Colombia: las FARC insisten en hablar en Unasur

Guerrilleron de las FARC.
Image caption Las FARC son la guerrilla activa más antigua de América Latina.

La guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) golpeada duramente en los últimos años por las fuerzas militares de su país, volvió a pedir espacio ante la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) para explicar por qué lleva más de cuatro décadas alzada en armas.

La petición, contenida en una carta a los presidentes de Unasur, divulgada por la agencia Anncol, un portal de internet, fue, sin embargo, recibida con escepticismo por el gobierno colombiano y generó opiniones divididas entre analistas consultados por BBC Mundo.

"Señores presidentes: cuando lo estimen oportuno estamos dispuestos a exponer en una asamblea de Unasur nuestra visión sobre el conflicto colombiano", indica la carta, fechada en las montañas de Colombia.

En esa misiva, las FARC –que hoy tienen unos 8.000 hombres y mujeres en armas– reiteran que están interesadas en buscar una salida política al conflicto. El último proceso de paz con ese grupo, que se desarrolló durante el gobierno de Andrés Pastrana, terminó abruptamente en 2002 y generó mucha frustración en la opinión pública por su falta de resultados.

El ex ministro Camilo González Posso, director del instituto para el desarrollo y la paz (Indepaz), le dice a BBC Mundo que la carta es muy similar a la que las FARC le habían enviado a Unasur en septiembre de 2009.

González considera que el pedido de las FARC a Unasur "es inviable" y hace parte de "una jugada política" que coincide con el inicio del gobierno de Juan Manuel Santos en Colombia.

Reacción del gobierno

El vicepresidente colombiano, Angelino Garzón, quien este lunes se reintegró a sus labores luego de ser sometido a una cirugía de corazón, insistió en que las FARC deben dar muestras de paz si quieren una salida política.

"El gobierno colombiano lo que le exige a la guerrilla es que ponga en libertad a los secuestrados sin condiciones, que cese la actividad del secuestro y de las minas antipersona y que cesen la actividad de reclutamiento de niños, que es una expresión moderna de esclavismo, además que sea capaz de decirle al pueblo colombiano que la violencia no tiene sentido", expresó Garzón.

González, por su parte, agrega que las FARC "saben que su propuesta no tiene futuro, porque ningún gobierno va a pasar por encima de la diplomacia, ni les va a dar estatus de beligerancia, pero envían la carta porque quieren sonar en los titulares de los medios".

"Que las FARC pidan hoy un espacio como Unasur para explicar por qué están en la guerra y qué es lo que proponen es un despropósito", añade el experto.

"Cambio de actitud"

Image caption El ex ministro Camilo González Posso considera "inviable" la propuesta de las FARC.

En cambio, Carlos Salgado, de la organización Planeta Paz, le dice a BBC Mundo que "hay un cambio de actitud de la guerrilla".

"Así las FARC sepan que Unasur no es el espacio para hablar, parecerían estar diciendo que están interesadas en una solución negociada", declara Salgado a BBC Mundo.

Otro analista, Carlos Lozano, director del semanario comunista Voz, estima que lo mejor que podrían hacer las FARC para derrotar el escepticismo que hay en Colombia frente a una salida negociada es "acompañar su solicitud de algunos gestos".

"Se necesita generar confianza y no va ser fácil persuadir a la gente de que hay cabida para un diálogo. Además, pese a que el gobierno dice que no ha botado al mar las llaves del diálogo, está priorizando la guerra, que fue la política que heredó del presidente Uribe", le dice Lozano a BBC Mundo.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.