Uruguay renueva autoridades

Urna de votación
Image caption Algunos creen que la autoridad municipal generará más burocracia y mayor gasto para el Estado.

Tras haber elegido a un nuevo presidente el pasado noviembre, este domingo los uruguayos vuelven a las urnas. En esta ocasión, elegirán autoridades departamentales y, por primera vez, a las municipales.

Como cada cinco años, los ciudadanos deberán votar por un intendente, la máxima autoridad de cada uno de los 19 departamentos en los que se divide el país. También se eligen ediles, que son quienes integran las Juntas Departamentales.

La novedad es que esta vez los ciudadanos tienen que elegir alcaldes. Así lo dispuso la Ley de Descentralización y Participación Ciudadana, impulsada por el ex presidente Tabaré Vázquez y aprobada en diciembre pasado. La norma creó 89 alcaldías en las localidades de más de 5.000 habitantes de todo el país, ocho de ellas en Montevideo.

Los gobiernos municipales estarán integrados por cinco miembros, llamados concejales municipales. El concejal más votado será el alcalde y presidirá el gobierno municipal.

Críticas

Image caption Las alcaldías no manejarán un presupuesto separado al de las intendencias.

El texto de la ley indica que la finalidad es "el desarrollo integral, armónico y sostenible del país, mediante la separación de competencias y funciones, y el equilibrado ejercicio del poder por los tres niveles de gobierno, en beneficio de la población".

Sin embargo, el nuevo sistema ha sido criticado por muchos, porque entienden que al crear un tercer nivel de gobierno, que se agrega a los de Gobierno Nacional y Departamental, se generará más burocracia y mayor gasto para el Estado.

Lea: Pocos uruguayos saben qué votan el domingo

Una de las críticas ha sido que se amplía la plantilla de jerarcas, con los consiguientes gastos en sueldos. Los salarios de los alcaldes, que rondan los US$4.000, superan a los de otros funcionarios de gobierno, como los ministros, y para muchos resultan elevados, comparados con los de un trabajador uruguayo promedio, que gana unas ocho veces menos.

"Espero que ayuden a facilitar y agilizar las cosas que hay que hacer y no sólo sea para burocratizar más el Estado y generar más gasto", le dijo a BBC Mundo Jaime Gutiérrez, un ciudadano que mira al nuevo sistema con escepticismo.

Más cerca de la gente

La idea es que estos alcaldes y concejales tengan a su cargo gestiones concretas que se necesitan en su zona, como el mantenimiento de plazas y espacios barriales, cuidado del arbolado, realización de obras viales, señalización y el control del tránsito, entre otras tareas.

Image caption Mejorar el servicio de recolección de residuos es uno de los temas que más preocupa a los ciudadanos.

"Creo que su tarea será más apreciada en los pequeños pueblos, que están alejados de las capitales departamentales y de las autoridades. Los alcaldes van a estar más en contacto con la población local", le dijo a BBC Mundo Elena Martínez, una montevideana que por su trabajo viaja mucho por el interior del país.

Otros dudan qué tanto poder de acción tendrán las alcaldías, ya que no manejarán un presupuesto separado al de las intendencias.

En esta elección municipal, los ciudadanos deberán elegir concejales del barrio o la localidad en la que viven. Pero se da un hecho curioso, y es que mucha gente votará en municipios diferentes a aquellos en los que residen actualmente.

Esto ocurre porque cuando uno obtiene su credencial, el documento lo habilita a votar en la zona donde vive. Si la persona se muda y no hace el trámite para cambiar su credencial, deberá continuar votando en el barrio o el pueblo donde vivía cuando sacó la credencial.

El problema del cambio de domicilio

El ministro de la Corte de Justicia, Edgardo Martínez Zimarioff, le dijo a BBC Mundo que "miles y miles de personas" no informaron a ese organismo del cambio de domicilio.

"Algunos estiman que la cifra puede llegar a dos tercios del electorado. Por consiguiente, no van a poder votar a sus propios candidatos y si lo hacen estarán votando candidatos de otra alcaldía", aseguró.

"Mi esposo tiene credencial de Carrasco (un barrio de Montevideo) pero vive en Pocitos (otro barrio de la capital). No sabe quién se postula ni le va a servir directamente lo que hagan en esa zona", le dijo a BBC Mundo Rosana Estévez.

Este factor desalienta a la gente a votar por los alcaldes, porque siente que las autoridades que estará eligiendo no van a actuar directamente en su beneficio, o que no tiene derecho a elegir a aquellos que no lo van a representar.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.