Colombia: sorpresas de una urna centenaria

 Samuel Moreno y Álvaro Uribe abren urna centenaria
Image caption El alcalde de Bogotá, Samuel Moreno, acompañado por el presidente Álvaro Uribe, abrió la urna centenaria.

La mayor sorpresa de una urna centenaria que fue abierta este martes en Bogotá, con motivo de los 200 años del grito de independencia de Colombia, fue una carta escrita por el secretario del Concejo Municipal, Antonio Londoño, hace 99 años.

En la misiva, Londoño -que entonces tenía 56 años- estaba seguro de que no iba a vivir hasta hoy y les pide a las autoridades de 2010 que velen porque sus descendientes puedan vivir "felices y con holgura".

El alcalde de Bogotá, Samuel Moreno, que abrió la urna en presencia del presidente de Colombia, Álvaro Uribe, y de más de dos centenares de invitados especiales, dijo que se toma en serio la petición.

Moreno prometió que hará lo posible para buscar a los Londoño y ver qué puede hacer por ellos, si necesitan su ayuda.

La urna, que no estaba completamente llena, tenía fotografías de personajes, plazas públicas, fiestas y desfiles, planos y fotos panorámicas de la ciudad, láminas y dibujos costumbristas, la letra del himno nacional, libros de derecho, religión, historia y medicina, periódicos y otros documentos del primer centenario de la independencia.

Todos esos papeles estaban en muy buen estado y así lo constataron los expertos que evaluaron el contenido de la caja.

Además de la carta de Londoño, que el alcalde leyó en su totalidad ante el público, una de las piezas que más llamó la atención fue una copia del acta de la independencia de Colombia, que fue hecha en Leipzig, Alemania.

Una caja hermética

Image caption Esta es el acta suscrita por el Concejo de Bogotá hace 99 años.

La urna es una caja hermética, construida en Francia, que logró sobrevivir a varias tragedias, entre ellas el "Bogotazo", el levantamiento popular que hubo el 9 de abril de 1948 después del asesinato del líder político Jorge Eliécer Gaitán.

Ese día, buena parte del centro de Bogotá fue incendiado y destruido por las hordas enfurecidas.

"La urna tiene un sistema que la hace resistente a la combustión", explicó Carlos Ballén, represente de la firma Fichet.

Aunque la urna sobrevivió al "Bogotazo", una de las tres llaves que tenía la caja desapareció ese día. Se trata de la que le habían dado a la Arquidiócesis, cuya sede fue destruida.

La otra llave le había sido dada al presidente de la República y de esa no hay rastro. De la que sí hubo, pero apenas hace tres semanas, fue de la llave que conservaba la familia del notario que estuvo presente en el cierre de la urna.

El problema es que cuando fueron a probar la llave, esta no funcionaba.

¿Y en 100 años?

Image caption Los documentos de la urna centenaria fueron extraídos por expertos del Archivo de Bogotá.

Y entonces el alcalde Moreno acudió a la diplomacia para explicar lo que hicieron. "Si no hubiera sido por Fichet, habría sido muy difícil abrirla".

Lo cierto es que la urna fue abierta sin dificultad este martes, a primera hora de la mañana, después de que los técnicos trabajaron varias semanas en el asunto.

Los documentos serán analizados y clasificados cuidadosamente, y luego expuestos en el Archivo de Bogotá, donde se realizó la ceremonia.

La urna se convirtió en un ícono con la que muchos visitantes quieren hacerse una foto para la historia.

Y ahora se abre el debate de qué van a guardar en la urna del tercer centenario, que se abrirá dentro de 100 años.

La alcaldía de Bogotá hará una convocatoria pública para que la gente opine. El alcalde anticipa que quiere dejar una constancia de que así como hace cien años había tranvías en Bogotá, tirados por mulas, ahora la ciudad piensa en hacer el metro.

Lo que no se sabe es si dentro de cien años aparecerá una carta de algún funcionario público pidiendo solidaridad con sus descendientes. Eso se sabrá el 20 de julio de 2110.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.