Malvinas o Falklands: Argentina quiere hablar con el nuevo gobierno británico

Cristina Fernández y Gordon Brown
Image caption La presidente Fernández no logró que Brown se sentara a negociar. ¿Logrará convencer a las nuevas autoridades?

La presidenta de Argentina, Cristina Fernández, llamó al nuevo gobierno británico a iniciar conversaciones sobre la soberanía de las islas Malvinas o Falklands.

Fernández hizo su petición durante la cumbre entre la Unión Europea y América Latina, celebrada en Madrid, a la que asistió el nuevo ministro de Relaciones Exteriores británico, William Hague.

"Quería pedir, en nombre de mi país (...) y saludando al nuevo primer ministro, por favor reanudemos nuestras negociaciones en relación con la soberanía de las Islas Malvinas" dijo Fernández.

Pero Jeremy Browne, funcionario de ese ministerio, respondió que el Reino Unido "no tenía dudas" acerca de su soberanía sobre las islas.

"Aquí aplica el principio de auto-determinación tal y como está estipulado en la Carta de las Naciones Unidas" dijo en un comunicado oficial el funcionario.

"No puede haber negociación sobre la soberanía a menos que así lo quieran los habitantes de las Falklands. El Tratado de Lisboa claramente reafirma la posición de la UE de que las islas Falklands son territorio de ultramar del Reino Unido", agregó.

El funcionario señaló sin embargo que Gran Bretaña y Argentina mantenían "una relación cercana y productiva" en otras áreas, incluyendo temas económicos en el G20, cambio climático, desarrollo sostenible y su oposición ala proliferación de armas nucleares.

El crudo reactivó el conflicto

El reclamo de Argentina sobre la soberanía de las islas es de vieja data, pero ha cobrado nueva fuerza a partir de la exploración petrolera realizada por empresas británicas en la región.

Image caption La exploración petrolera en la zona fue objeto de protestas por parte de Buenos Aires.

Una de estas compañías, Rockhopper Exploration, ha informado que los primeros datos recabados "indicaban el descubrimiento de petróleo" al norte de las islas.

La semana pasada, a poco de asumir el poder en el Reino Unido, la coalición entre conservadores y liberales -liderada por el primer ministro David Cameron- rechazó un llamado de la presidenta Fernández para detener este proyecto.

Consultado por BBC Mundo, el analista internacional argentino Rosendo Fraga indicó que "para Argentina no ha cambiado nada con la llegada de los conservadores. Por el contrario, si la presidenta le envió una carta a David Cameron pidiendo que hubiera diálogo es porque pensó que capaz con los conservadores podían conseguir algo diferente".

Según le dijo Fraga a la corresponsal de BBC Mundo en Buenos Aires Verónica Smink, "durante el gobierno laborista de (Gordon) Brown había un lenguaje aún más belicista que el de los propios conservadores en ese momento.

.

.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.