Ecuador: Correa remodela su gabinete

Rafael Correa, presidente de Ecuador
Image caption La gestión de Correa se ha caracterizado por un constante traspaso de ministros.

El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, reorganizó este lunes su gabinete, con cambios en nueve ministerios, con el objetivo de "radicalizar" la "revolución ciudadana" en el país.

El mandatario designó a Katiuska King, una funcionaria de la Secretaría de Planificación, como nueva jefa del equipo económico. De igual forma, este lunes fueron anunciados los cambios de ministros en las áreas de Industrias, Sectores Estratégicos, Telecomunicaciones, Educación, Justicia, Inclusión Social, Transporte y Turismo.

Si bien buena parte de los cambios responden a movimientos de funcionarios de un ministerio a otro, el vicepresidente Lenin Moreno dejó en claro la razón de la renovación del gabinete.

"Vamos a iniciar este período con un nuevo equipo que va a marcar el paso de radicalizar el proceso de revolución ciudadana que venimos cumpliendo desde que el pueblo ecuatoriano nos eligió", dijo Moreno.

Esto fue ratificado por el presidente Correa durante la posesión de los nuevos ministros, al señalar que los movimientos en el gabinete buscan "cambiar la relación de fuerzas para que en el nuevo Estado manden los ciudadanos, las grandes mayorías, en una lucha diaria que la vamos ganando, pero que claramente aún es una tarea inacabada y peligrosa".

La gestión de Rafael Correa ha estado caracterizada por un constante traspaso de ministros de una función a otra, así como por un incremento en el tamaño del gabinete, que hoy cuenta con 30 ministerios, siete de ellos coordinadores y el resto ejecutores, así como con nueve secretarías de Estado.

En busca de resultados

Este lunes, durante la posesión de los nuevos ministros, el presidente Correa reconoció que el proceso de la "revolución ciudadana", aunque va "en la dirección correcta", es un proceso que "aún tiene mucho de caótico, con desperdicio de recursos, graves ineficiencias, y mandos medios que siguen con la inercia del viejo país".

"En esta segunda etapa, con tanta experiencia acumulada, no podemos darnos el lujo de fallar", manifestó Correa, y enfatizó que durante los próximos tres años de su gobierno pondrá énfasis en la eficiencia de la gestión.

Al respecto, el analista político y catedrático de la Universidad Central, Julio Echeverría, le dijo a BBC Mundo que el balance de los tres años que lleva el gobierno de Rafael Correa no presenta resultados congruentes con el nivel de gasto público impulsado, y de allí la necesidad del mandatario de efectuar cambios en su gabinete que apunten a lograr eficacia en el rendimiento gubernamental.

"En política social, por ejemplo, ha habido un gasto bastante alto, pero los indicadores de reducción de pobreza, de mejoramiento de la equidad, son muy tibios", manifestó Echeverría.

De igual forma, en cuanto al manejo de la política económica, dijo el analista, existe un déficit fiscal que no ha logrado ser cubierto, así como un clima de incertidumbre en la inversión privada y signos preocupantes en cuanto a la estabilidad macroeconómica.

El analista sostuvo que a pesar de la búsqueda de resultados por parte del gobierno, el Ejecutivo no muestra señales de avanzar hacia una institucionalidad de la gestión o una apertura al diálogo con otros sectores.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.