Última actualización: jueves, 1 de julio de 2010 - 16:14 GMT

Alex genera inundaciones en Monterrey

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Reproduzca el contenido en Real Player o Windows Media

Alex se degradó este jueves a tormenta tropical, mientras se desplaza sobre territorio mexicano. El Servicio Meteorológico de México advirtió que, aunque los vientos continúan disminuyendo, las condiciones del tiempo serán severas en las próximas 24 a 48 horas en el norte y noreste del país.

Alex había tocado tierra en la costa de Tamaulipas alrededor de las 21.00 hora local del miércoles (02.00 GMT del jueves), como un huracán categoría 2 en la escala Saffir-Simpson.

En estos momentos la tormenta tropical se ha debilitado, y tiene vientos máximos sostenidos de 110 kilómetros por hora. Su centro se encuentra muy cerca de ciudad Victoria, Tamaulipas.

La zona de alerta se extiende desde Cabo Rojo, en Veracruz, hasta el Río Bravo en Tamaulipas. La tormenta se desplaza en dirección oeste hacia las zonas montañosas del país, a una velocidad de 19 km por hora.

Inundación en Matamoros

Un hombre maneja su auto en medio de una inundación en Matamoros.

Hasta el momento, Alex provocó fuertes precipitaciones en la frontera entre Texas y México, donde desató tornados e inundaciones, pero perdonó a plataformas petroleras ubicadas en el Golfo de México.

"Se espera que la tormenta se siga debilitando y se disipe en las próximas 24 a 36 horas", dijo el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (NHC, por sus siglas en inglés).

El NHC agregó que Alex es el primer y más potente huracán de categoría 2 que ocurre en junio desde 1966.

clic Vea las imágenes

Daños

Varias agencias reportan que dos personas murieron este jueves en Monterrey a consecuencia de las inundaciones. Otras cuatro murieron en el resto de ese estado, Nuevo León.

Como huracán de categoría 2, Alex derrumbó viviendas precarias y arrancó árboles de raíz. Las lluvias provocadas por el primer huracán de la temporada 2010 del Atlántico inundaron las calles del puerto de Matamoros.

Del otro lado de la frontera, en Brownsville, Texas, al menos tres tornados surcaron la zona, aunque no se reportaron daños importantes.

"Todos estamos cansados y el agua nos llega a la cintura en la calle", dijo a la agencia Reuters un hombre empapado mientras luchaba por llegar a un refugio en Matamoros.

Evacuados en albergue de Tamaulipas

Unas 700 escuelas se utilizarán como albergues para los evacuados en México.

Como precaución, al menos 25.000 personas de las localidades costeras y zonas rurales de Tamaulipas fueron trasladadas a albergues en el interior, como explicó el colaborador de BBC Mundo en México, Alberto Nájar.

Además, se suspendieron las clases en dicho estado y en el vecino Nuevo León, y cerca de 700 escuelas serán habilitadas para albergar a los damnificados.

Como apuntó Nájar, en prevención ante posibles deslaves, las autoridades evacuaron a 5.000 familias de Monterrey, la capital de Nuevo León, "que habitan zonas de alto riesgo en las partes altas de la ciudad".

Nuestro colaborador explicó que también en otros puntos los habitantes se prepararon para el paso de Alex. "Algunos protegieron sus ventanas con cinta, otros hicieron compras de emergencia o llenaron los tanques de sus automóviles", dijo.

Nájar añadió que los sindicatos acordaron con organizaciones empresariales que sean tolerantes con los empleados que lleguen tarde o no asistan a las jornadas laborales.

Antes de tocar tierra en México, el primer huracán de la temporada del Océano Atlántico dejó doce muertos y 25.000 damnificados en Centroamérica.

En Texas, las lluvias anegaron carreteras y las autoridades urgieron a los ciudadanos a abandonar las zonas costeras.

Asimismo, el gobernador dijo que 2.500 militares se movilizaron para colaborar en la respuesta al huracán.

Petróleo en el Golfo de México

A su paso por el Golfo de México, Alex complicó en las labores de limpieza del derrame de la plataforma de Britisth Petroleum (BP).

Sin embargo, pese al mal tiempo, las embarcaciones que trabajan para recoger el crudo en alta mar pudieron volver a trabajar, tras haber tenido que permanecer amarradas a un puerto el día anterior.

Port Fourchon, en Louisian, al paso de Alex.

La limpieza del vertido de BP en el Golfo de México tuvo que suspenderse parcialmente.

No obstante, los fuertes vientos en la zona obligaron a suspender la quema controlada de petróleo.

Según el gobierno mexicano, Alex obligó a interrumpir la producción de más de 420.000 barriles de crudo por día en el Golfo de México, lo que supone un cuarto del total.

Con todo, el miércoles pudieron reabrirse dos puertos petroleros que permanecían cerrados desde el domingo y que son responsables del 80% de las exportaciones del país.

El estado de alerta se mantiene, sin embargo. La compañía estatal brasileña Petrobrás anunció que evacuó a su personal de una plataforma en el Golfo de México y la privada Shell dijo que al menos 930 de sus trabajadores regresaron a tierra por precaución.


BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.