Última actualización: lunes, 1 de marzo de 2010 - 19:16 GMT

Los chilenos dan parte de la catástrofe

Ciudadanos en Concepción esperan que les arrojen víveres de un supermercado saqueado.

Ciudadanos en Concepción esperan que les arrojen víveres de un supermercado saqueado.

Mientras el gobierno de Chile empieza a reconocer la extension del terremoto y toma medidas para controlar la situación y enviar socorro, el ciudadano común y corriente ve y siente de primera mano los efectos del desastre.

Gracias a los testimonios enviados por los chilenos afectados a BBC Mundo, nos hemos formado una imagen de la situación posterior al devastador sismo desde su punto de vista.

Lo primero es una sensación de angustia, confusión y miedo alentada primordialmente por la incertidumbre sobre el paradero o condición de seres queridos, la precaria comunicación, el limitado acceso a los medios y la aparente falta de presencia de las autoridades en algunos lugares.

clic Siga en Twitter a la enviada especial de BBC Mundo a Chile (@mundoperasso)

Henrik Jo describe a BBC Mundo desde Santiago que "los celulares no funcionaban, luz cortada, tampoco se veía resguardo policial, lo único operable era internet, de manera que por esa vía recomendé a mis vecinos, revisar, agua, electricidad y gas, grietas o daños", expresó.

La gente tienen sentimiento de abandono total

Mary, Rancagua

Pero su mayor sorpresa es ante el aparente caos y falta de preparación.

"Tampoco hay información dónde acudir ni con quien comunicarse, lo cual me parece extraño ya que un país acostumbrado a sismos debería tener planes de emergencia y educación a la población de cómo actuar en situación de catástrofe", se quejó.

clic Lea: Terremoto en Chile: rescates y saqueos en Concepción

Incomunicados

Sus sentimientos los comparte Mary que escribe desde la ciudad de Rancagua en la VI Región. Sus hijos viven en Concepción, epicentro del terremoto, donde tuvo problemas comunicándose.

Esto es un infierno, tenemos miedo, turbas armadas se meten a saquear nuestros hogares

Macarena, Concepción

"Las comunicaciones están cortadas, algunos teléfonos públicos funcionan, en contadas ocasiones se colapsan muy luego. Hoy en la mañana me llamó uno de ellos (su hijo) vía cobro revertido. Yo feliz de poder escucharlo y saber que dentro de todo lo malo estén bien", comentó.

Pero Mary también se queja de la falta de electricidad, la escasez de provisiones y la poca presencia del estado.

"La gente tienen sentimiento de abandono total, el gobierno ha demorado mucho la entrega de agua y algo de alimentos, razón por las cuales han saqueado los supermercados. En general hay mucha angustia en la población".

clic Lea también: Santiago lucha por volver a la normalidad

Policía antimotines en Concepción

El gobierno envió fuerzas a Concepción para controlar el desorden.

El gobierno chileno anunció el despliegue de unos 10.000 soldados en las regiones del centro del país para controlar los desórdenes, pero algunas personas todavía se siente inseguras, según cuenta Macarena a BBC Mundo desde la misma Concepción.

"Esto es un infierno, tenemos miedo, turbas armadas se meten a saquear nuestros hogares. Mil militares para un millón es una burla", se queja Macarena.

Al temor de los disturbios que se puedan desatar hay que añadirle el miedo a lo que la propia naturaleza tenga pendiente. Continúan los informes de más réplicas y muchos ciudadanos continúan angustiados por lo que pueda pasar.

"Creo que hablo por toda la ciudadanía cuando digo que el terror no se ha alejado aún. Resulta imposible mantener una tranquilidad absoluta cuando se pone a temblar a cada rato", asegura Javiera Nallar de Santiago.

clic Testimonio: "La pesadillla continúa... tiembla de nuevo"

A pesar de toda esta intranquilidad y emergencias personales, los sobrevivientes empiezan a percatarse de los daños ocurridos en otros sitios del país y magnitud del desastre.

"Además del daño material a viviendas y edificios y las pérdidas de vida, hay un impresionante daño al patrimonio en comunas como Isla de Maipo, El Monte, Peñaflor, Melipilla y Alhué. Al ver las imágenes de televisión, me entristece ver como esos pueblos del sector costero de Chile que alguna vez hemos visitado, como Pelluhue, Iloca, Duao, ya no son lo mismo", se lamenta Hernán Bustos.

¡Fuerza Chile, saldremos adelante!

Alexander Urrutia, Santiago

Caterina Peña, que vive en la V Región, hace eco del mismo sentimiento cuando dice "nos pilló a todos de sorpresa, estamos sin servicios básicos, pero existen lugares como en el sur que están mucho peor".

Sin embargo, Caterina tiene palabras de aliento y solidaridad para sus compatriotas. "Les envío un abrazo enorme a los chilenos que están más afectados. Saludos y fuerza".

Esas palabras de apoyo y determinación se han vuelto comunes en los mensajes que llegan a BBC Mundo y dan una nota de optimismo entre toda la tragedia.

"¡Fuerza Chile, saldremos adelante!", afirma Alexander Urrutia, a lo que Javiera repite: "Chile es fuerte, somos fuertes, saldremos de esto, como siempre hemos hecho, por supuesto".

¿Se encuentra en Chile? Envíenos su testimonio en foto o video clic haciendo clic aquí, o si prefiere escríbanos usando el formulario a continuación.

PARTICIPE

* Campos obligatorios

Total: 0

Los datos provistos no serán utilizados para enviar mensajes no solicitados, ni tampoco serán entregados a terceros. Su información personal sólo se utilizará para fines administrativos.

Terremoto en Chile

  • MÁS NOTICIAS

  • De nuestra enviada especial

    • más desde el terreno

  • CONTEXTO

    • Más información

  • Diarios de un terremoto

    • Más testimonios

  • En imágenes

    • Vea más

    • VIDEO

      • VeaDur: 04:31

      • MÁS VIDEOS

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.