Vicepresidente de Bolivia pide ser investigado sin privilegios

Álvaro García Linera, junto al presidente Evo Morales.
Image caption García Linera renunció a los derechos de juicio de responsabilidades que le otorga la Constitución.

El vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera, anunció que renuncia a su fuero especial para someterse a una investigación con el fin de demostrar que no recibe dinero del narcotráfico.

García Linera tomó esta decisión luego de que el gobernador del departamento de Santa Cruz, el opositor Rubén Costas, lo acusara de estar recibiendo financiación de narcotraficantes.

"Mediante una carta estoy renunciando a mis derechos de juicio de responsabilidades que consagra la Constitución Política del Estado para someterme a un juicio ordinario como un ciudadano de a pie", dijo García Linera.

Al mismo tiempo, conminó al gobernador opositor a que formalice sus denuncias ante la Fiscalía. "Que inmediatamente abra una denuncia, una denuncia penal, una denuncia judicial en la Fiscalía, al vicepresidente, por narcotráfico, que presente las pruebas, los informes que debe tener para haber lanzado tan temeraria acusación", dijo García Linera en conferencia de prensa.

"Cruzó el límite"

Horas antes, el gobernador Costas se había dirigido a García Linera para pedirle que "empiece a construir cientos de cárceles con el dinero que le da el narcotráfico porque las cárceles de todo el país no tendrán cabida para millones de cruceños y millones de bolivianos que se sienten orgullosos de haber sido parte de este verdadero proceso autonómico".

Costas hizo estas declaraciones en una conferencia de prensa en la que criticó las reformas impulsadas por el gobierno del presidente Evo Morales que, según dijo, buscan dividir a los bolivianos.

También se quejó, como lo hace con frecuencia, por la presunta persecución política que ejerce el Poder Ejecutivo en contra de quienes promovieron la autonomía en esa región.

El vicepresidente, quien considera que Costas ha cruzado "el límite" de las denuncias políticas, ofreció apertura para que la justicia revise sus cuentas bancarias con el fin de rechazar la denuncia.

Guerra verbal

Y, ¿qué pasará si Costas no formaliza la denuncia por narcotráfico? En ese caso, según García Linera, será el pueblo quien juzgue los actos del gobernador.

Luego de la conferencia de prensa del vicepresidente, desde Santa Cruz, el secretario general de la gobernación, Roly Aguilera, no precisó si la gobernación formalizará la denuncia contra García Linera, pero dijo que "es un hecho que el narcotráfico se ha incrementado en Bolivia".

Lea también: Morales reconoce poder de los narcos en Bolivia

El gobernador Costas y el presidente Evo Morales mantenían un diálogo.

Incluso, Costas visitó a Morales en el Palacio de Gobierno y el presidente retribuyó el gesto con un encuentro en la gobernación de Santa Cruz. Sin embargo, esta nueva guerra verbal ha marcado distancia entre ambos.

De hecho, Costas acusó al gobierno de estar "quemando los puentes para la construcción de un diálogo a favor de los bolivianos".

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.