Venezuela: próceres en manos del gobierno

Especialistas adscritos al gobierno central comenzaron este lunes con los trabajos de inventario para colocar los archivos de los próceres de la independencia, Simón Bolívar y Francisco de Miranda, bajo el control del Archivo General de la Nación.

Image caption Los archivos de los próceres de la independencia, Bolívar y Miranda, pasarán al control de la Nación.

Los documentos, que comprenden unos 250 tomos de incalculable valor para la memoria histórica del país, se encuentran bajo la custodia de la Academia Nacional de la Historia, que se había encargado de su conservación desde comienzos del siglo XX.

Un decreto presidencial del abril pasado ordenó el traspaso a instituciones que "verdaderamente desarrollen sus funciones con el objeto de rescatar la memoria histórica de las luchas de liberación del pueblo venezolano, las cuales han sido ocultadas por factores políticos contrarios al proceso revolucionario".

La Academia es una institución autónoma conformada por unos 20 historiadores, muchos de ellos conocidos críticos del gobierno de Hugo Chávez, incluido su actual director, Elías Pino Iturrieta.

Pino y otros especialistas han manifestado dudas acerca de la conservación física de los archivos, pero sobre todo por la utilización que el gobierno pueda hacer de estos, también declarados patrimonio de la Humanidad por la Unesco (Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura).

Bases de la revolución

De acuerdo con el decreto presidencial que ordenó la transferencia, el pensamiento de Bolívar y Miranda "representa la base ideológica de la revolución bolivariana y, en consecuencia, su archivo contiene la documentación fundamental de su legado revolucionario y liberador para los pueblos de Nuestra América y el Mundo".

Pero el historiador Pino Iturrieta le manifestó a BBC Mundo su inquietud por esta decisión: "Nuestra preocupación es el uso político de esos documentos (…) La tergiversación de esos materiales y su utilización al servicio de la ideología chavista".

La versión oficial es exactamente la contraria. Luis Pellicer, director del Archivo Histórico de la Nación, dijo en rueda de prensa que el decreto busca "defender la memoria histórica del país y para que esté al servicio del pueblo venezolano".

Pellicer aseguró que los órganos del Estado trabajarán "haciendo la historia que necesita el pueblo venezolano, una historia insurgente, una historia que dé cuenta de los procesos de liberación que ha tenido el pueblo venezolano desde la época colonial".

Tanto este funcionario como el ministro de Cultura, Francisco Sesto, y la viceministra, Carmen Bohórquez, garantizaron que los documentos estarán a buen resguardo, con las condiciones de temperatura, humedad e iluminación adecuados, y que serán puestos al servicio y alcance de todos los venezolanos.

En manos de quién

Según el director de la Academia de la Historia, el material se encuentra ya disponible para quien lo solicite, además de que fueron digitalizados recientemente en un proyecto conjunto con la Biblioteca Nacional.

Aún así, aseguró, es crucial el asunto de quién tiene su custodia. "La historia sí se puede reescribir, y de esto hay muchos ejemplos", señaló.

"Si agarras un documento y lo torturas, puedes encontrar material y evidencia que te permita decir, por ejemplo, que el 19 de abril de 1810 (considerado el "primer grito de independencia" de Venezuela) fue el resultado de un movimiento cívico militar", lo cual, añadió, no se corresponde con los hechos.

El proceso de transferencia de los archivos tomará varias semanas. El plazo para completarlo vence el próximo 13 de junio.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.