Paraguay: dos policías muertos en ataque guerrillero

Hermana de policía presuntamente asesinado por la guerrilla.
Image caption Los familiares de los dos policías asesinados esperaron la llegada de los cuerpos en Asunción.

Autoridades paraguayas informaron este jueves que dos agentes policiales murieron en un enfrentamiento con un grupo de presuntos miembros del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), uno de cuyos miembros habría resultado herido.

El enfrentamiento se produjo en la localidad de Kurusú (Cruz) de Hierro, en el departamento de Concepción a unos 450 kilómetros al norte de Asunción.

Un grupo de élite de la Policía Nacional, la Fuerza Operativa de la Policía Especializada (FOPE) fue sorprendido y atacado en un bosque cerrado, según manifestó a la prensa el ministro del Interior, Rafael Filizzola.

"Nosotros estimamos que con quienes se enfrentaron los agentes del grupo de élite son los principales integrantes, los que lideran el grupo armado", dijo Filizzola.

Afirmación que corroboró el jefe policial de la zona, Cristóbal Jara, quien aseguró que pertenecerían "al primer anillo del EPP" y añadió que "es posible que sean los jefes".

Jara explicó que unos 40 efectivos de la FOPE, apoyados por otros agentes de la Jefatura de Policía de Concepción, "estaban haciendo algunas incursiones de Inteligencia" cuando se encontraron con cinco o seis presuntos guerrilleros.

"Fuimos sorprendidos y el que espera siempre tiene ventaja, por eso las dos bajas que tuvimos", expresó.

Objetos personales

El ministro Filizzola manifestó a la prensa que no se produjeron detenciones "pero se encontraron rastros del campamento y objetos que pertenecen a esas personas, así como sangre en la tierra, por lo que se presume que podría haber heridos dentro del EPP".

Según fuentes policiales, en el campamento se hallaron uniformes, enseres, ropas íntimas, una mochila y toallitas higiénicas, entre otras cosas.

Además había una computadora portátil con fotos y detalles del movimiento cotidiano de un diputado del co-gobernante Partido Liberal Radical Auténtico, Salym Buzarquis y de un magistrado de la Corte Suprema de Justicia, cuyo nombre no se dio a conocer.

En respuesta al ataque de la presunta guerrilla, el gobierno ordenó el despliegue inmediato a Kurusú de Hierro de 200 efectivos de la FOPE, de la Unidad Antisecuestro y de la Agrupación de Seguridad para perseguir a quienes serían los responsables de la muerte de los dos agentes policiales.

Operativo de búsqueda

"Los operativos van a continuar y reafirmamos la voluntad del gobierno de seguir adelante a pesar del alto precio de vidas humanas que debemos pagar a la hora de enfrentar la criminalidad", afirmó el ministro Filizzola.

"Existen voluntad y convicción en el gobierno para obtener resultados positivos", añadió.

El gobierno paraguayo había decretado el estado de excepción desde el 24 de abril y por 30 días, en cinco departamentos del norte del país, para la búsqueda, captura y desmantelamiento del EPP, objetivo que no se pudo lograr.

Lea: Paraguay: termina estado de excepción sin capturas

El Ejército del Pueblo Paraguayo, hasta ahora una fantasmagórica organización a la que se le atribuyen algunos secuestros, comenzó a operar públicamente hace dos años y, según el gobierno, tendría vínculos con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), de quienes habría recibido adiestramiento.

Lea también: El misterioso caso de la guerrilla paraguaya

Hasta el momento, el gobierno tuvo que admitir el fracaso de los cinco operativos de búsqueda protagonizados por militares y policías y llevados a cabo desde octubre del año pasado, pues no se halló a ninguno de los señalados como jefes guerrilleros.

Contenido relacionado