Betancourt reclama al gobierno colombiano US$6,8 millones

Ingrid Betancourt
Image caption Betancourt cree que el Estado falló en su obligación constitucional de darle seguridad en el territorio nacional.

La ex candidata presidencial colombiana Ingrid Betancourt quiere que el Estado colombiano le pague a ella y a su familia unos 13.000 millones de pesos (unos US$6,8 millones) por los perjuicios morales y económicos que les causó su secuestro de más de seis años por parte de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Betancourt presentó una solicitud de conciliación extrajudicial el pasado 30 de junio, que fue denegada por el Ministerio de Defensa, que se declaró "sorprendido y apesadumbrado" por la demanda.

La ex candidata presidencial considera que el Estado falló en su obligación constitucional de darle seguridad en el territorio nacional.

Mientras el gobierno asegura que le advirtió a Betancourt que no fuera a la zona donde la secuestraron, su familia sostiene que oficiales del Ejército le dijeron a la candidata y a su jefa de campaña, Clara Rojas, que podían continuar con su viaje.

"Como es de conocimiento público, la doctora Ingrid Betancourt Pulecio, en su momento candidata presidencial, desatendió las insistentes recomendaciones de la Fuerza Pública y otras autoridades de no proseguir en su intención de viajar al municipio de San Vicente del Caguán, Caquetá, donde tenía un acto en desarrollo de su campaña política", dijo el Ministerio de Defensa en un comunicado.

Luego del rechazo de conciliación, es probable que Betancourt presente una demanda contra el Estado, cuya resolución puede tardar años.

¿Otra demanda?

BBC Mundo confirmó que al menos otro ex rehén de las FARC, el ex gobernador Alan Jara, estudia si presenta una solicitud de compensación similar a la de Betancourt.

Image caption El 2 de julio de 2008 la ex candidata fue rescatada por el ejército colombiana.

A diferencia del más de medio centenar de rehenes que llegaron a tener en su poder las FARC en 2002, Betancourt, Jara, Clara Rojas y el ex ministro Fernando Araújo fueron los únicos que no recibieron un sueldo durante su secuestro.

Siendo candidata presidencial, Betancourt fue raptada el 23 de febrero de 2002 por la guerrilla de las FARC en el sur del país, cuando viajaba a un municipio cuyo alcalde pertenecía a su partido, Opción Verde Oxígeno, pero donde había mucha presencia guerrillera.

El 2 de julio de 2008, la ex candidata -que se convirtió en un símbolo de los secuestrados en manos de la guerrilla colombiana- fue rescatada por el Ejército en la Operación Jaque, junto a otros 14 cautivos y rehenes.

El secuestro de Betancourt ocurrió poco después de que el gobierno del presidente Andrés Pastrana dio por terminado un proceso de paz con las FARC, luego de que estas secuestraron a un senador.

"Avivatada"

La petición de Betancourt generó de inmediato sorpresa en fuentes consultadas por BBC Mundo.

Según Ramiro Bejarano, abogado y columnista del diario El Espectador, Betancourt sabía que corría riesgos yendo la zona donde fue secuestrada. "Por eso es una 'avivatada' querer trasladarle al Estado la responsabilidad de su secuestro", declaró.

El ex comisionado de paz del gobierno de Pastrana, Camilo Gómez, dijo este viernes que a Betancourt "se le advirtió el riesgo de viajar en su momento".

Por su parte, el ministro de Interior y Justicia, Fabio Valencia, declaró que el Estado no fue el responsable del secuestro de Betancourt "e hizo todo para lograr su liberación".

La petición de Betancourt se conoce una semana después de que la ex candidata visitó Bogotá y participó en la celebración de los dos años de la Operación Jaque.

Luego de su rescate, Betancourt se radicó en Francia, país del cual también es ciudadana, donde próximamente lanzará un libro sobre su secuestro.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.