Mujica admite sufrir de estrés e insomnio

Tras días de especulación sobre su estado de salud, el presidente de Uruguay, José "Pepe" Mujica, admitió este viernes que sufre de estrés, pero aseguró que no padece "ningún problema grave".

Image caption El mandatario reconoció que le cuesta poder dormir.

La salud del mandatario, que en pocos días cumplirá 75 años, comenzó a generar preocupación en el país sudamericano luego de que se anunciara el pasado miércoles que había suspendido un viaje que tenía previsto realizar esta semana a España.

La cita no era menor, ya que Mujica se disponía a asistir en Madrid a la VI Cumbre de América Latina y el Caribe-Unión Europea, su primer encuentro internacional de envergadura desde que asumió el pasado 1º de marzo.

En su lugar, la delegación uruguaya estará liderada por el vicepresidente, Danilo Astori.

Voceros de la presidencia informaron que la cancelación del viaje se había decidido "por recomendación médica", luego de que la doctora personal del jefe de Estado le sugiriera que baje la intensidad de sus actividades, porque sufre de estrés.

En su momento, la esposa de Mujica, la senadora Lucía Topolansky, había buscado calmar cualquier inquietud, asegurando que su marido sólo sufría de "cansancio" y que la orden médica no era "nada preocupante".

Sin embargo, el cambio de planes provocó una ola de especulaciones sobre el estado de salud del presidente, quien durante su pasado como guerrillero recibió heridas de bala y pasó casi 15 años en prisión.

Este viernes, el propio mandatario hizo frente a los rumores y durante su programa de radio semanal, "Habla el presidente", aseguró que tiene "una acumulación de cansancio", pero "ningún problema grave".

Insomnio

"Me pasé de rosca", explicó Mujica, en su usual jerga informal.

"Estoy padeciendo notorias dificultades para dormir, me despierto a las dos o tres de la mañana y la cabeza me da vuelta, me da vuelta y me da vuelta con problemas de todo tipo", confesó el jefe de Estado.

"No tengo ningún problema grave, pero si no me autorregulo mi problema puede ser grave", se sinceró.

Mujica informó que se tomará tres días para "descansar y dormir" y que el martes comenzará una nueva rutina con horarios "más ordenados", que incluirá "una pequeña siesta".

El director de la consultora uruguaya Factum, Oscar Bottinelli, dijo a BBC Mundo que el estilo de liderazgo del mandatario pudo haber contribuido a su actual cansancio.

"Mujica hace demasiado. Él no delega y su agenda es un poco desorganizada", observó.

Malestar emocional

Para el analista, el estrés presidencial también pudo haber incrementado en los últimos días como consecuencia de algunas situaciones políticas adversas.

"El revés que sufrió el oficialista Frente Amplio en las elecciones departamentales y municipales del domingo seguramente le generaron tensión y malestar emocional", señaló.

El reciente apoyo que dio Mujica al ex presidente argentino Néstor Kirchner para que lidere la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur) -decisión que le costó duras críticas internas- también pudo haber contribuido a su situación actual, dijo Bottinelli.

No obstante, el consultor descartó que exista una preocupación "de gravedad" en el país respecto a la salud del líder.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.