Conflicto por papeleras: comienza lectura del fallo

Papelera Botnia, en Fray Bentos, Uruguay.
Image caption La fábrica produce cerca de un millón de toneladas de pasta de papel al año.

La Corte Internacional de Justicia de La Haya, en Holanda, comenzó la lectura de su fallo sobre el litigio entre los vecinos Argentina y Uruguay por la instalación de una planta de celulosa en la margen uruguaya de un río limítrofe.

Montevideo y Buenos Aires aguardan con expectativa el veredicto, que los jueces del tribunal comenzaron a leer a las 13:00 GMT.

La delegación argentina arribó demorada a Holanda por vía terrestre desde Roma, después de sortear los inconvenientes causados por la cancelación de los vuelos en Europa por la nube de ceniza volcánica, informó nuestra corresponsal.

El canciller argentino, Jorge Taiana, expresó su "confianza" en obtener un fallo favorable, explicó Perasso.

La controversia por la instalación de la fábrica de la empresa finlandesa Botnia sobre el río Uruguay, fronterizo entre ambos países, llegó hasta La Haya en 2006, a través de una demanda de Argentina, que sostiene que el país vecino violó un tratado de 1975 que reglamenta la administración compartida del curso fluvial.

En estos momentos, la fábrica -en funcionamiento desde noviembre de 2007- produce cerca de un millón de toneladas de pasta de papel al año.

Según le indicó a BBC Mundo el economista Rafael Mantero, el impacto económico anual de la empresa representa más del 1% del Producto Interno Bruto (PIB) de Uruguay y en su momento constituyó la mayor inversión industrial realizada en el país.

Lea: cronología del conflicto

Bloqueo fronterizo

A la discrepancia diplomática se sumó una manifestación de ambientalistas argentinos que temen efectos contaminantes de la fábrica y que bloquean desde 2005 -con algunas interrupciones- un paso fronterizo cercano a la planta como forma de protesta.

El bloqueo, denunciado varias veces por Montevideo, lastimó los estrechos vínculos que tenía la ciudad argentina de Gualeguaychú con la cercana Fray Bentos en Uruguay, cuyos habitantes sueñan con restablecer el tránsito tras el fallo.

El ánimo de los miembros de la Asamblea Ambiental de Gualeguaychú, localidad argentina de unos 80.000 habitantes, oscila entre el optimismo y la desesperación, según admitieron a EFE miembros del colectivo.

El martes, integrantes de la Asamblea Ambiental esperarán el pronunciamiento de los jueces de La Haya en el paraje Arroyo Verde, donde cortan el tránsito hacia el puente San Martín que une a Gualeguaychú con Fray Bentos.

"Hay un compromiso de la cancillería argentina de garantizar la transmisión del fallo en directo por la televisión pública y con traductor argentino", le dijo a EFE el médico Martín Alazar, miembro del grupo ecologista.

Los presidentes

Image caption Ambientalistas argentinos bloquean desde hace varios años un paso fronterizo cercano a la planta.

Entre tanto, y según medios de Montevideo, los presidentes de Uruguay, José Mujica, y de Argentina, Cristina Fernández, se reunirán en los próximos días para analizar el tema.

Ambos mandatarios se encontraron hace dos semanas para avanzar sobre el asunto.

Mientras Argentina espera que el fallo deje claro que su vecino violó el tratado del río al autorizar la obra, Uruguay tiene un moderado optimismo y reitera que la planta no contamina.

Según una fuente de la cancillería en Buenos Aires, la argumentación argentina en La Haya dejó claro que "ninguno de los emprendimientos uruguayos debió ser aprobado sin haber previamente puesto en marcha el mecanismo de información y consulta (entre países) previsto en el propio estatuto".

Ambos países confían en que el tribunal les dará la razón en mayor o menor grado y se muestran abiertos a continuar mejorando las relaciones bilaterales dañadas.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.