Chile: surgen los primeros reclamos en la mina

Mensaje de alivio a los mineros
Image caption Se teme por el estado de ánimo de los mineros y sus familias.

Ya superaron el mes de encierro a 700 metros de profundidad en un yacimiento del norte de Chile, y los 33 mineros atrapados han empezado a mostrar señales de descontento, al igual que sus familiares.

El sábado, Víctor Zamora no quiso hablar mediante video conferencia con sus cercanos, ya que sólo había un minuto para la comunicación.

Sí usó ese tiempo para reprocharle a su esposa que no le había escrito, pero Jéssica Cortés le explicó que lo había hecho y que la falta de correspondencia era culpa de la lentitud en el envío mediante los dispositivos llamados "palomas".

"Eran 20 segundos y no quiso conversar con nosotros porque era muy poco tiempo, y ellos quieren saber de nosotros y con esto no pueden. Pero el domingo hablamos y tuvimos una conversación más amplia, él se ve más animoso, con mucha más fuerza", relató a BBC Mundo la esposa de Zamora.

Lea el diario de los familiares

Paso del tiempo

El problema para los familiares es que sienten que el paso del tiempo está empezando a afectar más a los mineros, según lo que han podido observar mediante los diálogos o las cartas.

"Hay muchas cosas. Él no me ha dicho, pero sé que los ánimos están más caldeados, me parece que es algo así", sostuvo Jéssica Cortés.

Ana Salazar, madre de Richard Vega, estuvo el fin de semana en el campamento Esperanza en las afueras de la mina San José, ubicada en las cercanías de Copiapó, unos 800 kilómetros al norte de Santiago.

Lo que pudo observar en las conversaciones con su hijo es que el encierro que se prolonga desde el 5 de agosto está haciendo sentir sus efectos, por más que la emergencia inicial ya se superó.

"Los encuentro con el ánimo medio alterado, ya llevan un mes encerrados y eso los tiene un poco inquietos, pero no quieren ellos traspasar su incomodidad", dijo Salazar a BBC Mundo.

Ánimo cambiante

La sensación es que con el correr de los días el estado de ánimo va cambiando tanto al interior como afuera de la mina, aunque también hay avances que se destacan como la comunicación cara a cara durante 5 minutos del reciente domingo.

"Lo bueno es que ellos nos vieron a nosotros y nosotros a ellos", remarcó María Segovia, hermana del minero Darío, aunque el panorama venidero tiene inquietos a los familiares porque saben que a lo menos tendrán que esperar hasta noviembre para el rescate de sus cercanos.

Image caption Los mineros pudieron ver este miércoles un partido amistoso de la selección chilena.

"La gente igual se pone un poco tensa. Con la espera una se siente alterada también, y con impotencia al ver que no se puede hacer nada más rápido", expresó Segovia, cuya familia ha permanecido ininterrumpidamente en el campamento desde el día del derrumbe.

Y pese a los momentos difíciles que se vivieron el fin de semana ante el retraso en la entrega de la correspondencia, el equipo de psicólogos que trabaja en la mina San José estima que esta molestia es normal en una situación como la que se está viviendo.

Signos de salud

"Son puros signos de salud, en la medida que cuando uno va mejorando su estado general empieza a tener exigencias de mayor nivel", dijo a BBC Mundo Alberto Iturra, jefe del equipo de la Asociación Chilena de Seguridad (ACHS) a cargo del operativo psicológico.

El profesional sostuvo que la expresión de los estados anímicos de los obreros es valiosa para el trabajo a largo plazo que se está haciendo.

"Cuando hay un grupo sano van pasando etapas, y cada conflicto que se genere es una oportunidad para conseguir soluciones más satisfactorias. Nos mejora el piso de negociación para todo lo que venga después", explicó, para agregar que "la próxima semana puede ser un poco más oscura porque viene el cansancio".

Los expertos llegaron a un acuerdo con los familiares para revisar el contenido de las cartas sólo cuando las familias lo soliciten, y la consecuencia principal de estos episodios fue que la comunicación se va a dar una vez a la semana y para fechas especiales como los cumpleaños.

"Al final salió muy bien, bien organizado, y estuvo lleno de emociones positivas", destacó Iturra.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.