Guatemala: abren juicio contra presuntos Zetas

Asesinatos en Zacapa, Guatemala
Image caption Los 14 acusados pertenecen, presuntamente, al cartel mexicano de Los Zetas.

Un tribunal en Guatemala inició el juicio contra de 14 presuntos miembros del cartel mexicano de Los Zetas acusados del asesinato de 11 personas en 2008.

Los fiscales aseguran que los acusados estaban involucrados en la guerra entre carteles mexicanos y guatemaltecos.

La policía guatemalteca considera que la masacre es una prueba de que la violencia perpetrada por los carteles mexicanos está siendo llevada hacía los países vecinos.

El caso se refiere a la matanza atribuida a rivalidades entre bandas de narcotraficantes ocurrida el 25 de marzo de 2008 en un balneario de Río Hondo, en el departamento de Zacapa.

Según funcionarios de la DEA (la agencia antidrogas estadounidense, por su siglas en inglés), Guatemala ha sido durante mucho tiempo una parada importante en la ruta de contrabando de narcóticos de los países sudamericanos productores de cocaína (Perú, Bolivia y Colombia) hacia Estados Unidos.

Lea también: Narcos amenazan a Guatemala

Guerra de bandas

Sin embargo, desde que el presidente mexicano, Felipe Calderón, intensificó la lucha de su país en contra del narcotráfico, los carteles mexicanos cada vez mueven más sus operaciones hacia el sur, dicen las autoridades de Guatemala.

Además aseguran que la matanza es el resultado de una violenta guerra entre narcotraficantes guatemaltecos y el cartel mexicano de Los Zetas por el control de las rutas de contrabando a través del país centroamericano.

Según la colaboradora de BBC Mundo, Julie López, la extensión de Los Zetas es tan grande en Guatemala que sólo en una cuarta parte del país, que abarca la capital, no se detecta su influencia.

Declaraciones en video

Los fiscales aseguran que una de las personas asesinadas en Zacapa fue Juan José León, alias Juancho, quien al parecer era un influyente traficante de drogas.

Hay más de 500 evidencias que relacionan a los acusados con otros delitos, incluyendo posesión ilegal de armas, robo a mano armada y falsificación.

Los dos presuntos líderes de la banda, Daniel Pérez Rojas y Manuel Cárdenas, no fueron llevados a la corte por miedo a que pudieran ser liberados durante el traslado.

Las declaraciones se hicieron mediante videoconferencia.

El juicio se espera que dure al menos 45 días durante los cuales están programadas las declaraciones de unos 200 testigos y peritos.

Lea: Radiografía de Los Zetas

Contenido relacionado