Perú: "fin" de protestas mineras

Mujer peruana ante mineros muertos.
Image caption Una mujer no pudo controlar el llanto ante los cuerpos de los mineros muertos.

El primer ministro peruano, Javier Velásquez Quesquén, anunció este miércoles el levantamiento de la huelga que acataban desde hace cuatro días los mineros informales y que dejó seis muertos.

En una rueda de prensa, Velásquez informó que tras la instalación de una mesa de diálogo con el sector, el gobierno de Alan García asumió el compromiso de instalar una comisión multisectorial, integrada por el Ejecutivo y los representantes mineros para trabajar en la formalización de este sector -según dijo- "en plazos razonables".

"Se ha levantado cualquier medida de fuerza en todo el país. Nosotros también levantaremos en las próximas horas el estado de emergencia", dijo Velásquez a los periodistas tras reunirse en Lima con los dirigentes de los mineros.

La huelga de mineros artesanales, que en tres días de protestas movilizó a más de 6.000 personas, aisló el sur del país y dejó un saldo de seis muertos.

Lea: Seis muertos en protesta de mineros

El presidente Alan García dejó ver que estaría dispuesto a incorporar cambios al decreto de emergencia 012, que afecta directamente a ese sector.

Hablando con la prensa comentó que éste "se puede mejorar, si es para bien (…) para que haya un acuerdo de formalización, señalando algunos plazos".

Sur aislado y muertos

A las 06:00 horas de este miércoles otro grupo de mineros, en la costa del país, también había suspendido su medida de fuerza mientras duraran estas conversaciones.

Sus acciones habían aislado la costa sur del país, en la localidad de Chala, Arequipa, a unos 600 kms al sur de Lima, tras bloquear por tres días un tramo de la carretera Panamericana.

Es en esta zona que seis personas murieron en los últimos días. Cinco a consecuencia de enfrentamientos con la policía. La organización Human Rights Watch le ha pedido al gobierno peruano que investigue estas muertes.

En un comunicado, el presidente de la Federación Nacional de Mineros Artesanales del Perú (FENAMARPE), Teódulo Medina, señaló que el presidente "quiere resolver los grandes problemas del país a balazos, matando a indefensos peruanos, persiguiendo con 'sus leyes' a los dirigentes de los pueblos y organizaciones y encarcelando a todos aquellos que defienden la vida y el trabajo".

Según Medina, el cuestionado decreto está en contra de los mineros artesanales, y sólo busca destruir un sector de la economía que en Madre de Dios, por ejemplo, es una de las principales fuentes de ingreso.

Lea: El oro que tiene en vilo al Amazonas

Decreto al debate

El Decreto de Urgencia Nº 012-2010, de marzo de este año, está destinado a buscar la formalización de la minería aurífera artesanal del departamento de Madre de Dios.

Según fuentes oficiales, lo que se busca es introducir un proceso de ordenamiento de la pequeña minería, para evitar la contaminación, la pobreza extrema y el caos social en zonas como Madre de Dios.

En Madre de Dios, en la frontera sureste del Perú, la extracción informal de oro es una de las principales actividades. Pero esta región es también una de las últimas reservas de selva virgen en el país.

El crecimiento desproporcionado de la minería informal o artesanal es considerado uno de los efectos más negativos del auge de la exportación minera en el Perú, y de los altos precios del oro en el mercado mundial, donde la onza se vende a US$1.000.

Minería artesanal

Cerca del 60% de las exportaciones peruanas son minerales y según el ministerio de Energía y Minas, de las 460 toneladas de oro que se producen anualmente, un 60% (unas 265 toneladas) provienen de la actividad informal.

Algunos expertos señalan que esta cifra enmascara una situación de explotación, que empieza con un marco legal poco claro, que impide conocer con precisión a los dueños de las minas.

Esto estaría creando una cadena informal de producción, con la subcontratación de pobladores locales, o la compra de la producción artesanal de la población minera, sin registro alguno ni tributación.

Junto a ese panorama está el cuestionado uso de mercurio y cianuro en las tareas artesanales que, al haber crecido, se han convertido en un serio factor de contaminación de las aguas en selvas prístinas y la deforestación de zonas para dedicarlas a la minería.

Según datos del diario El Comercio, el valor de la producción de la minería informal es de unos US$1.000 millones y unas 100.000 personas estarían vinculadas directamente a esta actividad.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.