Incógnita por candidato conservador en Colombia

Elecciones legislativas en Colombia
Image caption Noemí Sanín y Andrés Felipe Arias se disputan la victoria en el Partido Conservador tras los comicios parlamentarios.

Cinco días después de realizadas las elecciones parlamentarias en Colombia, siguen sin conocerse los resultados de la consulta popular para escoger al candidato del Partido Conservador, que podría ser el próximo presidente del país.

Esa indefinición ha generado todo tipo de cábalas políticas de cara a las elecciones presidenciales del 30 de mayo, donde un uribista, Juan Manuel Santos, aparece como favorito, aunque sin la fuerza suficiente para ganar en primera vuelta.

Los conservadores representan otra cara del uribismo y, dependiendo de si su candidato es la ex canciller Noemí Sanín o el ex ministro Andrés Felipe Arias, eventualmente podrían disputar la presidencia de Colombia en segunda vuelta.

Las incógnitas se deben a las inéditas demoras en el conteo de votos después de que unos 13 millones de electores acudieron a las urnas el domingo pasado.

Ambiente enrarecido

Cada elector pudo depositar hasta cuatro votos distintos, uno al Senado, otro a la Cámara de Representantes, otro para el Parlamento Andino y otro para cualquiera de las dos consultas populares, la del Partido Conservador o la del Partido Verde.

Mientras el domingo se supo que el candidato de los verdes será el ex alcalde de Bogotá Antanas Mockus, quedó en suspenso el nombre del aspirante conservador y eso enrareció el ambiente político.

A pesar de la expectativa que había, por la cerrada competencia entre Sanín y Arias, en muchos sitios no se alcanzaron a contar los votos de la consulta conservadora.

Entonces, comenzó una larga espera mientras se recuentan los votos en los escrutinios, en los que participan jueces y notarios. Sin embargo, hasta este viernes al mediodía no había concluido ese proceso.

"Todo se debe al desorden que ha habido en los escrutinios", le explica a BBC Mundo el ex candidato presidencial conservador Juan Camilo Restrepo, que en 1998 perdió una consulta ante Andrés Pastrana.

El presidente del Consejo Nacional Electora, Marco Emilio Hincapié, se quejó de que algunas comisiones escrutadoras no acogieron la orden de darle prioridad al conteo de los votos por la consulta conservadora.

Guerra de cifras

Entre tanto, ha surgido una guerra de cifras entre las campañas. Mientras la de Sanín dijo este viernes que su candidata se impuso en ciudades como Medellín y Cali, la de Arias alega que ganó en Bogotá, donde votan muchas personas.

Arias, ministro de Agricultura hasta comienzos del año anterior, se considera a sí mismo como el más fiel heredero del presidente Álvaro Uribe, quien no podrá aspirar a un tercer mandato, mientras que Sanín ha tomado algunas distancias del presidente, de quien fue embajadora en España y Gran Bretaña.

Image caption El uribista Santos aparece como favorito de cara a las presidenciales de mayo.

Aunque el Partido Conservador obtuvo algo más de 2 millones de votos en las elecciones parlamentarias, a su consulta concurrieron casi 3 millones de electores.

"En esta consulta hubo mucho voto no conservador y lo que yo entiendo es que hubo sectores uribistas de otros partidos, como el de La U -liderado por Juan Manuel Santos- que votaron por Arias, porque lo consideran más allegado a la Casa de Nariño (sede presidencial)", señala Restrepo.

En Colombia la ley les permite a los electores participar en cualquier consulta popular de un partido, si es abierta, y Restrepo, quien fue candidato en 2002, dice que es muy difícil impedir las interferencias de otros partidos en las consultas.

La pregunta que surge ahora es qué pasará con el Partido Conservador cuando se conozcan los resultados de los escrutinios y si ese grupo se mantendrá unido para las elecciones presidenciales.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.