Obama y Zavala: ¿modelos de Primera Dama?

Margarita Zavala y Michelle Obama
Image caption Las dos primeras damas se conocieron en Washington.

Ambas son licenciadas en derecho, encabezan campañas contra la obesidad infantil, mantienen un bajo perfil político y cumplen rigurosamente el protocolo de su rol.

Se trata de Margarita Zavala y Michelle Obama, esposas de los presidentes de México y Estados Unidos, y quienes, de acuerdo con especialistas, representan un nuevo tipo de primera dama en el mundo.

Las dos mujeres tienen estudios de alto nivel, trayectoria propia, y al mismo tiempo se esfuerzan por mantener un entorno familiar estable.

Además tienen una influencia importante en algunas decisiones de sus maridos, explica la especialista en comunicación política Ana Vásquez-Colmenares.

"Michelle apoya en varios temas distintos, y Margarita influye sobre todo en la agenda política", dice en conversación con BBC Mundo.

Esta semana se reunirán en México, durante la primera visita oficial que Michelle Obama realiza en solitario a un país extranjero.

Bajo perfil

Aunque aparentemente tienen estilos diferentes, Obama y Zavala realizan tareas parecidas, afirma la investigadora Sara Sefcovich, del Instituto de Investigaciones Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Image caption Como su homóloga, Zavala cumple con sus obligaciones protocolares.

Las dos se encuentran ceñidas por el estricto protocolo de las casas presidenciales que tradicionalmente exige desempeñar su papel de forma discreta. Para ambos casos, además, hay una explicación política.

El gobierno de Barack Obama ha sido cuestionado por sectores conservadores y antiguos aliados, mientras que el mexicano Felipe Calderón enfrentó una severa crisis política durante la elección que ganó con ventaja de medio punto.

En el caso de México existe, además, el antecedente de algunas primeras damas que fueron criticadas por sus excesos. El caso más reciente es el de Martha Sahagún, esposa del ex presidente Vicente Fox, quien trató de suceder a su marido en el cargo.

Con estos escenarios no hay forma de abandonar el guión, insiste Sefcovich.

"No pueden hacer lo que quieran, están metidas en el 'cuadrito' del protocolo. Y ninguna parece dispuesta a romperlo", dice en conversación con BBC Mundo.

"Con los pies en la tierra"

Además de sus responsabilidades públicas, las primeras damas tienen otras coincidencias, afirma Vásquez-Colmenares.

Las dos, por ejemplo, tratan de mantener una vida familiar lo más normal posible. Margarita asiste a las juntas escolares de sus tres hijos, mientras que Michelle ha dicho que las dos niñas Obama asean sus habitaciones en la Casa Blanca.

"Son madres de familia con hijos pequeños que quieren mantener los pies en la tierra", añade.

Este esfuerzo parece haber rendido frutos, porque las dos cuentan con un alto nivel de aprobación en encuestas realizadas en sus países, con algunas diferencias.

La popularidad de Zavala proviene de su bajo perfil y la discreción con que se comporta. Son pocas las imágenes de ella con su familia.

A Obama, en cambio, las historias sobre su forma de vestir, las fotos de sus vacaciones y las imágenes haciendo ejercicio le han ganado apoyo.

Vidas paralelas

Image caption Michelle Obama aboga por la protección de la niñez.

A diferencia de la primera dama estadounidense, la mexicana tiene una larga carrera política que inició incluso antes que la de su marido, el presidente Calderón.

Zavala ha sido legisladora varias veces y es integrante del consejo político del gobernante Partido Acción Nacional.

Durante los dos primeros años del actual gobierno se mantuvo al margen de la actividad partidista, coinciden las especialistas, pero desde hace varios meses parece haber reactivado el activismo electoral.

"Su carrera no ha terminado y parece que desea continuarla al terminar el gobierno", explica Vásquez-Colmenares.

En cambio, Michelle Obama ha sido fundamentalmente una activista social, y no parece tener aspiraciones políticas.

Tareas indispensables

Más allá de la política, Obama y Zavala cumplen con responsabilidades tradicionalmente asignadas a las primeras damas, explica la investigadora Sefcovich.

Son programas de salud, atención a niños vulnerables, apoyo a ancianos o educación por ejemplo.

Además, en México las primeras damas suelen añadir algún tema de su interés, que en el caso de Margarita Zavala es la deportación de niños migrantes por la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos.

Michelle Obama, en cambio, eligió como su tarea particular una campaña contra la obesidad y en favor de la alimentación saludable.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.