"Día D" para Argentina y Uruguay en conflicto de las papeleras

Papelera en el río Uruguay
Image caption La construcción de la fábrica finlandesa UPM llevó a Buenos Aires y Montevideo a enfrentarse en los tribunales.

Después de más de tres años y medio de permanecer cerrado, este miércoles podría finalmente decidirse la reapertura del puente internacional que une a Argentina y a Uruguay, que desde noviembre de 2006 está siendo bloqueado por un grupo de ambientalistas argentinos.

Se prevé que los llamados asambleístas de la ciudad de Gualeguaychú, en la provincia argentina de Entre Ríos, voten a favor de levantar la medida -al menos de forma temporal- lo que significaría un hito en el espinoso conflicto entre los vecinos rioplatenses, que surgió por la instalación de una fábrica de celulosa en la orilla uruguaya de un río que comparten.

La polémica por la construcción de la fábrica finlandesa UPM (originalmente Botnia) llevó a Buenos Aires y Montevideo a enfrentarse ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya.

En abril, ese tribunal dictaminó que no existe evidencia suficiente que compruebe que la pastera contamina el río Uruguay, tal como advierten los activistas.

Lea: Conflicto por papeleras: fallo salomónico

Tras el fallo de La Haya, el gobierno argentino -que por años había apoyado el reclamo de los asambleístas- dio un fuerte giro en la disputa, y consideró que debía acatarse la decisión y normalizar las relaciones con Uruguay, incluyendo la reapertura del puente binacional.

Sin embargo los manifestantes se rehusaron a bajar los brazos y negaron toda posibilidad de levantar el corte del puente, en tanto siga funcionando la fábrica UPM.

Cambio de estrategia

Image caption El conflicto con los asambleístas se agravó la semana última.

El conflicto con los asambleístas se agravó la semana última, luego de que el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner afirmara que cumpliría un dictamen de un juez federal que ordenó el levantamiento del bloqueo.

Tras una jornada de mucha tensión, en la que se anticipó la posibilidad de que la Gendarmería argentina desalojara el llamado "piquete", finalmente el jefe de Gobierno, Aníbal Fernández, anunció un cambio de estrategia en la postura gubernamental.

Lea: Argentina contra el bloqueo a Uruguay

Ante la sorpresa y la indignación de los ambientalistas, Fernández dijo que el gobierno denunciaría "con nombre y apellido" a los responsables del corte, tanto ante la Justicia penal como civil.

Los varios cargos que se les imputan a los activistas incluyen los delitos de amenazas, entorpecimiento del transporte y daños a bienes públicos.

También se les acusa de privación de la libertad, extorsión y homicidio culposo, esto último presuntamente por la muerte de un motociclista que falleció en un choque cuando intentaba cruzar el puente cortado.

"Están judicializando una protesta social", denunciaron a BBC Mundo algunos de los asambleístas, que prometieron mantener su lucha.

Acercamiento

Image caption Un inesperado mensaje del presidente uruguayo, José Mujica, podría facilitar el fin del bloqueo.

No obstante, en los últimos días asambleístas más moderados dieron a conocer una propuesta que para muchos podría ser la puerta de salida al prolongado conflicto.

Los manifestantes ofrecen suspender el corte por 60 días a cambio de que se realicen controles ambientales dentro de la pastera UPM, una propuesta que deberá ser votada en la noche del miércoles por toda la Asamblea.

Hasta ahora Uruguay se había rehusado a permitir las inspecciones dentro de la planta, limitando el monitoreo conjunto de Montevideo y Buenos Aires -ordenado por el fallo de La Haya- al río Uruguay.

Sin embargo, en la noche del martes un inesperado mensaje del presidente uruguayo, José Mujica, dejó trascender el acuerdo tácito de Montevideo al plan.

En un texto aparecido en el sitio online de la Presidencia uruguaya, Mujica envió un guiño a los asambleístas.

"El autocontrol, puede ser un concepto muy valioso en la discusión ética pero tiene patas cortas en la vida material. El sistema de control que vale es el que hace espacio a la oposición de intereses, porque es la única manera de contener la natural inclinación a ser indulgentes con nosotros mismos", afirmó.

"Son los afectados más directamente por nuestras acciones los que más derecho tienen a estar involucrados en la protección de sus intereses", amplió, en una declaración que fue recibida con beneplácito por muchos en Gualeguaychú.

Futuro incierto

Si bien varios asambleístas consideraron "un paso positivo" el mensaje del mandatario uruguayo, otros mostraron una actitud más defensiva.

"El fallo de La Haya obliga a Uruguay a permitir inspecciones dentro de la fábrica, así que lo que propone Mujica simplemente sería acatar con el fallo", dijo a BBC Mundo Paola Roble, quien se mostró escéptica sobre la actitud del gobierno uruguayo.

Así las cosas, es difícil pronosticar qué ocurrirá con el corte del puente.

Lo que es seguro es que la noche del miércoles será un "Día D" en el conflicto y podría marcar el comienzo del fin del largo diferendo binacional.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.