Talcahuano, la cual está muy cerca de Concepción. El mar entró muchos metros en la ciudad, que es puerto, su casa está inundada. Acá en Ñuñoa se sintió tremendamente fuerte. Vi claramente como mi edificio se movía de un lado a otro y todo caía, mientras del cableado eléctrico de la calle saltaban chispas que iluminaron la noche durante el terremoto. Los 2 minutos más largos que recuerdo. Rodrigo, Ñuñoa, Santiago, Chile

Estábamos durmiendo en nuestra casa en la playa, cuando sentimos fuertes ruidos subterráneos y una fuerte vibración que fue haciéndose más intensa, hasta remecer la vivienda completa. Salimos a la terraza y sentíamos como caían objetos y se quebraba la loza en la cocina. Fue un movimiento impresionante, creíamos que las casas se nos venían encima y teníamos miedo de una ola gigante. Hemos sentido fuertes réplicas toda la noche. No hay luz, los teléfonos no funcionan y nos sentimos aislados. Maia Seeger, Maitencillo, Chile

Una experiencia horrorosa e interminable. Estábamos en una fiesta con amigos cuando de un momento a otro la tierra comenzó a moverse despacio y a los pocos segundos se salio todo de control. Las casas parecían haberse despegado del suelo, el alumbrado publico parecía de goma y daba la impresión que se iba a abrir la tierra y nos iba a tragar. Sonaban alarmas de autos y casas, y no se podía estar de pie. Sebastian Sanzana Parra, Santiago, Chile

Fue impresionante. Estoy en un piso 21 y a la hora del terremoto costaba mantenerse en pie. Como dato la mesa se movió más de 2 metros desde su lugar. Ahora las réplicas son constantes pero en general en Santiago los servicios están funcionando, como ejemplo los semáforos y el transporte público, y la gente poco a poco esta volviendo a sus hogares. Los edificios en altura (que son muchos) se comportaron muy bien. Álvaro Gutiérrez Pino, Santiago, Chile

Fue tremendo. Es la primera vez que vivimos con familia algo de esta magnitud. Vivo en departamento y era dificultoso caminar, todo se movía y era interminable. Luego las calles sin luz se iluminaban solo con celulares de las personas con aún mucho temor salían para no estar al interior de sus viviendas. Luego pasó alguien con altavoz indicando no prender fuego, cortar gas. Ahora vamos a ver a nuestro hijo hospitalizado que espero esté bien. Aldo Solano, Santiago, Chile

Con mi señora vivimos este fuerte movimiento en el piso 12 y la verdad que fue desconcertante. Se movió todo muy fuerte, el cielo estallaba en colores púrpura (por los cables haciendo cortocircuito) mientras las cosas se caían al unísono. Apenas nos podíamos sostener en pie. Cuando nos decidimos a bajar el movimiento se detuvo y vino la angustia por la familia, así que a pie nos desplazamos una media hora para ver a nuestra hija que estaba con su abuela. Estamos todos bien gracias a Dios. Fernando Ansieta, Santiago, Chile

Me desperté con el grito de mi hermana pequeña gritando y llorando. Todo fue muy lento y muy fuerte, todas las cosas de mi casa se movieron muy bruscamente. La calle se tambaleaba demasiado, era desesperante, mi lámpara se movía como un barco. Después de que paró un poco, se sentían los bocinazos y la gente salía a la calle. Fue el peor susto de mi vida. Oscar Gutiérrez, Linares, Chile

Vivo en un departamento en un piso 23 y aquí se sintió mucho mas fuerte si cabe, pues el edificio se sacudía con violencia. Desde aquí tengo vista a la ciudad que a pesar de estar sin electricidad, se ve en buenas condiciones, sin edificios destruidos ni nada por el estilo. Gonzalo Oteo, Santiago, Chile

Fueron los sesenta segundos más largos de mi vida. Literalmente sientes que el mundo se cae a pedazos, en pocas palabras tu casa y tus cosas son de papel; caen cuadros, se rompen objetos varios, libros volando... pensé que todo se iba al suelo. Luego, un breve silencio, no sabes cuándo vendrá otro. Pocas veces he sentido tanto miedo, y la necesidad imperiosa de pensar que rezando todo acabaría. Sebastián V., Santiago, Chile

Habito en el sector centro de Santiago, en el casco antiguo, junto a muchos residentes hermanos del Perú y jóvenes extranjeros de Europa y EE.UU. que vienen de estudios de intercambio, personas que nunca en su vida vivieron un suceso así. Se armó, la verdad, un jaleo bastante grande. Los muros de adobe cedieron, aunque sorprendentemente algunos murallones continuaron en pie, mientras otras construcciones más modernas sufrieron graves lesiones, paradójicamente. Cristóbal San Martín G., Santiago, Chile

Vivo en la capital del país. Tengo 22 años. El terremoto fue terrible, nunca había vivido algo así. Hay muchos lugares de la capital que no cuentan con electricidad. Estaba muy angustiado tratando de salir de mi hogar mientras ocurría el terremoto, pero la puerta estaba atorada. Hoy me di cuenta lo que pasó el pueblo de Haití, pues lo viví en carne propia (y eso que acá fue más fuerte). Sentí que mi vida pasaba ante mis ojos. Sin embargo, gracias a esto, sé cuanto valoro y quiero a mi familia. Ricardo Ignacio Gamonal Vigueras, Santiago, Chile

El mar a la altura de Algarrobo bajó unos 200 metros. La gente no puede volver de la playa porque la carretera está destruida. Los semáforos no funcionan y además hay muchos edificios destruidos y unos que están al borde de caer. Hoy seguimos con replicas. Lucas, Santiago, Chile

Eran cerca de las 3:30 de la mañana el terremoto ya había terminado la angustia y la histeria colectiva de la gente en la calle aumentaba el miedo de mi familia. Pero luego de pasar unos minutos todo entró en calma y los vecinos empezaron a golpear puertas para ver si la gente estaba bien. Así fue toda la noche. Carlos Soto, San Bernardo, Chile

En el centro de la ciudad están volviendo todos los servicios básicos. Lamentablemente aun no tengo noticias de mis padres que están en la ciudad de Olmué (V Región). Definitivamente este terremoto fue peor que el anterior (1985). Marcel Bazaes, Santiago, Chile

Se vivió una jornada de nerviosismo e incertidumbre, acá en Puerto Montt se sintió muy fuerte. Marcelo Garces, Chile

Las casas de adobe, las construcciones más antiguas, todas están en el suelo, no tenemos comunicación con las zonas costeras. Si alguien sabe algo de constitución porfa publíquelo, no tenemos luz aun hay agua potable. Las redes de seguridad funcionan. En el aire se siente calma hay mucho calor. Maria Angelica , San Javier, Chile

El terremoto nos sorprendió de madrugada, por suerte me encontraba despierto (…) luego de un momento se sintió acá en Ovalle 4ª región de Chile, bastante distante del epicentro. El efecto fue sorpresivo ya que inclusive, al ponerme de pie sentía como me balanceaba. Cristian Mejias Ceballos, Ovalle, Chile

Fue largo y eterno. Esta mañana cerca de las 7h fui al centro de Valparaíso y se podían ver los escombros por todos lados, personas durmiendo en la calle, parte de los edificios en el suelo y aun sigue temblando luego del gran sismo. Sólo se veía una espesa nube de polvo que cubría todo el centro porteño. Pamela, Valparaíso, Chile

Desperté cuando solo era un temblor. No había mucho ruido. Vivo en un segundo piso, así que siempre los siento, pero me dí cuenta que estaba durando mucho tiempo y, de un segundo a otro, empiezo a tener un mal presentimiento y un pequeño ruido, salto de mi cama abro la puerta de mi pieza y le grito a mi hermano de 9 años. Cuando este me abraza medio dormido, empieza el terremoto. Fue horrible todo se movía, estaba mareada y sentía el llanto de mi hermano. Daniela, Calera, Chile

Cuando se empezaron a caer las cosas salí corriendo a juntarme con mi familia, pero costaba mantenerse en pie. Las réplicas siguieron durante toda la noche y aun siguen habiendo réplicas. Fue muy aterrador, primera vez en mi vida que me toca vivir esta experiencia. Macarena, Santiago, Chile

Ya llego la electricidad en la comuna en la que vivo (San Bernardo), afortunadamente las construcciones antisísmicas funcionaron, ya que de no ser así, tendríamos miles y miles de muertos puesto que el terremoto fue muy fuerte. Han habido varias réplicas pero gracias a dios en el sector en el cual vivo solo se registraron daños materiales. Nataly, Santiago, Chile

Fue largo y eterno, esta mañana cerca de las 7 fui al centro de Valparaíso y se podía ver los escombros por todos lados personas durmiendo en la calle, parte de los edificios en el suelo y aun sigue temblando luego del gran sismo solo se veía una espesa nube de polvo que cubría todo el centro porteño. Pamela, Valparaiso, Chile

El terror que sentimos en la madrugada es inexplicable.Aún no hay electricidad en ciertas zonas de la ciudad y telefonía tampoco. Espero que esto no continue... Margarita, Rancagua, Chile

Lo que comenzó con un suave movimiento termino en un terremoto devastador, todo estaba por el suelo, cortes de luz, problemas de abastecimientos de agua en muchas zonas. En santiago esta cerrado el sistema de transporte de metro, así como caídas de puentes y autopistas cerradas, el aeropuerto Arturo Merino Benites está cerrado debido al derrumbe de pasarelas. Nelson Torres, Santiago, Chile

Yo vivo en la zona poniente de Santiago, en una de las comunas más pobres de la ciudad. En mi cuadra afortunadamente no hubo víctimas que lamentar, pero cerca se produjeron dos incendios grandes, uno en una fábrica de plásticos. La gente está atemorizada, en las calles, haciendo fogatas por el frío, pero tranquilas. Por suerte ya amaneció. Jaime, Santiago, Chile

Soy de Chos Malal y acá se sintió muy fuerte yo nunca había vivido algo como esto. Fue muy largo acá hay algunas casas con fisuras en sus paredes pero nada más. Fuerza Hermanos Chilenos. Maria, Chos Malal, Neuquen, Argentina

En estos momentos estamos sin luz y agua pero estamos bien se cayó un edificio en el centro de santiago y hay mucho temor entre la gente. Adrián, Santiago, Chile

Fue realmente un fuerte despertar. En el sector donde vivo no lamentamos pérdidas materiales importantes, pero si alrededor, en Vespucio norte, esto es cercano al aeropuerto internacional... en varios sectores de la capital aun no se restauran los servicios de luz y teléfono. Según lo que sabemos el servicio de agua no ha tenido problemas... espero obtener mayor información, la verdad es que esta muy fragmentada y no la recibimos claramente. Jennifer, Santiago, Chile

Hace unos momentos volvió el suministro de luz en la comuna de Ñuñoa. No hay grandes daños materiales, sólo nerviosismo entre la gente ya que hace pocos minutos hubo una réplica de menor grado. Por suerte los edificios están preparados para estas situaciones. Sergio Pino, Ñuñoa, Santiago, Chile

El terremoto fue a las 3.24am en mi región hay destrucción y daños en carreteras hay incertidumbre cortes de luz y marejadas de cerca de 10 metros. Bernardo, Chile

Acá en mi provincia se sintió muy fuerte, no se sabe aun de daños materiales. Mi solidaridad con los hermanos chilenos. Gloria, San Luis, Argentina

Se movió muy fuerte el suelo, y eso que me encuentro a más de 500 kilómetros del epicentro y costaba mantenerse de pie, todo en la casa cayó al suelo. Lo bueno es que en Chile estamos bien preparados para los terremotos y los destrozos no son tantos como lo fue en Haití. Francisco, Santiago, chile

Aunque el sismo fue más al sur, en la cuarta región se sintió de forma considerable, llegando a alertar a la población, especialmente en la zona costera. El mar permanece tranquilo al menos en esta zona, no así en el archipiélago Juan Fernández, donde las olas alcanzan dimensiones enormes, pero que no son suficientes para denominar como tsunami. Se ha aconsejado no transitar por la carretera, ya que el colapso de algunas estructuras bloqueó el paso. Diego, La Serena, Chile

Estaba durmiendo en cuanto sentí el sismo que partió despacio y la vibración fue aumentando hasta que salí afuera a resguardarme, las murallas de los pasillos se juntaban de una forma muy violenta el piso se movía como ondas gigantes. Fue algo muy eterno, como que no acababa nunca, pero al menos acabó y a eso de las 7.30am se sintió otro sismo. Solo espero que esto pase luego y ¡FUERZA CHILE! Miguel, Santiago, Chile

En general en el sector oriente de Santiago no hay daños mayores en las construcciones en altura, la circulación esta comenzando en las calles de esta ciudad y esta se aprecia normal. En algunas autopistas urbanas se han caído tramos en altura según noticias nacionales. Hay que recordar que Chile tiene normas de construcción muy estrictas por ser zona sísmica y parece que ha dado resultado. Eugenio Suarez, Santiago, Chile

Interminable: Vivo en Santiago de Chile y como muchos hace un par de horas experimenté por primera vez en mi vida la terrible y a la vez impresionante experiencia de un terremoto de esta magnitud. Tengo 20 años y mi familia siempre me había comentado del terremoto del año 1985 pero ninguno de sus relatos se compara con que acabo de vivir. Tal como dicen, fue interminable y más que angustiante. Javiera, Santiago, Chile

Acá en Santiago se sintió bastantes fuerte, se cayó el computador y bastantes objetos. La electricidad ya volvió a varias partes de la ciudad pero se corta a ratos: Las comunicaciones no están totalmente habilitadas y se siguen sintiendo réplicas. Alonso, Santiago, Chile

Yo vivo en un quinto piso en Santiago y se rompieron muchísimas cosas. Fue aterrador.María, Santiago, Chile

Acaba de llegar la electricidad a los hogares. El movimiento se sintió demasiado fuerte, gracias a Dios sólo pérdidas materiales a los alrededores de mi hogar, cortes de energía, teléfono y agua, pero la electricidad se restablece lentamente. Es mi primera experiencia con un terremoto, y aún siguen las réplicas. Felipe, Santiago, Chile

Estoy en La Reina/Las Condes, en Santiago. El tráfico está enloquecido y todo el mundo en la calle temiendo que haya réplicas. Andy, Santiago, Chile

No hay luz, no hay teléfono, no hay internet. Marcos, vía Twitter

Todo se movió un poco pero no hay daños estructurales visibles. Se pueden ver algunos incendios en la distancia. Mark Winstanley, Viña del Mar

Contenido relacionado