Lula inicia en Israel gira por Medio Oriente

El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, arribó este domingo a Israel donde iniciará una gira por Medio Oriente, que incluye los territorios palestinos y Jordania.

Image caption Lula hará sentir el creciente peso diplomático de su país en el proceso de paz de Medio Oriente.

Analistas indican que Lula hará sentir el creciente peso diplomático de su país en el proceso de paz de Medio Oriente.

La visita se da en medio una tensa situación entre Estados Unidos e Israel por el anuncio del plan de construcción de 1.600 casas para colonos judíos en Jerusalén Oriental.

Un alto asesor del presidente Barack Obama, David Axelrod, dijo este domingo que la decisión es un "insulto" a Estados Unidos y "destructiva" para el proceso de paz.

Lula ha declarado que dicho proceso necesita de "alguien con neutralidad" para hablar con todas las partes.

Brasil está en plena búsqueda de un papel en el escenario mundial, que incluye una larga campaña para asegurarse un asiento permanente en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

Viaje "insólito"

El corresponsal de la BBC en Sao Paulo Gary Duffy dice que el viaje se destaca de otros realizados por el presidente en el extranjero por lo insólito y por lo delicado de la situación en la región.

Diarios de Brasil observan que es la primera vez que un jefe de Estado brasileño viaja a Medio Oriente desde que lo hiciera el último emperador de Brasil, Don Pedro II, en 1876, señala Duffy.

Lula se reunirá con el presidente israelí, Shimon Peres, y con el primer ministro, Benjamin Netanyahu, y luego irá a Cisjordania para reunirse con el presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmoud Abbas.

También visitará el museo del Holocausto israelí y, en lo que se interpreta como un gesto para con los palestinos, pasará la noche en Belén.

A fines de la semana partirá hacia Jordania. Para mayo tiene previsto un controvertido viaje a Irán.

Sin embargo, como señala el corresponsal Duffy, Lula llega a la región en un momento de renovadas tensiones en el proceso de paz de Medio Oriente, y probablemente las expectativas sean bajas sobre lo que puede lograr una perspectiva diferente en una etapa tan delicada.

Lea: La polémica política exterior brasileña

Contenido relacionado