Colombia votó en reñidas elecciones

En las elecciones más reñidas de los últimos años y en medio de un país polarizado alrededor de las políticas y el estilo de Álvaro Uribe, Colombia realizó este domingo la primera vuelta para elegir presidente y vicepresidente de la república.

Image caption Uribe votó a las ocho en punto de la mañana.

Las urnas cerraron a las 16:00 local (21:00 GMT) y se estima que al menos la mitad de los electores asistieron a votar. Hubo buena afluencia de votantes en las grandes ciudades como Bogota y Medellin, pero se reportó menor participación en regiones como Boyacá, en el noreste del país; Quindío, en el eje cafetero; y en Barranquilla, uno de los cuatro grandes centros urbanos.

En términos generales, la jornada transcurrió en relativa normalidad. El gobierno reportó que hubo dos combates con la guerrilla y hostigamientos aislados.

Las votaciones se realizaron luego de una campaña cargada de sorpresas, donde los oficialistas Juan Manuel Santos, del Partido de la U, y Noemí Sanín, del Partido Conservador, comenzaron punteando, pero bajaron en la intención de voto cuando irrumpió con fuerza el independiente Antanas Mockus, del Partido Verde.

El ascenso de Mockus, un filósofo y matemático que tiene un discurso de respeto a la vida y a los dineros públicos, lo puso a competir con Santos y relegó a Sanín, que ahora se disputa el tercer lugar en las encuestas de intención de voto con el senador Gustavo Petro, del izquierdista Polo Democrático Alternativo.

Al igual que Sanín, otros candidatos también fueron relegados en los sondeos de opinión, como Rafael Pardo, del Partido Liberal, y Germán Vargas, de Cambio Radical.

Los aspirantes a la Presidencia de Colombia

Pese a las amenazas de las guerrillas de izquierda y la polarización, los candidatos han podido recorrer el país y la violencia ha sido mínima.

Si este domingo ninguno de los nueve aspirantes a la presidencia consigue la mitad más uno de los votos válidos, el 20 de junio habrá una segunda vuelta entre los dos más votados, que será ganada por mayoría simple.

¿Santos y Mockus, a segunda vuelta?

Las encuestas prevén que la segunda vuelta sería entre Santos, el más afín de los candidatos a Álvaro Uribe, y Mockus, que algunos catalogan como un político alternativo en la política colombiana.

Image caption Si este domingo ningún candidato obtiene la mitad más uno de los votos, habrá segunda vuelta el 20 de junio.

"Sin duda, lo más probable es que haya una segunda vuelta", le anticipa a BBC Mundo el politólogo Fernando Giraldo, experto en temas electorales.

Y en eso coincide el ex vicepresidente de la república Humberto De la Calle, quien le comenta a BBC Mundo que aún es muy prematuro saber "cuáles serán las alianzas políticas de la segunda vuelta".

Desde hace 12 años, cuando se eligió al conservador Andrés Pastrana, los electores colombianos no van a una segunda vuelta. En 2002 y 2006 Álvaro Uribe se impuso holgadamente en primera vuelta.

Fernando Giraldo anota que si la diferencia de votos entre Mockus y Santos este domingo es muy reducida, no es fácil prever quién podrá imponerse en una segunda vuelta.

Pese a que el gobierno colombiano lo ha negado insistentemente, Giraldo sostiene que "el uribismo pondrá toda su maquinaria a favor de la candidatura de Santos para la segunda vuelta".

Más allá de la ideología, las diferencias entre Santos y Mockus tienen que ver con lo que representan y con la forma como han hecho la política.

Grandes diferencias

Santos –cuyo partido domina el Congreso- representa a un sector muy importante de la política tradicional y Mockus –con una mínima participación parlamentaria- recoge a muchos inconformes y nuevos votantes.

Image caption Según el ex vicepresidente Humberto de la Calle es pronto para hablar de alianzas en la segunda vuelta.

El candidato del Partido de la U es un pragmático que ha trabajado para tres presidentes desde 1990.

En 2005 pasó de militar en el opositor Partido Liberal a convertirse en ficha clave de Álvaro Uribe en su segundo mandato, donde fue ministro de Defensa. Le dio durísimos golpes a la guerrilla y sufrió un escándalo por ejecuciones extrajudiciales. Promete un gobierno de prosperidad democrática.

ONU: "ejecuciones no son un caso aislado"

Mockus, en cambio, es un político atípico, que ha sido elegido dos veces como alcalde de Bogotá y que fue rector de la Universidad Nacional.

El candidato del Partido Verde cuestiona los métodos empleados por Uribe y promete un gobierno de legalidad democrática y "escribir la historia con lápices y no con sangre".

En diálogo con BBC Mundo, la profesora Socorro Ramírez, de la Universidad Nacional de Colombia, expresa que este domingo hay varias cosas en juego.

"Por un lado, la continuidad de las políticas de Uribe. No es solo los métodos que ha usado en estos ocho años, sino también la capacidad de construir una política de vecindad e inserción de Colombia en América Latina", dice Ramírez, quien fue candidata presidencial en los años.

Lo que está en juego en las elecciones colombianas

350.000 agentes velarán por la seguridad

Se espera que al menos 16 millones de los 30 millones de colombianos habilitados para votar acudan a las urnas.

Image caption Se esperaba que 16 de los 30 millones de colombianos vayan a votar el domingo.

Unos 350.000 efectivos de las fuerzas armadas y los organismos de seguridad hacen parte de un dispositivo desplegado en el 99% del territorio del país para evitar ataques o saboteos de las guerrillas de izquierda.

El porte de armas y el consumo de licor están vetados desde el viernes por orden de las autoridades nacionales.

Según el gobierno, los organismos de control y las entidades que velan por el libre ejercicio del voto, al menos 60 de los más de 1.100 municipios colombianos afrontan riesgos electorales y de hechos violentos este domingo.

Contenido relacionado