Obama critica a Cuba por violación de los derechos humanos

Barack Obama.
Image caption Obama pidió el fin de la represión y la libertad de los presos políticos en Cuba.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, calficó este miércoles de "profundamente perturbadores" los incidentes registrados en las últimas semanas en Cuba, como la muerte del disidente Orlando Zapata Tamayo tras una prolongada huelga de hambre y el acoso y detención de madres y esposas de disidentes presos, conocidas como las Damas de Blanco.

En un comunicado difundido por la Casa Blanca, el mandatario denunció "el creciente hostigamiento hacia aquellos que se atreven a dar voz a los deseos de sus compatriotas cubanos".

Obama también pidió el "fin de la represión", la puesta en libertad de todos los presos políticos y el respeto a los derechos humanos en Cuba.

"Estos sucesos subrayan el hecho de que en lugar de abrazar la oportunidad de entrar a una nueva era, las autoridades cubanas continúan respondiendo a las aspiraciones del pueblo cubano con un puño de hierro", dice el comunicado.

"Incidentes"

El 17 de marzo pasado, la policía cubana disolvió una marcha de unas 30 mujeres pertenecientes al grupo Damas de Blanco, formado por esposas y madres de disidentes presos.

El grupo marchaba en La Habana al cumplirse siete años de un operativo conocido como la "Primavera Negra" que se saldó con la detención de 75 opositores, de los cuales más de 50 continúan tras las rejas.

El corresponsal de BBC Mundo en La Habana, Fernando Ravsberg, informó en ese momento que fueron detenidas en el Barrio de Párraga, en las afueras de La Habana y obligadas a subir en dos autobuses.

Entre las mujeres también marchaba la madre de Orlando Zapata, quien murió en prisión el pasado 23 de febrero mientras llevaba a cabo una huelga de hambre.

El gobierno cubano afirma que no hay prisioneros políticos en la isla y califica a la mayoría de los disidentes de "mercenarios" al servicio de EE.UU.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.