Honduras: ¿retorno inminente a la OEA?

Honduras

La Comisión de Alto Nivel de la Organización de Estados Americanos (OEA) que estaba analizando la situación de Honduras con vistas a su posible reintegro al organismo completó su trabajo.

Mientras se dan a conocer sus conclusiones y recomendaciones, BBC Mundo les ofrece un balance del proceso, y de los retos y las perspectivas del país centroamericano de regresar al organismo del que fue suspendido a raíz del golpe de Estado del 28 de junio de 2009.

¿Cuál es el problema?

¿Cuáles son los plazos?

¿Cómo seguirá el proceso?

¿Cuáles son los puntos en discordia?

¿Qué tanto ha avanzado Honduras?

¿Cuál es el problema?

Honduras sigue formalmente suspendida de la Organización de Estados Americanos en virtud de la resolución AG/RES.1 (XXXVII-E/09) del 16 de julio de 2009, con la que el organismo respondió a la destitución forzosa del presidente Manuel Zelaya.

Image caption La destitución forzosa de Manuel Zelaya motivó la suspensión de Honduras de la OEA.

Dicha resolución también invitaba a los Estados miembros de la OEA a "revisar sus relaciones con la República de Honduras" mientras no se restaurara la democracia y el estado de derecho en el país.

Esto se tradujo en la ruptura o congelamiento de relaciones diplomáticas con el gobierno interino presidido por Roberto Micheletti por parte de todos los integrantes de la organización.

Pero a raíz de la llegada al poder de Porfirio Lobo, tras unos comicios celebrados en noviembre del año pasado, varios países empezaron a normalizar relaciones y a presionar para que el país centroamericano reuperara su silla en la OEA.

Participe: ¿Es hora de que Honduras regrese a la OEA?

Según lo establecido por el artículo 22 de la Carta Democrática de las Américas, este reintegro requiere de la aprobación de por lo menos dos tercios de los Estados miembros. Lo que en las actuales circunstancias equivale a 22 votos.

Y el canciller hondureño Mario Canahuatti ha dicho públicamente que su país cuenta con el apoyo de al menos 24 de los 33 países que actualmente integran la Asamblea General de la OEA, que es la instancia llamada a tomar la decisión.

Pero al tratarse de un tema tan delicado, parece poco probable que el organismo esté dispuesto a forzar una votación.

Además, la Asamblea General aún tiene que conocer las recomendaciones de la Comisión de Alto Nivel que ordenó conformar para obtener mayores elementos de juicio.

Volver arriba

¿No pasó ya la fecha fijada por la propia OEA?

"La Comisión de Alto Nivel presentará, a más tardar el 30 de julio de 2010, sus recomendaciones a la Asamblea General", dice textualmente la resolución del 8 de junio que ordenó su conformación.

Image caption La Comisión fue creada por mandato de la Asamblea General.

"Pero es a la Asamblea y no ante la Asamblea", le explicó a BBC Mundo la directora de prensa de la OEA, Patricia Esquenazi.

Según Esquenazi, eso significa que la fecha debía entenderse como indicativa del plazo dentro del que debía concluir su trabajo la Comisión y no como una fecha para una posible convocatoria de la Asamblea General.

Ni, mucho menos, para la toma de una decisión definitiva sobre el caso hondureño.

Volver arriba

¿Y ahora qué sigue?

Formalmente, la Comisión presentó sus recomendaciones a la Asamblea General al entregarle en informe a la presidencia del Consejo Permanente, que es la instancia integrada por los diferentes embajadores acreditados ante la OEA.

Y la mejor fecha para convocar a la Asamblea será decidida por el Consejo, que actualmente coordina Ecuador.

Image caption El Secretario General de la OEA hizo entrega del informe al Consejo.

Según los estatutos de la organización hemisférica, este tipo de sesiones extraordinarias requieren además de la aprobación de dos tercios de los miembros de la organización.

Y todo parece indicar que los países quieren tener algo más de tiempo para familiarizarse con los hallazgos y recomendaciones de la comisión y, sobre todo, para intentar acercar posiciones alrededor de un tema que sigue generando polémica.

El propio presidente de Honduras reconoció que el proceso podría tomar tiempo, hasta que "se logre bajar un poco la oposición".

"Hay países, sobretodo de Sur América, que ponen diferentes énfasis en el tema hondureño. Eso es lo que está dificultando un acuerdo", le dijo también a BBC Mundo el presidente del Parlamento Centroamericano, Parlacen, Jacinto Suárez.

"No está lista la OEA. Hay que esperar", indicó el parlamentario.

Volver arriba

¿Cuáles son los puntos en discordia?

En las palabras del presidente de Brasil, Luiz Inacio "Lula" da Silva, el reto es evitar que "el golpe del 28 de junio de 2009 en Honduras sirva de incentivo a nuevas aventuras antidemocráticas".

Algunos, como el profesor de Relaciones Internacionales de la Universidad Americana de Managua, Félix Maradiaga, consideran que ese peligro despareció toda vez que el gobierno golpista cedió su lugar a nuevas autoridades, electas mediante el voto popular.

"Honduras encontró la forma de retomar el cauce democrático a través de elecciones libres y democráticas", dijo Maradiaga.

"Y la OEA ha tenido una tradición de hacer de las elecciones libres y democráticas un mecanismo para el fortalecimiento de los regímenes democráticos en la región", afirmó.

No todos, sin embargo, consideran a las elecciones como una condición suficiente.

"Hay diferentes ópticas. Eso es lo que ha mantenido entrampada la discusión", le explicó a BBC Mundo el presidente del Parlamento Centroamericano, Jacinto Suárez.

Suárez destaca, entre las condiciones que reclaman quienes se oponen a la inmediata reincorporación de Honduras a la OEA, la necesidad de superar "el estado represivo que se dio después del golpe de estado".

Y a las preocupaciones por la situación de los Derechos Humanos de los opositores al golpe, se suman además exigencias para un retorno seguro del presidente depuesto, Manuel Zelaya, al país.

Otras voces también han reclamado castigo para los involucrados en la destitución forzosa del mandatario.

Y, a nivel local, el Frente Nacional de Resistencia Popular insiste que el restablecimiento de la institucionalidad política hondureña pasa por la convocatoria a una asamblea constituyente.

Volver arriba

¿Qué tanto ha avanzado Honduras?

Eso es, precisamente, lo que la Comisión de Alto Nivel de la OEA estaba llamada a determinar.

Y en declaraciones a los medios de su país, el canciller hondureño Mario Canahuatti dijo confiar en que las conclusiones serían mayoritariamente positivas.

Por lo pronto, un adelanto del informe también fue compartido, en privado, por el Secretario General de la OEA con los presidentes de los países miembros del Sistema de Integración Centroamericana, SICA, el 20 de julio pasado.

Y aunque los detalles de la presentación aún no han trascendido, luego de la reunión los mandatarios participantes aprobaron el reintegro de Honduras al SICA e hicieron un llamado para su pronta readmisión por parte de la OEA.

Sin embargo, las palabras del presidente de El Salvador, Mauricio Funes, también sugieren que no todo es color de rosa.

"Estamos conscientes que falta caminar. La situación no está del todo normalizada. Pero nosotros somos de la opinión que Honduras dentro del SICA puede caminar más rápidamente que fuera", dijo Funes al final de la reunión en la que actuó de anfitrión (a la que no asistió Nicaragua).

Y está por verse si los miembros de la OEA piensan de la misma manera.

Un tema particularmente crítico sigue siendo el de los derechos humanos. El mismo día que la Comisión hizo llegar su informe al Consejo Permanente un comunicado de la ONG Human Rights Watch destacó que, a seis meses de la toma de posesión de Lobo, se habían producido "avances muy limitados en Honduras para abordar las graves violaciones de derechos humanos cometidas desde el golpe de estado de 2009".

Y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, adscrita a la OEA, también ha sido igual de crítica.

Lea también: CIDH denuncia más abusos

Mientras, el futuro de Zelaya -sobre el que todavía penden varias órdenes judiciales- tampoco está completamente resuelto. Y las posibilidades de castigar a los responsables de la destitución forzosa del ex mandatario parecen poco probables en un país en el que influyentes sectores aún se refieren a los sucesos del 28 de junio como una "sucesión constitucional".

¿Y la constituyente? ""Esa es una cuestión interna de los hondureños", advierte el presidente del Parlacen.

Volver arriba

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.