Cubano en Chile: "No sé si la izquierda me admitiría"

El canciller chile, Alfredo Moreno, José Ubaldo Izquierdo y su familia. (Foto: Cancillería chilena)
Image caption El periodista afirmó que pretende establecerse definitivamente en Chile.

El disidente excarcelado cubano José Ubaldo Izquierdo llegó el miércoles a Chile proveniente de España y agradeció la disposición del presidente Sebastián Piñera para recibirlo, afirmando que quizás en otro gobierno su asilo no habría sido posible.

Izquierdo es uno de los 52 disidentes que el gobierno cubano accedió a liberar en julio pasado, de un total de 75 detenidos en 2003. Fue condenado a 16 años de prisión por apoyar el llamado Proyecto Varela, referéndum a favor de mayores libertades cívicas en la isla.

En entrevista con BBC Mundo, el periodista afirmó que pretende establecerse definitivamente en Chile, gracias a la positiva respuesta de las autoridades actuales frente a las gestiones realizadas por el senador Patricio Walker, de la opositora Democracia Cristiana.

"Si la Concertación hubiera estado en el poder ahora hubiese venido igual, si me hubieran abierto las puertas", comentó, aunque puso en duda que este hecho pudiera haberse concretado con una gestión distinta a la del conservador Sebastián Piñera.

"No sé hasta qué punto la izquierda me admitiría aquí. No puedo hablar por (Michelle) Bachelet ni por Eduardo Frei si hubiera ganado las elecciones, pero lo único que puedo decir es que Sebastián Piñera, ese gran hombre, abrió su corazón y las puertas de Chile a nosotros y aquí estamos", destacó.

José Ubaldo Izquierdo llegó a Santiago junto a su esposa, Yamilka Morejón Morfa, tres de sus hijos, sus suegros y un sobrino, al contrario de otros disidentes presos que partieron hacia España tras las gestiones realizadas en Cuba por el canciller de ese país, Miguel Ángel Moratinos.

Mejores posibilidades

Mientras trata de acostumbrarse al frío del invierno en Santiago, Izquierdo explica que aceptó el ofrecimiento porque "Chile es un país latinoamericano y acá tengo mejores posibilidades".

"Me han dado todas las opciones de tener una vivienda, trabajo, educación para los muchachos y salud. También hay mucha libertad, democracia y respeto a los derechos humanos", expresó.

Image caption El disidente excarcelado señaló que intentará adaptarse a su nueva realidad.

El disidente excarcelado señaló que durante agosto intentará adaptarse a su nueva realidad, para empezar a trabajar en septiembre.

Tiene una oferta desde la municipalidad de Maipú -comuna en donde está ubicada la casa que le asignó el gobierno y ya baraja la opción de plasmar su experiencia en un libro.

"Quiero hacer algo sobre mi vivencia en las prisiones cubanas, un libro, y ver si puedo hacer algunos cursos de periodismo a futuro para poder hacer una carrera. Trabajar mucho por mi bienestar personal y familiar y también trabajar mucho por la libertad de Cuba", indicó.

Más cubanos

Cuando lo recibió en el aeropuerto internacional de Santiago, el canciller Alfredo Moreno tuvo palabras de acogida para el periodista cubano, prometiéndole en Chile "un lugar para progresar en paz, con oportunidades para sus hijos y con libertad para caminar en el sentido que ustedes decidan hacerlo".

Image caption El canciller Alfredo Moreno tuvo palabras de acogida para el periodista cubano.

A su vez, el senador Patricio Walker le remarcó a BBC Mundo la importancia de brindarle un espacio a "una persona después de siete años y medio de estar en condiciones infrahumanas en las cárceles cubanas, por el solo hecho de pensar distinto".

En el gobierno y en las filas de la Democracia Cristiana se mostraron satisfechos por el buen término de las gestiones para la llegada de Izquierdo, mientras el propio cubano afirma que hay otros compatriotas que quieren seguir sus pasos y establecerse en Chile.

"Hay otros dos que todavía no han sido liberados y han expresado su decisión de viajar acá con la familia, y hay un tercero que no lo ha dicho todavía pero está analizando la posibilidad", señaló, en referencia a los casos de Miguel Galván Gutiérrez, Alfredo Felipe Fuentes y Raúl Valle.

José Ubaldo Izquierdo y su familia quedaron acogidos bajo un programa de asistencia para los inmigrantes, que les asegura una casa y una ayuda económica mensual de unos US$800 por un año.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.