Mineros chilenos podrán fumar

Los 33 mineros atrapados en una mina chilena desde hace más de un mes ahora tienen permiso para fumar.

Image caption Los mineros ahora podrán fumar.

En un principio las autoridades sanitarias se habían negado a atender sus pedidos de tabaco, pero este sábado permitieron la entrega de paquetes de cigarrillos tras una determinación de que había mejorado la ventilación del lugar donde se encuentran.

"Se envió, de manera controlada, un número determinado de cigarrillos, se le envía a una persona que hace la distribución y no debiera haber dificultades. Son dos cajetillas al día", dijo a la prensa la Intendenta de Atacama, Ximena Matas, según la agencia AFP.

"No le vamos a dar una cajetilla de cigarros a cada uno, sino que cierta cantidad razonable. Ellos son personas responsables y creemos que la dosis que les entreguemos la van a administrar muy bien", explicó el médico Jorge Díaz, miembro del equipo de socorristas.

La autoridades señalaron que la decisión servirá para calmar la ansiedad de varios mineros fumadores, y fue tomada en contra de las recomendaciones de expertos de la NASA que recientemente visitaron la mina.

De acuerdo con el corresponsal de la BBC en Chile Gideon Long, el equipo de la NASA pasó dos días en la mina San José hablando con médicos, psicólogos y nutricionistas, que se enfrentan a la delicada tarea de ayudar a los mineros.

Hasta ahora, los mineros habían solucionado su ansiedad por la falta de tabaco con chicles o parches de nicotina.

Lea el diario de los familiares

Alcohol

Los mineros también han estado solicitando alcohol, pero las autoridades hasta el momento se niegan a suministrarlo a través de las "palomas" o tubos de metal por los cuales se les envía alimentos y artículos para su subsistencia.

Los mineros permanecen atrapados desde el 5 de agosto a 700 metros de profundidad en el yacimiento San José, ubicado 800 km al norte de Santiago, en medio del desierto de Atacama.

Los ingenieros actualmente trabajan en dos perforaciones para tratar de sacar a los mineros.

Se estima que el rescate tomará al menos dos meses.

Cada taladro ha logrado penetrar alrededor de unos 260 metros, pero las averías de estos últimos días han retrasado sus labores. Una de las máquinas perforadoras ya volvió a funcionar, pero los ingenieros temen que no podrán reparar a la segunda máquina.

Una tercera máquina está siendo preparada para taladrar otro ducto, pero el inicio de la perforación podría demorarse unos 10 días.

El derrumbe del 5 de agosto bloqueó el acceso de la mina ubicada en las cercanías de Copiapó, unos 800 kilómetros al norte de Santiago, y los 33 obreros no pudieron salir debido a que el ducto que tenía que servir como vía de escape no contaba con las escaleras necesarias.

Este hecho obligó a las autoridades a desplegar uno de los máximos operativos de la historia del país, que costará "varios millones de dólares", según el ministro de Minería, Laurence Golborne.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.