La leche "amarga" TLC entre Colombia y la UE

Álvaro Uribe y José Luis Rodríguez Zapatero
Image caption Varios gremios se oponen al acuerdo del gobierno de Uribe con la UE.

La firma del Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Colombia y la Unión Europea (UE) este miércoles en Madrid produjo una extraña alianza política y puso en su contra a amigos y enemigos del presidente Álvaro Uribe.

La unión es entre la conservadora Federación Nacional de Ganaderos de Colombia (Fedegán), uno de los gremios más agradecidos con Uribe por sus logros en seguridad, y el izquierdista Polo Democrático Alternativo (PDA), uno de los más fuertes opositores del presidente colombiano.

Y el motivo es el capítulo lechero del acuerdo que suscribieron Uribe y el presidente de la UE, José María Barroso.

De hecho, mientras en Madrid se firmaba el documento, se anunciaban protestas de lecheros en algunas regiones de Colombia.

El senador Jorge Enrique Robledo, del PDA, que en la víspera promovió un debate contra los ministros de Comercio y Agricultura de Colombia, le dijo a BBC Mundo que el acuerdo será "la ruina de unos 380.000 pequeños lecheros colombianos".

"Todo se debe a los subsidios descomunales, directos e indirectos, que hay en Europa para los lecheros. Por algo Joseph Stiglitz dice que es mejor ser vaca en Europa que campesino en países en desarrollo como Colombia", explicó.

Lecheros minifundistas

Robledo alega que, en su gran mayoría, los lecheros de Colombia poseen menos de 50 vacas cada uno, y hay 236.000 con menos de 10 vacas. "Son minifundistas muy pobres, que antes producían cebada, trigo y avena y también se quebraron", indicó.

Ellos (los lecheros) tendrán casi 20 años para ser más competitivos, y a lo largo de ese período se establecerán cuotas para la entrada de leche europea. Al final, la leche europea sólo representará el 1% de la producción colombiana Santiago Pardo, jefe negociador de los TLC

Sus argumentos son compartidos por el presidente de Fedegán, José Felix Lafaurie. En una columna de opinión, el dirigente escribió en el diario El Tiempo: "Las asimetrías son gigantescas. La UE controla el 30% de la producción mundial y en apenas 15 días produce los 6.500 millones de nuestra producción anual".

Es tal el malestar de los ganaderos que crearon una página en internet en contra del TLC con la UE: http://www.yotomolechecolombiana.com.

Otro gremio también se opone, la Asociación de Productores de Leche (Analac), según la cual el tratado con la UE es "lesivo" y amenaza a "480.000 familias" lecheras.

Pero el gobierno colombiano rechaza todos esos argumentos. Uribe declaró desde Madrid que el acuerdo comercial con Europa "es un paso trascendental para la vida colombiana".

20 años para ser más competitivos

El jefe negociador de los TLC, Santiago Pardo, le declaró a BBC Mundo que es "una exageración" afirmar que el tratado con la UE será la ruina de los lecheros colombianos.

"Ellos tendrán casi 20 años para ser más competitivos, y a lo largo de ese período se establecerán cuotas para la entrada de leche europea. Al final, la leche europea sólo representará el 1% de la producción colombiana", sostuvo Pardo.

"El país no se va a inundar de leche europea", añadió.

El malestar alrededor del capítulo lechero obligó a llegar a nuevos acuerdos.

Uno de ellos, explicó el ministro de comercio, Luis Guillermo Plata, es que la Unión Europea apoyará al sector lácteo colombiano en su proceso de ser más competitivo.

"Relación preferencial"

Según Plata, "la UE se comprometió a eliminar los subsidios a las exportaciones desde el inicio del acuerdo para estos productos".

Éste es el segundo TLC de gran magnitud que suscribe Colombia bajo el gobierno de Uribe. El primero fue firmado con Estados Unidos en 2006, pero sigue sin entrar en vigencia porque no ha sido aprobado por el Congreso de ese país.

Image caption Para Uribe, el acuerdo comercial con Europa es un paso trascendental para la vida colombiana.

Plata aseguró que, gracias al TLC con Europa, su país logra una "relación preferencial y permanente con un actor clave en la economía mundial, pues es el primer importador mundial de bienes y servicios. También es el segundo socio comercial de Colombia con US$4.700 millones en exportaciones y US$5.100 millones en importaciones".

Ahora el tratado tendrá que someterse a otros trámites: la aprobación por el Parlamento Europeo, el Congreso y la Corte Constitucional de Colombia.

Por esa razón, es probable que el TLC entre Colombia y la UE sólo empiece a regir a partir de 2012.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.