Arizona: tensión en marcha en Phoenix

Protesta en Phoenix, Arizona
Image caption Phoenix está siendo escenario de manifestaciones contra la controversial ley de Arizona.

El centro de Phoenix fue escenario de manifestaciones este jueves pocas horas después de que entrara en vigor la controversial ley de inmigración de Arizona, a pesar de que las partes más conflictivas de la legislación fueron bloqueadas por una jueza federal.

La manifestación que recorrió el centro de la ciudad había sido convocada días atrás como medida de protesta ante la ley SB 1070.

Pese al bloqueo parcial de la norma, los actos en Phoenix se han mantenido.

La tensión se percibía a lo largo de la calle Washington, donde están localizadas las sedes de las principales oficinas del gobierno estatal y donde se estaban celebrando diferentes actos de desobediencia civil.

Lea: Entra en vigor una ley de Arizona "suavizada"

Arrestos

A lo largo de la marcha, la policía de Phoenix ha arrestado decenas de personas.

Image caption A lo largo de la marcha, la policía de Phoenix ha arrestado decenas de personas.

Uno a uno, los agentes policiales han levantado de la calles a los manifestantes que se encontraban sentados en el cruce de la calle Washington y la 1era Avenida, los han esposado y los han introducido en vehículos policiales.

Según informó a BBC Mundo Carlos García, uno de los organizadores de la protesta, los detenidos estaban siendo trasladados a un lugar desconocido.

Pese a estos incidentes, García declaró que es "muy bonito lo que ocurre aquí porque son muchas las personas que han acudido en solidaridad con lo que estamos haciendo".

Los manifestantes -en su mayoría estadounidenses blancos- fueron advertidos de que serían apresados si pasaban de las aceras, informó a BBC Mundo Martin Aterrones, testigo de los hechos.

Lea: Leyes como la de Arizona en América Latina

Sin embargo, a pesar de la advertencia, decenas de personas ocupaban una esquina, ante la mirada de los agentes policiales.

Desde las primeras horas de la madrugada, cientos de personas han realizado caminatas, ceremonias religiosas y concentraciones en contra de la medida.

"Nosotros no vamos a parar. Vamos a seguir con la lucha hasta que Arizona esté en paz", le dijo a BBC Mundo Felipe Jiménez, presente en la manifestación.

Por su parte, otra manifestante, Margarita Serralde, señaló que acudió al centro de la capital de Arizona "para ver si se paran las leyes, porque quitan unas y no las quitan todas".

Presencia policial

En el área había una fuerte presencia policial y el sheriff del condado de Maricopa, al que pertenece Phoenix, Joe Arpaio, amenazó con arrestar a los manifestantes si sus acciones interrumpían el tránsito.

"La gente aquí tiene el derecho de expresar sus opiniones", le indicó a BBC Mundo el portavoz de la policía de Phoenix, Tommy Thompson.

"Como oficiales de la policía estamos aquí para asegurarnos de que lo hagan pacíficamente y que también tengan el derecho de hacerlo".

Thompson aclaró que la policía de Phoenix es una agencia separada de la de Arpaio, "pero él tiene todo el derecho de hacerlo", en referencia a la nueva redada anunciada por el alguacil para este jueves.

La jornada se inició con una procesión desde el Capitolio, donde desde hace 100 días se ha estado realizando una vigilia, hasta la catedral Trinidad.

Allí se celebró un servicio religioso y a continuación, los manifestantes se dirigieron al edificio de la Corte Federal, desde donde han estado marchando desde un punto hacia el otro.

¿Que desea saber de la ley de Arizona? Pregúntele a nuestra enviada especial

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.