Irán, tema del viaje de Lula por Rusia

El presidente Lula durante su llegada a Rusia
Image caption Lula busca en Rusia impulsar su intención de mediar en el conflicto por el programa nuclear iraní.

El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, comenzó este jueves en Moscú una gira que tiene como principal eje dialogar sobre el programa nuclear de Irán, país que visitará este mismo fin de semana.

Lula tiene previsto encontrarse con su homólogo ruso, Dimitri Medvedev, con quien tratará sobre su intención de actuar de mediador entre la comunidad internacional e Irán.

Fuentes del Ejecutivo brasileño afirman que Rusia ha mostrado "indicios" de que considera "positiva" la iniciativa del mandatario sudamericano, que quiere que se agote la vía del diálogo antes de plantear sanciones.

Tras abandonar Rusia, Lula estará un día en Qatar antes de llegar a Teherán, donde permanecerá del 16 al 17 de mayo.

Lea también: Irán acepta la mediación de Brasil.

Sanciones

El embajador brasileño en Rusia, Carlos Antonio Paranhos, afirmó a Fabrícia Peixoto, la enviada especial de BBC Brasil a cubrir la gira, que Moscú está de acuerdo con la posición de su país y que tampoco es partidario de que se apliquen sanciones "de forma automática".

Paranhos también precisó que Moscú se opone a sanciones "extremadamente dañinas": "Han insistido en que las nuevas sanciones no deben paralizar la economía iraní o causar problemas a la población", .

El diplomático dijo que el gobierno de Medvedev cree en la "capacidad de intermediación" del presidente brasileño en sus intentos de retomar el diálogo con Irán.

"Existe cierta expectativa (por parte del gobierno ruso) respecto a la visita de Lula a Teherán. Para ellos, el presidente Lula tiene credibilidad como para lograr un compromiso del lado iraní que permita volver a dialogar sobre su programa nuclear", dijo el embajador.

Mediación

En la primera semana del mes, el presidente iraní, Mahmoud Ahmadineyad, se mostró "en principio" de acuerdo con la mediación propuesta por Brasil para revivir un acuerdo nuclear con Occidente.

Image caption El presidente iraní se mostró favorable a la mediación brasileña.

La iniciativa brasileña busca retomar los principios pactados en octubre del año pasado y que consistía que alguna potencia extranjera, inicialmente Francia y Rusia, se encargara de enriquecer el uranio que posteriormente Irán emplearía en sus reactores.

A finales de abril, el ministro de Relaciones Exteriores de Brasil, Celso Amorim, visitó Teherán, donde pidió a Irán y a la comunidad internacional "más flexibilidad".

Brasil considera que Irán tiene derecho a desarrollar un programa nuclear siempre que su única finalidad sea obtener energía y no se desvíe la tecnología a objetivos militares.

Sin embargo, con Estados Unidos como cabeza visible, diversas potencias occidentales defienden que Naciones Unidas sancione a Teherán por la falta de transparencia de su programa nuclear.

Consideran que lo que busca el gobierno de Ahmadineyad es disponer de armas nucleares.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.