Chile: los barcos vuelven al mar tras el tsunami

Barco en la costa chilena
Image caption El "Don Rodrigo" fue una de las primeras embarcaciones que retornó al mar luego de quedar sobre la zona portuaria.

Las imágenes de grandes barcos "estacionados" en el paseo marítimo de Talcahuano empiezan a quedar sólo como un recuerdo del terremoto y tsunami que golpearon a este puerto comercial y militar, ubicado a 521 kilómetros al sur de Santiago de Chile.

A comienzos de abril, una vez que la ciudad había recuperado en algo la normalidad, empezaron las labores para devolver al agua las embarcaciones.

Los barcos "Don Pascual", "Don Boris", "Don Jaime" y "Don Luis Alberto", quedaron ordenadamente posados sobre la costanera o paseo marítimo, como postal de la altura y la fuerza que alcanzó la ola gigante que, según testigos, ingresó a eso de las 05:45 horas (09:45 GMT).

"Entró una neblina cuando venía la mar y no se vio nada, ni las luces de las lanchas que estaban afuera. Y cuando bajamos en la mañana, como a las 7:30, nos encontramos con todos los barcos aquí. El mar arrasó con todo", le relató a BBC Mundo Luis Inostroza, quien estaba en una de las embarcaciones y alcanzó a huir antes del tsunami.

El proceso para que las 24 naves pesqueras más grandes sean devueltas al agua empieza este jueves, luego que se ensamblaran dos enormes grúas traídas desde Santiago, y que permiten levantar hasta 600 toneladas.

Vea imágenes de la devastación en Talcahuano

Cuidador sin sueldo

Luis Inostroza ha permanecido junto a los barcos que cuidaba desde que el 27 de febrero bajó del cerro y los encontró junto a la calle principal, cuidadosamente ubicados uno al lado del otro.

Image caption A lo largo de la costa de Talcahuano se suceden las imágenes de barcos en tierra.

Él es una de las personas que mantuvo su trabajo tras el sismo de 8,8 grados Richter, aunque su situación no es mejor que la de los miles de desempleados que dejó la catástrofe.

"Yo no he perdido el trabajo pero es lo mismo, porque no hay con qué pagarme y ya me deben dos meses. Si el barco no pesca a mí no me pagan", le dijo a la BBC.

Junto a Inostroza hay al menos otros tres cuidadores que deambulan junto a los barcos mientras comentan que pronto debería tocarles el turno para el retorno al mar, con la esperanza de que la empresa vuelva a producir y ello les permita recibir nuevamente un salario.

Por lo pronto, la tarea de estos cuidadores o "wachimanes" (derivado del inglés watchmen), como se hacen llamar, es impedir que las embarcaciones que permanecen en tierra sean víctimas de los robos que ya asolaron al sector comercial de la ciudad.

"Yo he seguido acá porque empezaron a saquear, al barco le han robado como tres veces así que hay que estar día y noche", comentó el vigilante.

Un proceso largo

Image caption Estos barcos fueron a parar a unos metros de la plaza principal de Talcahuano.

El comandante Renato Navarro, jefe de estado mayor de la fuerza de tarea naval del Bío Bío, le confirmó a BBC Mundo sobre el inicio del traslado de los barcos más grandes que quedaron en las calles de Talcahuano, aunque advirtió que la tarea va a demorar al menos un mes.

"Es un proceso largo porque hay que moverlos e ir colocándolos en zonas, ya que no alcanzamos directamente tirarlos a todos al agua, pero la meta es al 17 de mayo estar listos", señaló.

Para el alcalde de la ciudad, Gastón Saavedra, terminar con estas postales que han dado la vuelta al mundo "es simbólico para nosotros, porque significa que el sector pesquero vuelve a estar en donde siempre".

Y una vez que la situación vuelva a la normalidad, el sector industrial pesquero que mueve en gran parte a la ciudad deberá ser reubicado, según la máxima autoridad de la comuna.

"A posteriori va a haber que relocalizarlos, porque obviamente no se pueden volver a producir las mismas situaciones que vivimos en términos anómalos para el desarrollo urbano de la ciudad", expresó.

Cuarenta y seis embarcaciones fueron arrastradas a tierra por las olas gigantes que siguieron al terremoto, y hoy son 24 las que permanecen fuera del agua.

Mayo es el mes del mar en Chile y el 21 es el día de las glorias navales, por lo que para esa fecha "tienen que estar todos los pesqueros en el agua, porque cada uno de ellos representa unas cuatro o cinco familias que viven del trabajo de la tripulación", según enfatizó el comandante Renato Navarro.

Lea también: "Tour sísmico" muestra Chile desde el mar

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.