Población brasileña levanta un muro en la frontera con Paraguay

Bocacalles de acceso a Pedro Juan Caballero
Image caption La obra está siendo construida en varias bocacalles de acceso a la población paraguaya. Foto gentileza del diario ABC Color.

La construcción de "barreras" en la franja conocida como "tierra de nadie", que separa las ciudades fronterizas de Pedro Juan Caballero (Paraguay) y Ponta Porá (Brasil), causó malestar en Paraguay.

La prensa paraguaya denunció que la obra, situada en el límite de ambas ciudades ubicadas a unos 550 kilómetros al norte de Asunción, comenzó a construirse en Ponta Porá, en varias bocacalles de acceso a Pedro Juan Caballero, supuestamente para impedir que los brasileños crucen a comprar en los comercios paraguayos.

La denuncia, realizada oficialmente al gobierno paraguayo por los comerciantes, daba cuenta que las construcciones, cubiertas por vallados dificultando el tráfico de vehículos y el intercambio de productos, tendrían una extensión de 3.000 metros.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Paraguay, a través del viceministro de Relaciones Económicas e Integración, Manuel María Cáceres, convocó y se entrevistó con el embajador de Brasil en Asunción, Eduardo Dos Santos, con el fin de averiguar los motivos de la "restricción de circulación en una ciudad fronteriza".

Dos Santos explicó posteriormente a la prensa que las obras "son para el mantenimiento de un tramo vial y no una barrera para restringir el ingreso a Paraguay"; no obstante, la cancillería paraguaya también pidió a su consulado en Ponta Porá y a su embajada en Brasilia más detalles sobre el tema.

Envió, asimismo, una delegación encabezada por el presidente de la Comisión Nacional Demarcadora de Límites, Enrique Jara Ocampos, que se reunió con las autoridades locales y regionales de Paraguay, y el cónsul en Ponta Porá, Luis Sosa.

Especial: Los muros que no han caído

Centro comercial

Image caption La cancillería paraguaya pidió a su embajada en Brasilia más detalles sobre el tema.

Según el diario de Asunción Última Hora, la obra habría sido solicitada por la Asociación Comercial de Ponta Porá y el motivo principal sería la poca venta en los comercios brasileños, frente al auge que viene experimentando Pedro Juan Caballero desde inicios de este año

El corresponsal del matutino asunceño ABC Color en la zona, Cándido Figueredo, también informó que "dentro del territorio paraguayo se habían puesto cadenas e incluso cerraron el paso con un vallado de cemento en horas de la madrugada, ante el asombro de los vendedores paraguayos, quienes derribaron los cordones".

De acuerdo a la percepción del periodista, las obras pondrían en peligro la construcción de un centro comercial del lado paraguayo que demandará una inversión de unos US$3,5 millones.

Investigaciones

Las obras de la barrera fueron paralizadas a partir del martes.

"Ni en la prefeitura (alcaldía) de Ponta Porá ni en la gobernación del estado de Mato Grosso do Sul, al que pertenece la ciudad fronteriza brasileña, conocen quiénes pudieron levantar la construcción del vallado por lo que estamos un poco confundidos", le dijo a BBC Mundo el cónsul paraguayo en Ponta Porá, Luis Sosa.

Sosa, que participó de las reuniones realizadas por la delegación de la cancillería paraguaya, aseguró que "se ha llegado a un acuerdo para destruir todas las vallas. No hay ruptura de relaciones, no hay enojos y todo está bien encaminado".

El funcionario de la cancillería paraguaya manifestó que del lado brasileño las investigaciones están a cargo de la Policía Civil y Militar. "No sabemos quiénes son los responsables de este mal entendido pero, aparentemente, la instrucción es detener a quienes están haciendo los trabajos en forma clandestina".

Un proyecto anterior

Image caption La barrera serviría para impedir que los brasileños compren en Paraguay. Foto gentileza del diario ABC Color.

La construcción de barreras por parte de Brasil en la frontera con Paraguay no es una historia nueva pues algo parecido había ocurrido en el este del país en abril de 2007.

En esa ocasión la Receita Federal (Aduana) de Foz do Iguazú, frontera con Ciudad del Este, a unos 360 kilómetros de Asunción, anunció la construcción de un muro en la frontera para tratar de frenar el contrabando y la inmigración ilegal.

El proyecto establecía que la valla de separación discurriera por debajo del puente que une las riberas de ambos países sobre el río Paraná, que recibe el nombre de Puente de la Amistad.

El anuncio produjo una ola de indignación en Paraguay y aquel proyecto, que fue bautizado por la prensa como "el muro de la vergüenza", no se construyó.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.