Chávez, tema de la campaña electoral en Colombia

Juan Manuel Santos.
Image caption Santos ha acusado a Chávez de no querer que él llegue a la Presidencia.

A cuatro semanas de las elecciones presidenciales de Colombia, pocos dudan de que el presidente venezolano Hugo Chávez se ha convertido en un asunto de la campaña, que está muy reñida entre dos aspirantes.

En las últimas horas, el candidato oficialista Juan Manuel Santos –que va segundo en las encuestas de intención de voto- acusó a Chávez de no querer que él llegue a la Presidencia.

Santos respondió a las declaraciones de Chávez, según las cuales si él es elegido "sería un peligro" para la región. El mandatario venezolano también dijo que no estaría dispuesto a recibir a Santos en Caracas.

"Esas declaraciones lo que quieren es tratar de impedir que yo llegue a la presidencia de Colombia", señaló este lunes Santos, quien era el Ministro de Defensa cuando tropas colombianas bombardearon un campamento guerrillero en Ecuador y dieron muerte a 'Raúl Reyes', tercero al mando de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC.

El ex vicecanciller Diego Cardona, profesor de la Universidad del Norte, con sede en la ciudad caribeña de Barranquilla, le dijo a BBC Mundo que la situación le recuerda a lo que ocurrió en la pasada campaña electoral peruana cuando el entonces candidato Alan García llamó a Chávez "sinvergüenza" y éste –que era cercano a su más fuerte contrincante, el izquierdista Ollanta Humala- respondió.

Según Cardona, en el caso de la actual campaña colombiana "más que un asunto de simpatía de Chávez por algún candidato colombiano es un tema de antipatía".

¿Beneficio mutuo?

Image caption Para Tickner, tanto Chávez como Santos se benefician políticamente de su enfrentamiento.

La profesora Arlene Tickner, de la Universidad de los Andes, declaró a BBC Mundo que tanto Chávez como Santos quieren beneficiarse.

"Chávez por motivos de política doméstica, debido a las elecciones legislativas de finales de este año, y Santos quiere sacarle provecho electoral a esa agresividad".

El tema internacional en la campaña colombiana comenzó a agitarse hace dos semanas cuando Santos dijo sentirse "orgulloso" de la operación militar en Ecuador donde se dio muerte a Reyes, pese a que el gobierno colombiano se había excusado públicamente por la operación.

Eso no solo provocó el malestar de Quito, sino también el de Caracas.

Posteriormente, el candidato Antanas Mockus, del Partido Verde, favorito en las encuestas, aclaró que él no siente simpatía sino respeto hacia Chávez.

"Acato y no interfiero en la decisión autónoma del pueblo venezolano de elegir a Chávez como su presidente. Asimismo, espero y exijo que ellos hagan lo mismo con el pueblo colombiano", señaló Mockus en un comunicado.

Y agregó que "en cuanto a Venezuela, debemos ser prudentes y respetuosos y, en cambio, duros con las FARC y el narcotráfico".

Por su parte, el candidato del opositor Polo Democrático Alternativo, Gustavo Petro, acusó la semana anterior a Chávez de querer destruir a la izquierda colombiana, a la que había llamado "cobardona".

"Chávez ha lanzado un insulto contra la izquierda colombiana y contra otros candidatos y yo le respondo que él no tiene ninguna autoridad para atacar una izquierda que ha sabido hacer una Constitución democrática en el país", concluyó Petro.

El tema Chávez en la campaña se hace más visible en momentos en que todas las encuestas dan como favoritos a Mockus y Santos, y en que se pronostica una segunda vuelta para definir quién será el próximo presidente de Colombia.

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.