Ecuador y EE.UU. buscan superar diferencias

Arturo Valenzuela (izq.) y Rafael Correa en un momento de su reunión en Quito
Image caption Estados Unidos y Venezuela coincidieron en calificar la reunión como positiva

El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, y el secretario de Estado adjunto de Estados Unidos para el Hemisferio Occidental, Arturo Valenzuela, mantuvieron en Quito una reunión este martes que sirvió para que ambos gobiernos expresaran su interés por avanzar en un diálogo que permita afianzar las coincidencias y superar las diferencias que existen entre sí en temas bilaterales y regionales.

Durante la cita de este martes, que se desarrolló en un ambiente de cortesía, los representantes de los dos países mostraron sus preocupaciones por aspectos que abarcaron desde las relaciones de Ecuador con Irán hasta el uso de bases colombianas por parte de militares estadounidenses.

Arturo Valenzuela le dijo al presidente Correa y a un grupo de ministros ecuatorianos presentes en la reunión que a EE.UU. le preocupa el programa nuclear de Irán, "que no ha avanzado en lo que ha pedido la comunidad internacional".

Correa contestó que a su gobierno no le interesa entrar en la discusión sobre el plan nuclear iraní. "¿Qué tiene que ver eso con vender banano a Irán?, ¿qué tiene que ver con que Irán quiere financiarnos ciertas hidroeléctricas?", inquirió el presidente.

Otra preocupación expresada por Valenzuela en la cita tuvo que ver con el respeto a los derechos de la prensa en Ecuador. "En el tema de la prensa, es muy importante asegurarse de que efectivamente haya un diálogo, y una buena capacidad de expresión de todos los sectores de la sociedad", manifestó el funcionario estadounidense.

El mandatario respondió que en Ecuador "cualquiera puede decir lo que desee, cuando desee", afirmando que la libertad de expresión para medios de comunicación y ciudadanos "está absolutamente garantizada".

"Lo que pasa es que, como en todas partes del mundo, uno debe ser responsable de lo que dice, y eso es lo que muchos no quieren", señaló Correa.

Las preocupaciones de Ecuador

El gobierno ecuatoriano, por su parte, presentó al funcionario estadounidense su inquietud porque se ratifique que el uso de bases militares colombianas por parte de EE.UU. se limitará a operaciones en territorio colombiano. Frente a ello, Valenzuela reiteró que su gobierno ya ha efectuado tal ratificación.

Lea: Colombia y Ecuador, más cerca de la normalización

El presidente Correa también señaló en la cita el compromiso de Ecuador en la lucha contra el narcotráfico, y resaltó los resultados positivos obtenidos por el país en este aspecto, los cuales, manifestó, han sido reconocidos por la embajadora de EE.UU. en Quito, Header Hodges.

Ecuador además planteó que las preferencias arancelarias (Atpdea) que otorga EE.UU. a productos ecuatorianos no obtengan una renovación anual, sino plurianual, con el fin de facilitar la planificación productiva en el país.

De igual forma, el gobierno ecuatoriano enfatizó en su política de descartar Tratados de Libre Comercio y dar paso en su lugar a Tratados de Comercio para el Desarrollo. Según el canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño, lo que se busca es pensar "fundamentalmente cómo el comercio puede favorecer al desarrollo y no destruirlo".

Evaluación positiva

Image caption En la cita no se definió una fecha para una posible reunión entre Rafael Correa y Barack Obama.

Ecuador y Estados Unidos coincidieron en calificar de positiva la reunión de este martes, en la que el presidente Correa reiteró que "tener diferencias no significa ser enemigos".

Si bien en la cita no se definió una fecha para una posible reunión entre Rafael Correa, como presidente de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR), y el presidente de EE.UU., Barack Obama, ambos gobiernos sí se comprometieron a avanzar en los diálogos bilaterales.

"Esperamos que sea el arranque de una serie de reuniones porque nos hemos puesto de acuerdo en establecer grupos de trabajo que permitan avanzar en muchos temas en que tenemos coincidencias y también superar las diferencias", dijo el canciller Patiño.

Valenzuela, por su parte, señaló antes de partir a Colombia, donde continúa su viaje por Sudamérica, que su país busca trabajar con Ecuador "en forma respetuosa y dinámica", y que está comprometido "con los cambios que se tienen que hacer en América Latina en bien de mejorar la calidad de vida de las gentes".

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.