Chile: empiezan las demandas tras el terremoto

Edificio derrumbado en Concepción, Chile
Image caption Edificios de viviendas construidos en los últimos años se derumbaron a consecuencia del terremoto.

Edificios nuevos a punto de derrumbarse y otros con daños "silenciosos" se multiplicaron en Santiago y otras ciudades de Chile tras el terremoto del pasado 27 de febrero. Ahora, ante la nula respuesta de algunas constructoras los afectados decidieron acudir a la justicia para buscar compensaciones.

En muchos sectores de la zona centro sur chilena se pudieron observar cientos de viviendas antiguas desmoronadas a causa del sismo de 8,8 grados en la escala Richter, el quinto más poderoso de la historia moderna según los científicos.

Pero algunas construcciones inauguradas en los últimos años -al menos 23- quedaron a punto de derrumbarse y las imágenes de los condominios "Don Tristán" y "Don Luis" en la comuna de Maipú (en la zona poniente de Santiago) captaron la atención de los medios a causa de las evidentes fallas estructurales que presentaron.

La encargada de levantar estas torres fue la constructora Mujica & González Limitada, y sus responsables nunca aparecieron para dar una respuesta. Así se lo relató a BBC Mundo Brooke Marín, vocera del edificio "Don Luis".

Lea: Terremoto en Chile: el drama de los hogares sin seguro

"Vamos a presentar una demanda colectiva con el abogado Alfredo Morgado contra la inmobiliaria y el constructor del edificio, que nunca se presentaron ni siquiera a pedirnos las disculpas, desaparecieron como unos verdaderos delincuentes", señaló.

La acción judicial será interpuesta a más tardar este viernes y buscará establecer la responsabilidad de la empresa, a la que acusarán de estafa e incluso de cuasi delito de homicidio.

Asesorías e información

El caso de los propietarios de estos departamentos en Maipú se repite en otros puntos de la región Metropolitana, y salvo contadas excepciones la tónica es la nula respuesta de los responsables de las construcciones.

Ante esto, distintos grupos como la Asociación de Consumidores Inmobiliarios (Acoin) o la fundación Pro Bono ofrecieron sus servicios para estar junto a los afectados, prestarles toda la asesoría necesaria e incluso patrocinar las demandas correspondientes.

Los afectados perdieron la paciencia, y este miércoles se presentó la primera acción judicial ante los tribunales. Cecilia Quezada, con el respaldo de Acoin, demandó a la empresa que construyó el complejo Maestranza de San Bernardo, ante las fallas que presentó su departamento.

Pro Bono reunió a una serie de profesionales a través del sitio web Ayudalegalchile.cl, para prestar orientación gratuita y permitir que las personas conozcan sus derechos ante la indefensión en que muchos quedaron al ver destruidas sus viviendas.

"Más que presentar demandas la idea es informar a la gente y terminar con esta angustia o incertidumbre de no saber cuáles son sus derechos y qué está viviendo. Responder dudas respecto de todo tipo de materias, que va desde el tema de arrendamiento hasta las constructoras e inmobiliarias, o derechos de propiedad", le comentó a BBC Mundo Cristóbal Osorio, integrante de la fundación.

Lea: El terremoto cambió de lugar a Concepción

Todos exigen respuestas

Image caption Los vecinos afectados podrían tener la posibilidad de presentar acciones conjuntas contra las inmobiliarias.

Las iniciativas de organismos se suman a presentaciones de senadores como la democratacristiana Soledad Alvear, que propuso un proyecto de ley para fomentar que los vecinos afectados puedan presentar acciones conjuntas contra las empresas inmobiliarias.

Desde el gubernamental Servicio Nacional del Consumidor (Sernac) fueron claros en exigir responsabilidades, y se pusieron a disposición para hacerse parte de las querellas.

"Esperaríamos que no sea necesario poner a una empresa frente a un juez para que éste le diga que cumpla la ley, pero si es necesario lo vamos a hacer. Y uno esperaría, dado el nivel de conmoción pública, ciertas medidas especiales por parte de los tribunales para dar una solución bastante rápida y expedita", señaló el director del Sernac, José Roa.

Mientras las carpas se multiplican en las afueras de los edificios afectados, un temor compartido por los propietarios es que las empresas constructoras intenten desaparecer para no dar una respuesta.

La Superintendencia de Quiebras se manifestó en alerta ante la posibilidad de que las inmobiliarias se declaren en bancarrota, habida cuenta de que este sector es el tercero que más ha utilizado este sistema en Chile durante los últimos cinco años.

Aunque para algunos que lo perdieron todo, como Brooke Marín, incluso más importante que una reparación económica es sentir que la justicia está de su lado.

"Yo me tiré del segundo piso para salvar la vida, imagínate si me pego en la cabeza y me muero. Me da lo mismo si ellos están transfiriendo los bienes, por último que paguen con cárcel porque yo lo perdí todo y no tengo dónde vivir", expresó.

Lea: El terremoto en Chile y los efectos psicológicos

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.