Hogares fríos en Bolivia, el país del gas

Nadie extraña lo que no ha conocido. Este puede ser el caso de la mayoría de los bolivianos que no tienen calefacción en la casa y que se conforman con las estufas eléctricas, las chimeneas a leña o simplemente con el sol para calentar el hogar cuando llega una ola de frío polar como la que azota estos días al Cono Sur.

Image caption Las estufas eléctricas son más comunes que la calefacción a gas.

Bolivia es un país exportador de gas natural. De hecho, en este invierno, ese gas contribuye a calentar los hogares de Argentina y Brasil. Sin embargo, más del 90% de las viviendas bolivianas no tiene ese servicio.

Incluso, la mayoría de los que sí cuentan con el servicio, no han logrado instalar calefacción por sus costes y sólo usan el gas para cocinar.

"Bolivia es una terrible contradicción ya que ha sido el primer país exportador de gas de Latinoamérica, pero hasta ahora no puede satisfacer ni una ínfima porción de su mercado interno", señaló a BBC Mundo en analista especializado en temas energéticos, Carlos Miranda.

Lea también: ¿Por qué muere la gente de frío?

Catalina Díaz, una habitante de Potosí que está de visita en La Paz, cuenta a BBC Mundo que calienta su casa con una estufa a gas licuado, es decir, el que se compra en garrafas o bombonas de 10 kilogramos. Sin embargo, dice que "sería bueno" tener el gas natural porque "dicen que es más barato".

En cambio, Roberto Zapata, un vecino de La Paz, señala que su familia "está acostumbrada al frío del altiplano" y que no usa ningún artefacto para calentar la casa. "Con el sol no más nos calentamos", cuenta.

Lea también: Ola de frío en el Cono Sur

Privilegiados

Incluso, indica que él es uno de los pocos privilegiados que pronto tendrá conexión de gas domiciliario porque la empresa estatal ya comenzó los trabajos en su barrio, pero aun así, dice que no pondrá calefacción en la casa "porque eso cuesta caro".

El analista Miranda recuerda que hace ocho años, el Estado prometió llevar gas natural a 250.000 viviendas y que, hasta ahora, no ha llegado a las 200.000 conexiones.

Según información extraída de la estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), hasta finales de 2009 había 168.000 conexiones de gas en todo el país, que equivalen aproximadamente al 6% del total de viviendas.

Durante dos días, BBC Mundo pidió una entrevista a YPFB para obtener los datos actualizados hasta julio de 2010 y para conocer los planes de expansión del servicio, pero no obtuvo respuesta.

Bolivia es uno de los países golpeados por la ola de frío que afecta al Cono Sur. Informes periodísticos indican que hasta la fecha, este invierno ha dejado 23 personas muertas en todo el país. Ocho murieron en Santa Cruz, nueve en El Alto, cuatro en Cochabamba y dos en el Beni.

Muchas de las personas muertas son indigentes que perecen en la calle ante la falta de un cama caliente para pasar la noche. Regiones tradicionalmente tropicales están sufriendo por el frío.

El analista Miranda cree que mientras YPFB mantenga su prioridad de exportar el gas natural, "vamos a seguir teniendo muertos de frío cada que vez nos ataque una ola de frío polar".

El problema es el costo

En cambio, el analista en temas energéticos, Álvaro Ríos, explica a BBC Mundo que la baja cobertura de gas natural tiene que ver con la pobreza de la gente y la idea de que el Estado debe pagar el costo de la conexión.

Image caption En Bolivia la leña resulta más económica que el gas.

De hecho, actualmente ese costo, que oscila entre US$600 y US$700 por conexión, es cubierto casi totalmente por YPFB, algo que, a decir de Ríos, es insostenible.

"La cobertura (de gas natural) es ínfima y seguirá siendo pequeña en tanto no se cubran los costos", explica Ríos.

Lea también: Los testimonios de nuestros lectores

El analista explica que, del total de gas natural producido por Bolivia, sólo el 18% se destina al consumo interno, y de ese porcentaje, sólo el 0,5% llega a los domicilios.

En cambio, el gas boliviano sigue fluyendo hacia Argentina, donde cubre el 5% del total de la demanda; y hacia Brasil, donde representa entre el 35% y 40% del total demandado, explica Ríos.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.