El Salvador: Funes veta la lectura obligatoria de la Biblia en las escuelas

Mauricio Funes
Image caption Funes vetó la lectura obligatoria de la Biblia por ir contra la Constitución.

"Por respeto a la libertad de conciencia y de culto", el presidente de El Salvador, Mauricio Funes, resolvió que no sea obligatoria la lectura de la Biblia en las escuelas.

Funes vetó esta semana el Decreto Legislativo 411, que pretendía obligar a los estudiantes a leer la Biblia durante siete minutos antes de las clases.

El mandatario decidió devolver la norma a la Asamblea Legislativa por ir contra los artículos 25 y 55 de la Constitución, los que establecen la libertad religiosa y la potestad de los padres para decidir la educación de sus hijos.

La norma había sido impulsada por sectores de las iglesias evangélicas como una forma de combatir la violencia, pero resultó de lo más polémica. La oposición más enconada la encontró en la jerarquía católica.

El presidente aclaró que, pese al veto, en los próximos días se pondrá a trabajar con diferentes sectores de la sociedad civil para buscar fórmulas para fomentar "la notoria necesidad de fomentar una cultura de paz".

Sin comentarios sectarios

El experto en asuntos centroamericanos de BBC Mundo, Arturo Wallace, comenta que "la sola aprobación del decreto en la Asamblea Legislativa muestra la creciente influencia en política de las iglesias evangélicas en El Salvador y Centroamérica".

"Pero el veto del presidente muestra que, al mismo tiempo, hay también una tendencia hacia una mayor secularización de la sociedad centroamericana", señala Wallace.

El decreto instituía "la lectura de pasajes de la Biblia diaria y sistemática en todos los centros educativos del país, durante por lo menos siete minutos, previo al inicio de las actividades académicas".

Eso sí, la norma dejaba claro que no se podía "entrar en ningún comentario religioso, sectario ni denominacional". Además, preveía que en caso de que un padre no quisiera que su hijo participara, debería comunicarlo por escrito al centro.

Guerra de religiones

La Conferencia Episcopal justificó su rechazo porque "la sola lectura bíblica, sin la debida explicación y en un ambiente carente de fe no forma valores, como se pretende".

Los obispos católicos habían advertido que la implementación del decreto podría provocar una "guerra de religiones". Por eso, habían pedido a Funes que vetara el decreto.

La jerarquía católica había propuesto que, como alternativa, se creara la asignatura de Moral, Urbanidad y Cívica "con un contenido aceptado por todos". Una materia similar fue abolida en 1970.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.