Nicaragua: polémica por bono venezolano de US$25 a funcionarios

Daniel Ortega, el jueves, durante un discurso en Managua.
Image caption La polémica por el bono venezolano a los funcionarios se produce cuando se acercan las elecciones de 2011.

La gestión de una ayuda mensual procedente de Venezuela de US$25 a los funcionarios nicaragüenses causó polémica en el país centroamericano.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) planteó a Nicaragua su inquietud por la capacidad de Nicaragua de mantener ese pago, que asciende a US$23,2 millones, ante una eventual retirada de la ayuda venezolana.

La oposición criticó al gobierno por sus contradictorias declaraciones sobre cómo restituiría ese pago, al mismo tiempo que cuestionó la necesidad de ese incentivo porque es gestionado fuera del presupuesto con el riesgo de generar inflación, lo que el gobierno niega.

La incertidumbre sobre la sostenibilidad del bono, que beneficia desde junio a unos 130.000 empleados públicos de bajo ingreso, se produce cuando se acercan las elecciones presidenciales de 2011.

Lea: Arnoldo Alemán, de nuevo candidato a la presidencia

Fuera del presupuesto

El asesor económico de la presidencia, Bayardo Arce, explicó que como la cooperación venezolana se maneja fuera del presupuesto, el FMI dio el visto bueno para que el gobierno tenga en las reservas del Banco Central un fondo equivalente al bono, por si fuera necesario.

"Tenemos plena seguridad, porque así nos lo han dicho (las autoridades venezolanas), de que vamos a contar con ese fondo el próximo año para mantener el bono", sostuvo el funcionario.

Arce aclaró que el gobierno no emplearía parte de un excedente de recaudación fiscal, como había anunciado con anterioridad el presidente, Daniel Ortega.

"Falta de transparencia"

El jefe de información del diario nicaragüense La Prensa, Douglas Carcache, opina que el presidente Ortega busca su reelección a toda costa sin tener en cuenta las normas.

"Se necesita el visto bueno del Banco Central, un organismo autónomo, para hacer uso de las reservas, pero es una constante que el gobierno viole las leyes para conseguir sus objetivos", le dijo el periodista nicaragüense a BBC Mundo.

"El próximo año hay elecciones y Ortega quiere reelegirse. Para ello necesita mantener el bono porque con él compra los votos de estos empleados que ganan poco más del salario mínimo", agregó.

Carcache y otros analistas críticos del gobierno y de su cercanía al grupo del Alba, patrocinado por Venezuela, censuran "la falta de transparencia" que caracteriza la ayuda que Nicaragua recibe de Caracas.

"De 2007 a 2009, Venezuela ha dado US$1.089 millones en concepto de cooperación, según el Banco Central de Nicaragua", señaló Carcache. "Pero, el presidente Daniel Ortega ha usado de forma discrecional ese dinero y no aparece en el presupuesto de la República".

Este periodista cree que la polémica en torno al bono a los funcionarios revela que Managua ha perdido confianza en la procedencia del subsidio venezolano por "los problemas políticos del presidente venezolano Hugo Chávez", que en septiembre afronta elecciones parlamentarias.

BBC Mundo intentó contactar a la cancillería venezolana pero no fue posible obtener una respuesta.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.