Argentina: comenzó juicio a Videla por violaciones de DD.HH.

Jorge Rafael Videla y Luciano Benjamín Menéndez
Image caption Este proceso es considerado el más importante desde el juicio a las juntas de 1985.

El primer presidente del último gobierno de facto en Argentina, Jorge Rafael Videla, comenzó a ser juzgado este viernes por el asesinato de 32 presos entre abril y octubre de 1976 en la provincia de Córdoba, en el centro del país.

La acusación sostiene que, del total de víctimas, 29 fueron fusiladas en un falso intento de fuga utilizado para justificar los crímenes.

Los asesinados eran en su mayoría dirigentes de la Juventud Peronista (JP), de la organización armada Montoneros y del Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT), que habían sido detenidos antes del golpe de Estado del 24 de marzo de 1976.

Junto con Videla, se sentó en el banquillo de los acusados el ex jefe del Tercer Cuerpo de Ejército, Luciano Benjamín Menéndez (quien ya fue condenado en otras causas por violaciones de los derechos humanos), y otra veintena de imputados.

Tanto la justicia como los organismos de derechos humanos consideran que este proceso oral es el más importante desde el denominado "juicio a las juntas" que se realizó en 1985, por la cantidad de víctimas que están incluidas en la causa.

Según la agencia de noticias EFE, en la primera jornada del proceso se leyeron los cargos de la acusación y Videla trató de hacer uso de la palabra pese a que el juicio se encuentra en una instancia en la que los acusados no pueden pronunciarse.

Además, el tribunal pidió a familiares de los acusados que retiraran una bandera argentina que habían introducido en la sala y a familiares de los desaparecidos durante el gobierno de facto de Videla que taparan las fotografías de las víctimas que exhibían en sus camisetas para evitar "roces".

Después del indulto

La corresponsal de BBC Mundo en Buenos Aires, Verónica Smink, recuerda que Videla fue condenado a prisión perpetua en 1985, pero en 1990 recuperó la libertad gracias al indulto concedido por el entonces presidente Carlos Menem (1989-1999).

El ex gobernante de facto volvió a ser detenido en 1998 por causas que habían quedado al margen de esa amnistía, como el robo de bebés nacidos en centros clandestinos de detención y el Plan Cóndor.

En 2006, un juez anuló el indulto en una decisión que fue ratificada por la Corte Suprema de Justicia en abril de este año.

Desde 2008, Videla se encuentra en una cárcel de la unidad militar de Campo de Mayo, en las cercanías de la ciudad de Buenos Aires, adonde fue trasladado después de que la justicia le revocara el arresto domiciliario del que gozaba en función de su edad.

Con 84 años, Videla se encuentra alojado ahora en una cárcel común en una población vecina a la capital de la provincia de Córdoba, donde deberá enfrentar cargos por homicidios y tormentos agravados.

Lea: Otro juicio para Videla

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.