Cuba: Damas de Blanco sin incidentes

Las esposas y madres de presos políticos, organizadas en el movimiento conocido como Damas de Blanco, desfilaron este domingo por la Quinta Avenida de Miramar en La Habana sin que nadie se lo impidiese, como ocurriera en domingos anteriores.

Image caption Las Damas de Blanco marcharon sin incidentes.

El Cardenal Jaime Ortega intervino ante las autoridades cubanas y estas accedieron a permitirles realizar su protesta semanal, en la que marchan vestidas de blanco y con flores en las manos, pidiendo la libertad de sus familiares detenidos.

El domingo anterior el gobierno les comunicó que necesitaban un permiso para poder desfilar, y una contramarcha de civiles les impidió caminar, cercándolas en un parque durante siete horas, hasta que ellas accedieron a subirse en un autobús que las dejó en sus domicilios.

Las Damas de Blanco se mostraron satisfechas del cambio operado por el gobierno, pero aseguraron a la prensa que continuarán marchando cada domingo hasta que las autoridades cubanas dejen en libertad a sus familiares presos.

Lea: Cuba: hostigan a Damas de Blanco

"El gobierno ha empezado a escuchar"

A las 11 de la mañana un nutrido grupo de periodistas esperábamos en la puerta de la iglesia de Santa Rita la salida de las Damas de Blanco y el enfrentamiento con los adeptos del gobierno. Sin embargo, nada ocurrió.

Image caption El cardenal Ortega intercedió a favor de las Damas de Blanco.

Las 12 mujeres salieron caminando en dos columnas por Quinta Avenida, con gladiolos en las manos y totalmente vestidas de blanco, sin que nadie las molestase como en ocasiones anteriores en que fueron rodeadas e insultadas por los contra-manifestantes.

Berta Soler, una de las Damas de Blanco, expresó a la prensa extranjera que "al parecer el gobierno ha empezado a escuchar, ha empezado a responder sin violencia (…) a través del Cardenal (Jaime Ortega) nos han respondido que ya no hace falta pedir permiso (para las marchas)".

"Queremos agradecer la intervención de la Iglesia (católica) porque estábamos tercos el Estado y nosotras, lo admitimos", expresó la Dama de Blanco Loida Valdés y agregó, refiriéndose al enfrentamiento del domingo pasado, que "solo Dios podía cambiar el escenario tanto en 7 días".

Lea: Miles marcharon en Miami por Damas de Blanco

La Iglesia Católica como intermediaria

"Intervinimos por los hechos dolorosos que se dieron el domingo pasado, cuando se vieron rodeadas (las Damas de Blanco) durante tanto tiempo. La Iglesia siente un rechazo total a una acción de ese tipo", expresó el Cardenal cubano Jaime Ortega.

El prelado explicó a la prensa que "a mediados de semana las autoridades me respondieron que podía convocarlas a ellas y comunicarles que podían hacer su caminata habitual por Quinta Avenida y que tampoco tendrían que pedir el permiso".

"Es un modo novedoso de actuar (por parte del gobierno), en otros momentos se nos habría respondido con el silencio", explicó Jaime Ortega e informó que no es la primera vez que se hacen gestiones pero es la primera que les responden positivamente.

Afirmó que en no han intercedido con el gobierno respecto al disidente en huelga de hambre.

"El caso de Fariñas depende un poco de él", explicó el cardenal y agregó que lo visitan regularmente y le piden que deje la huelga pero recalcó que en ese caso "depende de que él (Guillermo Fariñas) flexibilice su posición".

Lea: Cuba/Damas de Blanco: "No somos un movimiento político"

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.